Lunes, 11 de Diciembre de 2017
20:15 CET.
Gastronomía

Chefs españoles aconsejan a los cubanos estudiar sus raíces y acelerar el paso

Famosos chefs españoles como Paco Torreblanca y Susi Díaz visitan La Habana para intercambiar experiencias con cocineros cubanos y contribuir a impulsar la restauración en la Isla, una evolución que, a juicio de los invitados, tiene que empezar a crecer "desde dentro", reporta EFE.

Ambos cocineros participan en un seminario gastronómico internacional, inaugurado en la capital cubana bajo el auspicio del grupo empresarial español Excelencias y la Federación Culinaria de Cuba, y con un programa que incluye una clase magistral de Torreblanca este jueves.

Para el chef alicantino, considerado el mejor maestro repostero del mundo, esta tercera visita a Cuba significa "poner otro grano de arena" en la relación histórica entre la Isla y España, que espera pueda estrecharse "también mediante la cocina".

Cuba es un país de gente "muy emprendedora", que tiene un "potencial altísimo", pero que debe aprender a crecer a partir de lo que ya tiene, señala Torreblanca.

"El pueblo que pierde sus raíces pierde su identidad. Hay que preservar lo que se tiene y, a partir de ahí, se ve dónde llegar, pero con criterio y sentido común", añade.

Esta evolución, opina el repostero, tiene que ocurrir "sin miedo", con gran participación de los jóvenes y sin perder un solo minuto.

Inmerso ahora en un proyecto educativo en China —"un caldo de cultivo que también sería útil en Cuba"—, el repostero considera que ha habido una "evolución interesante" desde su primera visita hace 14 años a la Isla.

"Si analizamos lo que sucede en Cuba, lo que pasa es que tiene un potencial turístico increíble. ¿Qué le falta? Mano de obra y servicios especializados. Por lo tanto hay que correr, no hay que andar. Sobre todo cuando están llegando ya miles y miles de turistas, muchos más que en otras épocas", apunta.

En la Isla "hay que ponerse las pilas y dar un servicio de calidad" porque "Cuba necesita un turismo de primera y puede lograrlo con lo que tiene", añade Torreblanca.

En esto coincide también Susi Díaz, cocinera con una estrella Michelín y jurado de la versión española del exitoso show culinario Topchef, quien dijo a EFE que "el cocinero cubano lo primero que tiene que aprender son sus raíces".

"Yo quisiera que Cuba evolucionara desde sus propias raíces, para que realmente sea un sitio único en el mundo. La cuestión está en investigar lo que se hacía en los orígenes y retomarlo", subraya Díaz, que se ganó al público con una demostración práctica de como hacer "galletas" de mojito y cubalibre.

Lo principal para esta cocinera es la "imaginación", las "ganas de hacer", el "no ponerse límites" y ser creativos con el producto local, con el que "se pueden hacer maravillas".

"La primera vez que llegué aquí, hace doce años, todos cocinaban la langosta igual, y eso no puede pasar", insiste Díaz, quien cree haber visto un "cambio importante" desde su última visita.

"Francamente tienen tanto en que trabajar que les tengo envidia. Ahora veo al cubano con más ganas de trabajar, de evolucionar. Hace años vi un cubano conformista, relajado, tranquilo. Ahora no, te miran entusiasmados, con ganas. Eso es una Cuba que tiene mucho futuro, que no tiene fronteras", señala.

Degustaciones de menús y vinos, clases prácticas, conferencias y competencias se incluyen en el programa del evento, que cerrará el próximo viernes con un show del chef Valero Alises, nacido en Cuba, criado en España y radicado en Estados Unidos, ganador del prestigioso título de Iron Chef estadounidense en 2014.

Como parte del seminario, también se ha presentado la primera promoción en la Isla del programa educativo Jóvenes Talentos Culinarios (YOCUTA, por sus siglas en inglés), auspiciado por el gigante suizo Nestlé, en el que serán entrenados 20 futuros cocineros cubanos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Jajaja... Langosta??? Pero si el comunismo arrasó con toda la producción endogena de cuba y el pequeño mercado criollo que surtía variedad y calidad. Hoy en día son los mismos cuatro productos por todas partes. 

Imagen de Anónimo

¿Langosta? ¿Eso qué es? se preguntarán la mayoría de los cubanos. Quitando a los cagastro y camarilla no creo que la langosta sea un plato común en la mesa del obrero. Y pensar que cuando "los malos" en el mercado las vendían vivitas y coleando.

Imagen de Anónimo

"... Todos cocinaban la langosta igual..." Menuda observacion! Donde miro' la señora?Independientemente de que esten hablando a nivel turistico, hotelero y demas, es muy jodido hablar de langostas cuando el de a pie, que trabaja y gana una miseria, no el vago y delincuente, no tiene que comer.