Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:55 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

¿Qué pueden celebrar los cubanos un año después del restablecimiento de relaciones?

Para el ciudadano cubano, el 20 de julio es una fecha casi desconocida. Este martes, en los barrios habaneros, nadie parecía recordar que estábamos en vísperas del primer aniversario de la reapertura de embajadas en La Habana y Washington.

"Los cubanos nos acordamos más del 17 de diciembre del año 2014. Creo que los anuncios del restablecimiento por ambos dirigentes (Barack Obama y Raúl Castro) tuvieron más impacto que la propia formalidad de reabrir las embajadas", opinó Reynaldo Falcón, trabajador del sector privado en Altahabana.

"Cambios, realmente, casi ninguno. La prensa todavía mantiene el mismo lenguaje hostil al referirse a las relaciones con Estados Unidos. Los beneficios que debían producirse al retomar las relaciones diplomáticas ambos países no han llegado todavía al pueblo cubano", agregó.

Lázaro Ferrer, exprofesor de Física y actual "botero", consideró que "apenas se ha notado la diferencia entre embajada y oficina de intereses porque ese 'diálogo bilateral fluido' no se traduce en avances políticos ni económicos reales" en la Isla.

"El pueblo cubano sigue sufriendo una crisis económica y social que no se alivió con la normalización del servicio postal, los convenios en las telecomunicaciones y el turismo, ni la entrada de cruceros. Quizás quienes deban celebrar este primer cumpleaños sean las Fuerzas Armadas, porque los humildes de siempre no vemos el cambio".

Para Susette Calero, escritora y productora audiovisual, "el 20 de julio no tendrá significado en el calendario ciudadano cubano mientras sigan las restricciones políticas dentro de Cuba".

"La crisis migratoria es un indicador de que haber reinstaurado formalidades diplomáticas no implicó cambio alguno en la situación de Cuba. Frente al actual desplome económico, a pesar de que Raúl Castro prometió que no afectará al pueblo, se continúa culpando al 'bloqueo económico norteamericano'. La Administración de Barack Obama ofreció durante este año propuestas concretas, dio pasos, pero el Partido ha ido en retroceso. ¿Qué motivos tenemos entonces los cubanos de a pie para recordar o celebrar un aniversario que en casi nada nos beneficia?".

Obama nos visitó… y qué

Además de la visita de Barack Obama, el concierto de los Rolling Stones, el desfile de Chanel y el rodaje de escenas para la octava película de la saga Rápido y furioso se cuentan entre los "acontecimientos históricos" que hicieron pensar a muchos cubanos en el advenimiento de cambios reales.

"Pero a excepción de la visita del mandatario americano, los demás fueron acontecimientos culturales para la diversión y la recreación. Pan y circo", destacó Julián, presidente de un CDR en la barriada El Canal.

"La gente quiere celebrar algo de verdad, quiere celebrar un cambio, quiere celebrar la vida. Eso lo demostraron estos sucesos donde el pueblo fue a participar en masa y sin obligación. Este pueblo ya no quiere celebrar ni el 1 de mayo ni el 26 de julio ni el 28 de septiembre, así que dudo que quiera celebrar el primer aniversario de una restauración que ha resultado en nada para ellos".

Maritza, profesora de escuela primaria con 20 años de experiencia, expresó que "no obstante a que fueron eventos importantes, habría que pensar si considerarlos como parte de la reapertura de relaciones entre nuestras dos naciones".

"El concierto de los Rolling Stones no se permitió trasmitirlo en vivo. El desfile de Chanel fue muy restringido para la gente. El dinero recibido por las filmaciones de Rápido y furioso nadie sabe su destino final. Más allá de que estos eventos en sí mismos, ni siquiera consolidaron el prometido 'contacto pueblo a pueblo', ¿habría que interpretar que los cambios para Cuba, a partir del restablecimiento de la relaciones con Estados Unidos, estarán sujetos solo a hechos culturales?".

