Lunes, 11 de Diciembre de 2017
19:42 CET.
Turismo

El peso del mercado nacional en el sector turístico crece, según un funcionario del Gobierno

Archivado en

El peso del mercado turístico nacional dentro de la cartera de ingresos del sector ha crecido hasta niveles que nadie hubiera podido augurar, reconoce Abdiel Suárez Herrera, un funcionario del Ministerio de Turismo en declaraciones al periódico español El Confidencial.

Si bien La Habana evita brindar mayor publicidad a las cifras sobre el tema, datos revelados por instituciones del Gobierno ubican a los clientes nacionales como uno de los grupos más numerosos entre los que vacacionan en la Isla, solo superado por grandes emisores históricos como Canadá y Alemania.

"Pero lo más importante no es eso, sino que su presencia en nuestra red hotelera se concentra sobre todo en los meses estivales, precisamente la etapa del año en la que antes afrontábamos una disminución notable de los niveles de ocupación", explica Suárez Herrera.

"Antes había un boom de noviembre a marzo o abril, pero el resto del tiempo los hoteles quedaban medio vacíos y algunos hasta tenían que cerrar. Eso terminó gracias a los cubanos —de aquí y de afuera— que prefieren descansar entre junio y septiembre", cuenta Misladys Horta, una arrendataria en divisas residente en la playa de Santa Lucía.

Las casas de renta fueron por mucho tiempo una de las opciones más socorridas por los cubanos para acceder a balnearios que de otra forma les estaban vedados. Su amplio número las sigue confirmando como una opción atractiva para no pocos clientes, pues según acota Misladys, "hay mucha demanda sin cubrir". Su juicio es compartido por cadenas como Iberostar, la cual desde hace algunos meses lanzó una gran campaña orientada a los clientes nacionales.

A juicio de Alexei Torres Velázquez, ejecutivo de Marketing de esa empresa española en Cuba, se trata de "una apuesta por un gran mercado que tiene todavía mucho por crecer, tanto en el ámbito hotelero como el del entretenimiento". Su objetivo es "estar ahí para acompañarlo".

Durante los últimos cinco años los turistas cubanos han representado —como promedio— entre un 5 y un 10% de todo el mercado del sector en la Isla, con niveles de consumo que en muchos casos superan a los de los propios visitantes extranjeros.

El empresariado norteamericano considera a la industria del ocio como uno de sus principales objetivos de inversión en el escenario local. La apertura este martes del primer hotel regentado por una cadena de Estados Unidos en la Isla desde 1959, así lo ilustra. "Estamos muy contentos por esta oportunidad que se abre para la colaboración entre ambas naciones", apuntó un portavoz de la cadena Starwood Hotels & Resorts Worwilde, que asumió la instalación de cinco estrellas en la lujosa barriada habanera de Miramar y tan pronto como finales de agosto pudiera tener bajo su control el emblemático Hotel Inglaterra, junto al Parque Central de La Habana.

"Es una realidad que llegó para quedarse, y digo más, afianzarse", piensa Dania Cuesta, una turoperadora vinculada a varias agencias europeas. En 2014 formó parte de la primera experiencia de viajes de cubanos a Europa, conducida por la estatal corporación Havanatur y las italianas Blue Panorama y Blue Vacations. Aquellos paquetes incluían recorridos por diferentes ciudades de Italia y naciones como Holanda y Francia, a un precio de hasta 3.000 euros por persona. Y tuvieron demanda. "Nadie sabe las potencialidades reales de la demanda nacional", asegura. "Es un contexto muy cambiante que tiene su mejor muestra ahora mismo en los balnearios de todo el país. Es difícil imaginar lo que sucederá en un par de años".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Como dicen estos descarados esbirros que crece el mercado, crecen las remesas, el turismo se ha disparado y los cubanos cada día más jodidos y en la miseria.