Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Negocios

Starwood comienza a operar el Four Points by Sheraton mano a mano con las Fuerzas Armadas

El Four Points by Sheraton de La Habana, primer hotel administrado por una cadena estadounidense en Cuba en más de 50 años, comenzó a operar el martes bajo la gestión de la cadena Starwood en asociación con el Grupo de Turismo Gaviota, de las Fuerzas Armadas cubanas.

Tras una ceremonia para oficializar el cambio de nombre, el hasta ahora Hotel Quinta Avenida, ubicado en Miramar, se convirtió en la primera concreción del contrato firmado entre la empresa estadounidense y el Gobierno cubano para operar dos hoteles en La Habana.

El acuerdo fue anunciado en la víspera de la visita del presidente estadounidense, Barack Obama, en marzo pasado.

Según fuentes de la cadena, citadas por EFE, desde este martes los clientes pueden reservar online en la web oficial del hotel.

De forma paralela, Starwood realizará remodelaciones en el edificio, acordes con la visión y los estándares del servicio de Four Points by Sheraton, una división de la cadena dedicada principalmente al turismo de negocios.

El hotel será equipado con nuevas camas, sábanas y otros artículos. Durante las últimas semanas, el personal cubano de 180 miembros recibió un entrenamiento por parte de un equipo de entre 15 y 20 administradores de Starwood en otros países, y estará supervisado de manera permanente por unos cinco administradores de Starwood, bajo los términos del contrato, reportó la AP.

Los responsables de Starwood señalaron que invierten millones de dólares en la rehabilitación del hotel, pero declinaron brindar una cifra más específica.

Quienes visitan Cuba a menudo se quejan de la baja calidad de la infraestructura y el servicio en los hoteles administrados por el Gobierno. Las opiniones en línea sobre el antiguo Quinta Avenida son una muestra de los retos que enfrenta Starwood.

Aunque intercalados con algunos elogios, los comentarios van desde "pasillos con alfombras sucias llenas de polvo y olor a humedad" hasta "los grillos y cucarachas en algunas partes del hotel", que demuestran que los empleados "no limpiaron mucho".

Un representante de Gaviota rechazó hacer comentarios al respecto el martes, pero Pablo Casal, el gerente general del hotel, dijo que está complacido con la calidad del personal.

"Yo he encontrado muy buen servicio... Lo que encontramos es una predisposición a entender lo que nosotros esperamos de hecho y aplicarlo", afirmó. "Estamos trabajando muy duro, sobre todo en el servicio que esperan nuestros huéspedes".

En medio de un auge del turismo a Cuba, el hotel está operando a un 80% de su capacidad. Casal dijo que esperan completar la renovación antes de que finalice el año. Entre tanto, las reservaciones incluirán una nota de que el hotel está en remodelación.

El permitir que una corporación estadounidense de alto perfil trabaje mano a mano con un grupo como Gaviota, en manos del ejército cubano, demuestra la voluntad de los Gobiernos de Obama y Raúl Castro para desarrollar tantos vínculos económicos como sea posible antes de que Obama deje el cargo, dijo Robert Muse, un experto en derecho estadounidense sobre Cuba, quien radica en Washington, reportó la AP.

"Sin duda va más allá y más rápido de lo que cualquiera había contemplado", afirmó Muse. "El Gobierno cubano demostró que puede lidiar de manera rápida y decisiva con el sector del hospedaje en Estados Unidos. No hay razones para que no puedan hacerlo una y otra vez".

La presencia de Starwood beneficiará a la normalización en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, al brindar a los visitantes estadounidenses un lugar seguro y bien administrado para hospedarse, dijo Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado. Comentó también que, al contribuir al sector turístico de Cuba, se incrementarán los intercambios interpersonales entre los estadounidenses y los cubanos.

Toner afirmó que Estados Unidos espera un "incremento constante" en negocios estadounidenses similares, lo que ayudará a desarrollar los conocimientos profesionales en la Isla, dijo.

Antes de que finalice el año, Starwood también asumirá la gestión mixta del Hotel Inglaterra, de la hotelera Gran Caribe, ubicado en una posición privilegiada de La Habana Vieja, el cual pasará a pertenecer a "La Colección de Lujo" de la cadena estadounidense.

El grupo hotelero norteamericano anunció en marzo que esperaba cerrar un trato además con Habaguanex, empresa que opera en el centro histórico capitalino, para incluir también en su "Colección de Lujo" al Hotel Santa Isabel, un vistoso palacete colonial situado frente a la Bahía de La Habana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Espero que mejore la calidad porque el hotel tenia cucarachas cuando fui y el desayuno incluido era incomible. Los comunistas no saber gestionar y si son comunistas militares menos. La inteligencia se mide en tares, asi sabemos que el IQ de los guardias no es muy alto.

Imagen de Anónimo

En todos los paises tras la cortina de hierro habia presencia de Sheraton y ello no evito la caida estrepitosa del comunismo. En aquellos tiempos al menos, habia entonces un capitalismo con etica. En los tiempos modernos, post-guerra fria, el Judio Marx tendria necesariamente que re-escribir su Teoria partiendo de que el Capitalismo se ha transformado en un Cronismo globalizado cuya presencia se hace sentir mas en aquellos paises en que la clase obrera carece de derechos y cuyos gobiernos totalitarios le garantizan al capital, la estabilidad social y ;a gobernabilidad por vias de la represion y con ello, la mano de obra esclava.

Imagen de Anónimo

Aquellos q tanto hablaban de los empresarios españoles ahora callan cdo los q hacen lo mismo son norteamericanos. Siempre lo dije, bussines are bussines, ahí les tienen, el capital no cree en ideologías, si les dejan, fluye por donde quiera y lo mismo se asocian con la derecha, la izquierda, los militares y lo q sea jejeje.

Imagen de padre Ignacio

Y con mano de obra esclava, los empleados son rehenes de la familia Castro y de la banda terrorista del MININT, que se quedan con la mayor parte de sus salarios. Que verguenza.

Imagen de Anónimo

En breve ese hotel tendrá micrófonos y cámaras hasta debajo de las alfombras. Los chinos están por comprar si ya no compraron la cadena Starwood. Así que ya saben a qué atenerse los que lo visiten.