Viernes, 15 de Diciembre de 2017
17:12 CET.
CRISIS MIGRATORIA

Human Rights Watch, preocupada por las deportaciones de cubanos ejecutadas por Ecuador

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) expresó su "profunda preocupación" por las deportaciones de cubanos que ejecutó Ecuador el fin de semana, ante "las denuncias recibidas sobre violaciones al debido proceso", informó el diario El Universo.

Datos oficiales hablan de 151 emigrantes que, desde el 7 de julio pasado, se enfrentaron a audiencias en la Unidad de Contravenciones para definir su situación.

El Ministerio del Interior confirmó que, a las 06:00 del sábado, 20 hombres y 9 mujeres "que no justificaron de manera legal su permanencia en el Ecuador" fueron enviados a La Habana. Y que la medida se hizo "respetando el debido proceso, los derechos humanos y confirmando su perfecto estado de salud".

Sin embargo, HRW recordó al Gobierno que tiene la "obligación jurídica de cumplir con los principios básicos del debido proceso y la independencia judicial en revisión de todos los casos migratorios, especialmente en los casos en los que hayan solicitado refugio".

Citó que los jueces resolvieron deportar a las 29 personas, incluyendo dichos casos, y a pesar de que existía una solicitud de Habeas Corpus, y que "las decisiones judiciales se elevan luego a consulta con el ministro del Interior".

Juan Pablo Albán, abogado de 15 detenidos, insistió en que habría "desaparecidos". Según sus datos, 52 cubanos estarían en la Unidad de Flagrancia y 43 en el Centro de Detención Migratoria en el Hotel Carrión, esperando la notificación de libertad o deportación. Y "todavía hay 23 personas de las que sacaron (el sábado), que no sabemos qué pasó con ellas. Se ha determinado que no estarían entre las 29 que fueron deportadas".

Declaró que 18 personas habrían obtenido su libertad, pero seguían detenidas.

En Twitter se cuestionó que el Gobierno de Ecuador promueva en las Naciones Unidas la "ciudadanía universal", establecida en la Constitución, y no se pronuncie sobre este suceso.

La activista Silvia Buendía escribió: "Hace 15 días @GuillaumeLong dijo en Ginebra 'creemos en una ciudadanía universal que promueva la libre movilidad de todos en el planeta'".

Movilizados y en una tensa espera

Según informó por su parte el diario local La Hora, grupos de cubanos el domingo mantenían vigilias en los exteriores de la Unidad de Flagrancia y en el Carrión, ante la posibilidad de que se produzcan más deportaciones como la que se cumplió la madrugada del sábado.

Álex Valle, otro abogado de los detenidos, declaró inconstitucional que los emigrantes llevaran ya cinco días retenidos.

"Se ha querido decir que este es un caso especial, de una detención administrativa, que no es un delito flagrante y eso es mucho peor. Si no es un delito flagrante y permanecen detenidos por más de 24 horas por un tema de carácter administrativo, como es la deportación, es claramente violatorio al tema de la Constitución, lo que acarreará a futuro responsabilidades civiles y penales para ciertas autoridades", dijo.

Uno de los cubanos que se mantenía en los exteriores del Hotel Carrión y que prefirió mantener en reserva su nombre, dijo al diario que no se sabía, a ciencia cierta, qué sucederá con sus compatriotas.

"Esperemos que la gente y las autoridades se sensibilicen y no sean deportados. Nosotros vamos a permanecer aquí hasta que sean puestos en libertad", dijo.

"Tenemos temor de que se los lleven sin esperar respuesta de las sentencias que se están dando y sin esperar la audiencia de Habeas Corpus", manifestó otro emigrante, quien considera que si no se produjeron más deportaciones entre la noche del sábado y la madrugada de ayer, fue porque se mantuvieron en vigilia permanente acompañados por defensores de Derechos Humanos y de la prensa.

Hasta el momento las autoridades no han proporcionado nombres de los deportados hacia la Isla la madrugada del sábado.

Formaban parte de un centenar de emigrantes que protestaban desde el mes de junio en las inmediaciones de la embajada mexicana y en varios parques en Quito clamando por una visa humanitaria para llegar a Estados Unidos, hasta que fueron detenidos por la policía para constatar su situación migratoria.

En diciembre pasado, el Gobierno de Rafael Correa volvió a imponer el requisito de visa de turista por 90 días a los cubanos, que había eliminado en 2008, para desestimular una alta migración irregular —a menudo sometida a mafias de tráfico de personas— desde territorio ecuatoriano hacia Estados Unidos.

En el periodo sin visa, a Ecuador ingresaron unos 50.000 cubanos, de los cuales un 30% no estaba regularizado.

Cubanos en Ecuador: 'Fuimos maltratados con perros, le dieron golpes a mujeres y niños'

Más de 140 cubanos detenidos aguardan decisión sobre su deportación a la Isla.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Una visión acertada sobre el tema:https://patriademarti.com/articulos-y-ensayos/708-si-son-refugiados-poli...

Imagen de Anónimo

No me digas !!!!!!

Imagen de Anónimo

En consecuencia debe intervenir la OEA y el alto comisionado de la ONU para los refugiados para impedir este abuso. Human Rights Watch debe también ayudar a estas personas deportadas y aconsejarlas para que una vez en Cuba, puedan solicitar visa por otro país, tomando en cuenta que han sido devueltos a Cuba por no someterse al gobierno de Cuba en territorio de un país títere de Cuba, como Ecuador. Elemento que constituye un factor importante para solicitar la salida de Cuba por razones políticas, ya que van a ser perseguidos, espiados y no les dejarán vivir ni trabajar, a menos que se conviertan en chivatos. Creo que se impone entrevistar a estas personas y presionar a Ecuador; al mismo tiempo, deben recurrir judicialmente la orden de expulsión y en ese sentido WRW podría asesorarlos y ponerles un abogado que les defienda (allí no creo que haya muchos dispuestos, ni de oficio a ayudarlos) porque ya saben lo qué les espera con el gobierno ecuatoriano, que va camino de transformarse en otra dictadura comunista.