Domingo, 17 de Diciembre de 2017
12:16 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

Jóvenes cubanoamericanos viajan a la Isla para reencontrarse con sus orígenes

Los abuelos de Miranda Hernández perdieron todo cuando huyeron de Cuba en la década de 1960. Mientras ella crecía, su imagen de la Isla era de una "Corea del Norte con playas bonitas", dijo.

Pero cuando cuatro jóvenes cubanoamericanos iniciaron un programa para enviar a gente de su edad a conocer la Isla de su origen, Hernández se inscribió.

El viernes, después de una semana en La Habana con visitas a emprendedores, artistas y familiares que no conocía, la estudiante de 20 años de la Universidad de California en Berkeley regresó a casa con una serie de impresiones que sin duda perturbarán a mucha gente de la generación de sus abuelos, reporta AP.

"Lo primero que diré es que, francamente, no es tan malo", dijo el jueves por la tarde durante una visita al apartamento en La Habana donde vivía su madre cuando era niña. "Mucha gente ve a Cuba como un lugar terrible donde la gente no es feliz, pero no es así".

La aceleración del proceso de normalización de las relaciones bilaterales entre Washington y La Habana flexibiliza las actitudes. Ante el restablecimiento de los lazos diplomáticos y comerciales, los hijos y nietos de exiliados viajan a Cuba en número creciente, en muchos casos como parte de programas creados para apoyar la reconciliación familiar y la normalización política.

Uno de los emprendimientos más notables es CubaOne, el programa con el que Hernández viajó a Cuba. Inspirado en Birthright Israel, un programa que ha enviado a medio millón de jóvenes judíos a Israel desde 1999, CubaOne aspira a enviar tres grupos de cubanoamericanos a la Isla para febrero. Sus fundadores invirtieron casi 100.000 dólares de fondos propios en el naciente programa, y esperan que en el futuro recaudarán fondos de donantes particulares, así como de las aerolíneas, empresas hoteleras y otros negocios que buscan establecerse en Cuba.

"Hay una nueva comunidad y una nueva cultura en Miami", dijo el fundador de CubaOne, Daniel Jiménez, un directivo de 34 años en la financiera Ernst & Young. "Estar aquí y escuchar lo que dicen 11 millones de cubanos en lugar de la prensa en Miami es una experiencia que todo joven cubanoestadounidense debería conocer".

Con nueve personas de edad promedio de 25 años, el grupo inaugural de CubaOne incluyó artistas, empresarios y escritores de todo Estados Unidos, muchos de ellos con familias radicadas en el sur de la Florida.

Viajaron a la región tabacalera de Pinar del Río y luego pasaron seis días en La Habana, donde visitaron a pequeños empresarios y artistas independientes y se alojaron en pequeñas pensiones privadas.

"Los jóvenes cubanoestadounidenses amamos a Cuba, pero lo expresamos de manera distinta que nuestros padres", dijo Giancarlo Sopo, uno de los fundadores de CubaOne e hijo de un veterano de las fuerzas respaldadas por Estados Unidos que realizaron la invasión de Bahía de Cochinos. "Para nosotros, amar a Cuba significa ir allá para aprender sobre nuestra cultura, conocer a la familia y relacionarnos con la gente".

Al menos cuatro de los jóvenes se reunieron con familiares a los que no conocían, entre ellos Hernández. Pasó dos días con su tío abuelo Jesús Cervello Ruiz, de 78 años, el patriarca de los cinco miembros de la familia que permanecen en Cuba. Otros 15 parientes viven en Estados Unidos.

Junto con su hija Caridad y sus nietos gemelos de 16 años, Ruiz llevó a Hernández al hospital donde nació su sobrina, que es la madre de ella, y el apartamento donde vivió cuando era joven.

A Hernández, republicana como sus padres, las interacciones con sus parientes y otros cubanos le brindaron un panorama tridimensional del país del cual solo había escuchado la versión de una de las partes.

"Ninguno ha regresado sino yo", dijo. "La gente aquí es feliz, no necesita un montón de cosas materiales para ser verdaderamente feliz".

Ruiz, mecánico retirado de una fábrica estatal, pasó toda la excursión haciendo bromas amables a su sobrina nieta y los periodistas y participantes del programa que la acompañaban.

Pero al final, en la puerta del apartamento donde vivía su hermana antes de la Revolución, sus ojos se llenaron de lágrimas al sentir el dolor de décadas de separación de su familia.

"Yo he estado aguantando, pero desde que entré aquí estaba emocionado, porque me trae recuerdos", dijo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

padre ignacio 5 de julio de 2016 - 04.00 CEST: Mientras en tu Miami otros cubanos hacen lo suyo...Cuba Sí.- Los participantes de la caravana de carros comenzarán a reunirse a partir de las 10:30 de la mañana del próximo sábado 9 de julio en el parqueo del Youth Fair, cuya entrada está en el semáforo de Coral Way y la Avenida 112 del Southwest.

