Lunes, 11 de Diciembre de 2017
10:46 CET.
SOCIEDAD

El Gobierno vende cafeteras con tendencia a la explosión, se quejan consumidores

Unos 11.960 módulos de cocina (hornilla de inducción, cazuela, jarro, sartén y cafetera) fueron comercializados por el Gobierno en Pinar Río hace dos meses, vendidos como una solución de ahorro energético.

Cientos de consumidores que lo han comprado se han visto afectados por la explosión de la cafetera incluida en el paquete. Las cifras podrían ser superiores según admiten las propias entidades estatales encargadas de la venta y de archivar las quejas de los consumidores.

Al igual que muchos otros pinareños, Julia Lobo se decidió a finales del año pasado a adquirir un módulo de cocina de inducción, de los 24.000 que el Gobierno dispuso se comercializaran en la provincia el año pasado, con el propósito de promover el ahorro de electricidad.

En la prensa oficial los habían presentado, destacando el confort, la durabilidad y una eficiencia energética que podía superar en un 30 % a las hornillas de resistencia, y fue por esta última cualidad que Lobo se motivó a hacer la inversión, señala el diario estatal Granma.

"La compré sobre todo para ahorrar corriente", dice.

Siete meses después, sin embargo, el efecto de la nueva tecnología sigue siendo parcial para ella, debido a la rotura de la cafetera, incluida en el set de menaje.

"Desde el principio veía que no se acomodaba bien en el fondo. Me daba miedo hasta ponerla, pero me dije: tengo que usarla a ver si es idea que yo me hago", declara Lobo.

"Así lo hice varias veces, hasta que un día sentí la explosión. La parte de arriba cayó por un lado, y el fondo por otro. Mi hija fue enseguida y lo reportó, pero hasta ahora no hemos recibido respuesta", asegura al medio oficial.

Para hacer el café cada mañana, no le ha quedado otra alternativa que volver a echarle mano a la vieja hornilla de resistencia, que según los especialistas consume un 30 % más de electricidad.

Historias que se repiten

Al parecer son numerosos los consumidores que han experimentado el peligroso suceso. Aunque Granma no ofrece cifras aproximadas señala que no se trata de un caso aislado. A Elia Álvarez también le sucedió algo parecido, y a Yosleivis Páez, y a Yuliet Ovalle, y a Rosa María Iglesias...

Jorge Luis Machín, administrador del mercado artesanal industrial (MAI) Hermanos Cruz, reconoce que de todo el módulo (incluye además hornilla de inducción, cazuela, jarro y sartén), la cafetera "es lo que más problemas ha tenido".

Según Machín, a pesar de que en la propiedad se le especifica al cliente que la garantía solo cubre a la hornilla, a su unidad ha acudido mucha gente inconforme con la decisión.

Así también lo ha constatado María Victoria Morales, administradora del MAI El Incendio. "De lo único que se queja la población es de la cafetera".

El problema va más allá de que muchas no funcionen. Reinaldo Salgado Borges, director del Programa de Ahorro de Energía (PAE), en la estatal Empresa de Servicios Técnicos, Personales y del Hogar de Pinar del Río, advierte que la mayoría de las hornillas de inducción que se han recibido en sus talleres con el cristal partido (y por tanto inutilizables), "ha sido por culpa de la cafetera".

"Según hemos notado, primero se les abolla el fondo, y si la persona no se da cuenta y la sigue usando, lo larga completamente y rompe también la hornilla", confirma.

"Desde que se inició el servicio de posgarantía, a principios de año, hemos recibido 74 con el cristal dañado, en casi todos los casos motivado por la cafetera", apunta Salgado .

Por su parte, Fidel Rodríguez, administrador del taller que atiende la posgarantía en el municipio de Pinar del Río, afirma que también es alta la cifra de quienes acuden con las cafeteras averiadas.

"Como no tenemos manera de arreglarlas, no llevamos las estadísticas, pero sí le puedo decir que vienen con mucha frecuencia".

Asunto sin solución

Nelson Sánchez, director de productos no alimenticios en la empresa municipal de Comercio de la capital pinareña, reconoce que la cantidad de personas que refiere haber afrontado dificultades con la cafetera "es significativa, llamativa y preocupante".

"Desde la primera distribución, a finales del 2015 (hace alrededor de dos meses se realizó una segunda venta de 11.960 módulos), en la medida en que los clientes se iban dando cuenta de que tenían problema, se las fuimos cambiando, descompletando otros módulos", argumenta.

"Lo que sucede es que la venta es tan rápida que hay quienes llegan a su casa, ven que algo no funciona y cuando regresan al mercado, ya se acabaron", justifica.