"Creo que los muchachones que lograron irse del país en los contenedores de Rápido y furioso fueron los únicos beneficiados en todo este año de haber abierto las embajadas", dijo Alejandro Noa, agente de seguridad en un hotel.

"Mira, Obama nos visitó y qué. Que Raúl no haya ido a recibirlo al aeropuerto fue un indicio de que ese restablecimiento de relaciones no es recíproco. Tocaron los Rolling, desfiló Chanel, nos tiramos fotos con Vin Diesel y con las Kardashian… ¿esos son cambios para celebrar o recordar?", cuestionó.

"Creer eso es hacerle el juego a lo que dijeron en el Congreso y estar a favor de otro Período Especial que nos toca a la puerta. Personalmente, no creo que ningún cubano de a pie tenga razones para recordar que un año atrás se abrieron las embajadas de Cuba y de Estados Unidos".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Pamela,,claro que no tienen nada que celebrar,,USA ha mentido y seguira mintiendo.La Revolucion continua.

Imagen de Anónimo

Plutarco en cueros" y usted pongase un supositorio,,la envidia te mata,la ignorancia se supera,,la estupidez,,NO.

Imagen de Anónimo

Obama dejo bien claro que la solucion de Cuba, los cambios de Cuba estan en los cubanos. Esos viejos, Los Castros, Ramiro, Machado y comparsa nunca van a hacer un cambio que los pueda debilitar, ellos tienen sobrados ejemplos de que cada vez que un sistema totalitario abre un poquito una puerta el tiron viene atras y se abre completa. So, ellos van a darle algunas ventajas a los perros que tienen (lease batallones de respuesta rapida, seguridad, etc, ) para que den los golpes que ellos no se atreven a dar. A ellos no les falta nada, y como desgraciadamente han reducido casi a cero las aspiraciones de los cubanos de prosperar, pues dandole una moto al de la seguridad y algo de comida, este a su vez permitiendo que el chivaton y el abusador pueda hacer sus negocios turbios sin q le pase nada, mantienen al pueblo bajo control, por eso digo, y se que es muy facil decirlo desde aqui, si no hay 100 maleconazos a todo lo largo y ancho del pais, pero esta vez bien organizado, bajo la direccion de alguien, olvidemos,  le quedaran 100 años mas desgraciadamente. Repito, ellos jamas van hacer nada que los pueda debilitar, jamas aceptarian que despues de viejos alguien venga a decirles lo que se deberia haber hecho y los encarcelen a todos.

Imagen de Plutarco Cuero

Cuando Obibemba KeNoVas entregue la Casa Blanca, se va a Cuba a gastarse su fortuna en obras filantropicas ... como dice el cura, ponganse ungüento de marañon en el culo ...

Imagen de padre Ignacio

Lo unico celebrable es que los mulatos de intramuros ya saben que EU no va a mover un dedo para librarlos de la dictadura bujarronica de los Castro, asi que aprieten el culo y delen a los pedales.

Imagen de Anónimo

Y si en noviembre gana Trump, -qué Dios no lo quiera- tendrán menos que celebrar.Anónimo 18:00: Se ve que no es cubano. Este olmo después de 57 años sigue tan estéril como cuando generó cierta esperanza. No le parece que después de más de medio siglo de ser improductivo, es hora de cortarlo, porque las peras, jamás vendrán de él. 

Imagen de Anónimo

Pero qué exageración. De verdad creen que es posible que algo que lleva más de 50 años en el poder cambie en un año? No pidan peras al olmo...

Imagen de Pamela Landy

Simple y llanamente: los cubanos no pueden celebrar absolutamente NADA.Salu2, Pam Landy

Imagen de Anónimo

Al menos yo no me hice ninguna ilusión de mejora para Cuba con el nuevo matrimonio mal llevado, que es con Obama, no con EU, desde el inicio se mostró como un Show político. Un año después, Cuba, el cubano de a pie, está más jodido.