Imagen de Anónimo

Que lindas y buenas personas los cubanos de aqui y de halla.y ese señor Cancio que benefactor, si un Hombre como mi amigo (Q.E.P.D.) Don Rolando Masferrer,lo conociera ya lo habria enviado junto a los angeles,donde se merece estar por su bondad-2

Imagen de Anónimo

Querida Miranda, es verdad, de momento y esperemos por muchos años los cubanos de la Isla son felices con demasiado poco. La procesión va por bien adentro y eso no lo qutará ni Obama ni los Castros. Esta en los genes y se es positivo a la fuerza y como mecanismo natural para sobrevivir. Cuba no es Corea del Norte, afortunadamente, pero si te da por pensar diferente y lo expones, manifiestas,  te conviertes en un "héroe"... pues tu vida acaba y tus proyectos se esfuman al hacerte "visible", ya en este punto los cubanos que pasan por esa amarga experiencia se parecen a cualquier amargo recuerdo incluida las viviencias de nuestra hermana en desgracia Corea del Norte. Hace no muchos días  se informó que  el bioquímico e investigador del "Oncológico"(INOR), Oscar Antonio Casanella Saint-Blamcard y el Genetista Ariel Ruiz Urquiola, doctor en Ciencias Biológicas fueron expulsados de sus respectivos trabajos, el delito: ser incómodos para el sistema. Habrá que preguntarle u observar en ellos como marcha esa apreciación de felicidad cuando les han tratado como auténticos insectos, casi peor aún y no es exagerado: terroristas...!!!. Asi van las cosas de la felicidad de los cubanos. Felicidades por tu experiencia Miranda y éxitos con las nuevas por venir.

Imagen de Anónimo

Uniiversity of California at Bekeley is all I need to know about these young "cubanamericans."  Una de las mas "zurda" instituciones en los EEUU.

Imagen de Anónimo

¿Cuando ha donado Hugo Cancio un centavo a una obra caritativa? Los fondos de CubaOne son de un tal Daniel Jiménez según el New York Times. Es un ejecutivo de la firma prestigiosa Earnst & Young como lo dice artícmulo por lo tanto no le debe ser ninguna inconveniencia financiar esta iniciativa. Ahí pagan bien. 

Imagen de Anónimo

Se ve que no viven en cuba que romantico es ver las cosas cuando se esta de paseoEs como disfrutar del coliseo de roma donde antes los leones se comian a los cristianos La diferencia es que en cuba todavia estan los leones y se esconden para que la visita no los vea UV

Imagen de Anónimo

Hace unas semanas cené con una amiga que, como esta niña, se fue a Cuba. Romántica, encantada por los cantos de sirenas, las películas zurdas de Hollywood y la propaganda, se fue a Cuba con un grupo de estudiantes. Me contó que siempre le presentaban a alguien y ese alguien le hablaba, aún, de los "5 Héroes", etc. No la dejaban sola. Un día, que sí lo estuvo, descubrió que al lado del asiento de la sala donde estaba, había un micrófono. Consciente ya, se percató que los micrófonos y las cámaras estaban en todas partes. Esto pasó hace unos pocos meses. Esto hace que me acuerde también de los "exiliados" chilenos del Presidente Allende que fueron a dar a Cuba. Pues bien, poco a poco la dejaron atrás y terminaron en Francia. Moraleja. Esta niña tontona que se vaya a vivir a Cuba, como un cubano más, a Moa, a un sitio lejano, no a La Habana, sin dólares, sin entrada a Internet, sin poder entrar o salir cuando le salga de sus ovarios. Y vamos a ver qué me dice en un año. Es una estúpida. Yo salí hace décadas de aquel infierno. Y no volví jamás.

Imagen de Anónimo

Confundir al pueblo cubano con sus gobernantes es un disparate. Aplaudo a estos jovenes. Me parece MUY bien que vayan a Cuba a conocer sus familaires, raices culturales y ver la realidad de nuestro pueblo. El que critique o cuestione el itinerario de este grupo obviamente no lee ya que fue publicado en la web hace algunas por medios estadoudinenses. Fue totalemnte inofensivo. Se quedaron en casas de familias cubanas, visitaron cuenta-propistas y artistas jovenes, y caminaron por barrios como Regla y Centro Habana que no frecuentan turistas. Ademas, suponiendo que el itinerario no fuera asi, ¿que tiene de malo pasarla bien en Cuba? Los cubanos, con toda la miseria y los problemas que tiene el pais y las torpezas del estado cubano, tienden ser alegres. Felicito y apoyo a estos jovenes!!!

Imagen de Anónimo

La pregunta es, por qué no fuerón antes? Nada, que estos dicen "olvidar y perdonar" es muy cierto, pero como se va a olvidar y perdonar un mal que aún se está viviendo? Como se puede olividar que todos los dias los derechos de once millones de habitantes están siendo violados por una dictadura que ahora le ha dado por vender el país a los millonarios extranjeros, no a este grupúsculo de cubanos americanos muertos de hambre que solo sirven de propraganda para Hugo Cancio, Lopez-Levy y Herrero

Imagen de Anónimo

Oye CubaOne es una organización financianda por Hugo Cancio, que intenta dar la imagén de Birthright Israel al estilo cubano. En que los jovenes cubanoamericanos viajen a Cuba a ver lo rico y sabroso que es su país, como hacen los judios de todo el mundo al viajar a Israel.  Busquen en internet el itinerario, estos jovenes no conocierón Cuba, ni a su familia. Fuerón a hacer propaganda, y encontrarse con ese invisible pero muy mencionado grupo de jovenes cuentapropistas cubanos.