"Ante esta realidad, y pensando en que este asunto tenga una solución, lo que hemos hecho es anotar el nombre y los datos de aquellos que acuden a nuestras unidades", señala Sánchez.

Por esa vía, hasta el momento han sido registrados cientos de casos, pero la cifra total pudiera ser muy superior, teniendo en cuenta que ante la falta de respuesta, algunos sitios han optado por no seguir alargando las listas.

"Aquí se dejó de anotar el personal, porque era una cantidad muy grande y no había solución para ellos", alega Juan Carlos Rodríguez, almacenero del MAI La Amistad.

"Nosotros también teníamos una lista que se detuvo. Ahora no le podría decir por dónde quedó, pero era larga", coincide José Alfonso Pando, almacenero del MAI Sensación, donde también se vendieron módulos.

Incluso hay quienes tras el susto de ver explotar su cafetera, ni siquiera han acudido a registrarse.

"Yo no me anoté ni quiero saber de ellas, porque cogí miedo de que me vayan a hacer daño o me puedan romper la hornilla", asevera Yosleivis Páez.

El reportaje del periódico estatal no ofrece datos sobre si se han registrado heridos producto de las explosiones de las cafeteras, que por las propias declaraciones recogidas son un número significativo.

Sánchez afirma que de manera sistemática se han emitido partes al Grupo Empresarial de Comercio, alertando sobre la situación, pero allí tampoco saben cómo enmendar el problema.

Armando Núñez, especialista principal de la entidad estatal, explica que Pinar del Río no es el único territorio donde esto sucede. “El resto de las provincias donde se han distribuido los módulos están igual que nosotros.

"Esto es algo que ya lo sabe nuestro Ministerio, y estamos esperando respuesta".

A más de siete meses de que su cafetera explotara dentro de la cocina, Julia Lobo también continúa aguardando una respuesta que no acaba de llegar, destaca Granma.

"Mi hija pasa a menudo por el mercado y le dicen que no hay reposición. Creo que es algo que debería analizarse y darles una solución a todas las personas que pagamos por esto, y no lo hemos podido usar", reclama Lobo.

Las cafeteras no figuran en la garantía, ni tampoco nadie alerta a los clientes que muchas de ellas tienen defectos, y hasta pueden ser peligrosas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Penindelsur

Esas cafeteras no son chinas, señores, son fabricadas en Cuba. El que exploten demuesfra la falta de tecnología, hasta en una cosa tan simple como fabricar ese tipo de cafeteras. ¿Ignora la empresa (estatal, por supuesto) que una buena válvula de seguridad impide este tipo de accidente? ¿Qué porquería de válvula de seguridad utilizan en las cafeteras? ¿Qué espesor de pared para evitar que la cafetera reviente como un globo? ¿Qué ensayos de resistencia a la presión han realizado antes de poner esas cafeteras-bomba en el mercado? ¿Saben lo que es un control de calidad?

Imagen de Anónimo

Cocinas de inducción y no tienen qué comer. Increíble!

Imagen de Anónimo

Eso es peligrosísimo. Así murió el pintor René Portocarrero, porque le reventó una cafetera y se quemó todo. Está chistoso eso de "tendencia a explotar"... Las bombas de dinamita tienen "tendencia" a explotar.

Imagen de Anónimo

Esa cafetera no tiene pinta de ser apta para placa de inducción. La batería que sirve para la inducción tiene que ser especial, para saber si es apta basta poner un imán en el fondo, si agarra entonces sirve de lo contrario puede haber muchos problemas, ya que el fondo se deforma con el uso. Esa gente allá con tal de sacarle al pueblo los pocos pesos que tienen le importa un c... que haya accidentes.

Imagen de Anónimo

Que la usen en la guarimba contra el regimen de Castro.Ay, no!!! Se me olvido que la luchita debe ser pacifica y no violenta.Sorry.

Imagen de Anónimo

Que bueno está eso!y ahora dicen que en el marco de las nuevas relaciones Cuba la YUMA LA van a empezar a comercializar, en Miami,y todas la comunidades de cubanos en la Florida, ya ustedes saben más trabajo para los servicios de emergencia 

Imagen de Anónimo

Cuanto diera porque se le explotara a Delia y le reventara la bolsa llena de caca al Coma-Andante (aunque seguro Evo viajaria desde Bolivia a toda carrera a limpiarsela; a no ser que Silvio se le adelante)

Imagen de Anónimo

Por eso yo siempre tome aguasuca y hasta hora a mis 33 años he tenido una larga infancia feliz. El Mongo

Imagen de elmedicodelmongo

el chicharazo es el culpable ,deberian poner en los paquetes el aviso de producto inflamable.

Imagen de Anónimo

Y el q tiene q explotar  no explota , el inventor de toda esas m..... El viejo cagalitrozo Antonio Bermúdez