Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
10:15 CET.
CRISIS MIGRATORIA

Ecuador concluye la deportación de cubanos con un último grupo de 47 emigrantes

Un total de 121 ciudadanos cubanos han sido deportado en tres vuelos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), desde el sábado pasado hasta la tarde del 13 de julio del 2016, cuando fue devuelto el último grupo de 47 personas.

El miércoles finalizó el proceso de deportación que dirigió el Ministerio del Interior en contra de 151 emigrantes que no habrían tenido sus documentos migratorios para permanecer en el Ecuador, informó el diario El Comercio.

De ese grupo, 29 personas fueron liberadas por haber contado con sus papeles o porque tenían familiares en el país. Arita, de 29 años, es una de las personas que recuperó su libertad, pero su esposo Lázaro fue deportado la tarde del miércoles.

"Me quedé sola. No sé si lo volveré a ver porque yo a Cuba no vuelvo", cuenta la joven, quien asegura estar embarazada de dos meses.

Ella estuvo privada de la libertad durante cinco días. Su esposo fue deportado en un vuelo Boeing 737 de la FAE, que salió con 47 cubanos, a las 15:40 horas, desde el aeropuerto de Latacunga rumbo a La Habana.

El tercer grupo se encontraba privado de la libertad desde el miércoles 6 de julio, cuando la Policía realizó un operativo al campamento que habían improvisado, en el Parque del Arbolito, en el centro-norte de Quito.

Los cubanos fueron deportados después de que el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha negara el habeas corpus a 46 ciudadanos y concediera la liberación de un emigrante.

El Ministerio del Interior señaló en un comunicado de prensa que durante las deportaciones se protegieron "los derechos humanos". Los abogados de los emigrantes han expresado lo contrario y anunciaron que llevarán el caso a instancias internacionales.

Uno de los abogados defensores, Francisco Hurtado, dijo a la agencia norteamericana AP que "no fue una deportación, fue una expulsión colectiva después de una serie de situaciones irregulares como un habeas corpus negado, no les dieron un plazo para apelación y sin acatar la orden de libertad de un juez de contravenciones".

Precisó que del grupo inicial capturado mientras estaban en el campamento 122 fueron expulsados y 29 liberados.

Añadió que "la situación no quedará allí porque el estado es responsable por esta expulsión colectiva y las violaciones al debido proceso", en alusión a presuntas acciones a nivel internacional.

En una audiencia que se prolongó hasta la madrugada, la justicia negó un recurso de habeas corpus, mientras un grupo de cubanos residentes en Ecuador hacían vigilia, tanto frente al tribunal de justicia como al sitio de retención, para exigir que no se produjeran las deportaciones y que sus compatriotas fueran liberados.

El Gobierno cubano en un comunicado había dicho que la deportación anterior "se realizó con total apego a lo establecido en la legislación de ambos países y en las normas internacionales vigentes para este tipo de situación, con el objetivo fundamental de garantizar un flujo migratorio ordenado, regular y seguro".

Las deportaciones se llevaron a cabo a pesar de que Ecuador defiende la ciudadanía universal y la libre movilidad de las personas, y la promueve con orgullo en foros internacionales.

La acción judicial de migración se cumplió luego de tres semanas de protestas del grupo de cubanos que acamparon cerca de la embajada de México para pedir que ese país adelantara una operación especial para llevarlos al norte, tal como lo hiciera México cuando, junto con Costa Rica y Panamá, creó un corredor humanitario y trasladó a cubanos para permitirles seguir camino a Estados Unidos.

Desde la llegada al poder del presidente Rafael Correa miles de cubanos llegaron a Ecuador, muchos de ellos con la intención de viajar a Estados Unidos, cumpliendo una peligrosa travesía por tierra a través de Colombia y Centroamérica.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Como el propio Correa no respeta sus leyes, ahora los ingleses deberían meter a su policía en la embajada ecuatoriana en Londres, sacar a Assange y mandarlo en vuelo directo para Suecia. Correa bebería una taza de su propio caldo.

Imagen de Anónimo

Anónimos 14:35 y 12:49, ¿por qué se lanza de ese modo tan desconsiderado contra personas (sus compatriotas además) débiles e infelices a las que las han privado de su derecho a uno juicio justo en Ecuador, país al que le quedan algunas estructuras democráticas todavía que no tiene Cuba? ¿qué daño le han hecho a usted para desearle tanto mal a ese grupo de infelices? sí, infelices, porque eso es lo que son, ¿o no los vio usted en el aeropuerto de La Habana? a mi me producen mucha pena y compasión. No entiendo como puede haber cubanos tan egoistas y malas personas como para desearle mal a alguien y mandarles a hacer lo que usted de seguro nunca haría tampoco en Cuba, dominada por una dictadura cruel y sin escrúpulos.

Imagen de Anónimo

Ahora hace falta que hagan lo mismo que en Ecuador y se postren ante el Consejo de Estado y protagonicen una protesta épica y declaren a los medios del por qué de sus demandas...  

Imagen de Juan

Dos personas, dos ciudadanos de un país han convertido ese país en una negación del mismo....yo a Cuba no regreso....eso es lo que dicen sus ciudadanos y si por casualidad regresan de visita enseguida que terminan de respirar el lugar de su natalicio quieren abandonar ese lugar. Una isla maldecida por dos ciudadanos de apellido Castro.

Imagen de Anónimo

El punto legal es que estan ilegalmente en Ecuador. Que vayan a protestar a Cuba, Que vayan a la Embajada de los EEUU y formen el chanchullo dentro de ella, que en fin de cuentas ya demostraron en Ecuador que son guapitos.

Imagen de Anónimo

Se impone desde luego la actuación coordinada de los abogados de la defensa de estas personas conjuntamente con las organizaciones más serias de derechos humanos en el mundo y con el colegio de abogados cubanos en el exilio de Miami (si fuera posible), para que esas personas regresen a Ecuador y la justicia se manifieste allí, puesto que han iniciado un procedimiento para quedarse en ese país y hay que esperar un fallo de esos tribunales ecuatorianos como corresponde desde el punto de vista legal y de acuerdo a la Declaración Universal de Derechos Humanos (ONU, 1948)..