Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Última actualización: 16:19 CET
Venezuela

El Gobierno reprime con gases lacrimógenos y balas de goma una manifestación liderada por Capriles

El líder opositor venezolano Henrique Capriles después de ser rociado con gas pimienta por la Policía Nacional Bolivariana. Caracas, 7 de junio de 2016. (AP)

El dirigente opositor Henrique Capriles fue reprimido el martes por guardias nacionales y policías que lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma cuando junto con otros políticos y cientos de manifestantes intentaban ingresar a la principal autopista de Caracas para marchar hacia la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), informa la AP.

Ante la acción de los cuerpos de seguridad, Capriles y sus seguidores se retiraron del lugar sin cumplir su objetivo de llegar al organismo para exigir a las autoridades electorales la validación de 1,8 millón de firmas que respaldan el referendo revocatorio del mandato de Nicolás Maduro, proceso que aseguran se ha retrasado más de un mes.

Horas antes, el dirigente y cientos de seguidores también habían sido rociados con gas pimienta por policías nacionales cuando trataron de avanzar por una avenida del oeste de la ciudad hacia la céntrica sede del Consejo.

"Nosotros vamos a seguir. Vamos a ir todas las veces hasta que el CNE entienda que tiene que respetar el artículo 72 de la Constitución", dijo Capriles a la prensa al referirse a las acciones de calle que están promoviendo los opositores.

Sin mencionar directamente a Capriles en su programa semanal de radio y televisión "En Contacto con Maduro", el mandatario expresó que la jornada de protesta del martes forma "parte de esa locura" de sus adversarios de imponer en el país una supuesta agenda de violencia.

"El 99% de los venezolanos todos los días apostamos a la prosperidad, a la paz... solo una minoría obsesionada, llena de intereses grupales, solo una minoría oligárquica, política, económica está permanentemente haciendo una agenda para la violencia", dijo el mandatario, quien mencionó choques violentos en momentos que en pantalla dividida se emitían imágenes de Capriles, quien con un ejemplar de la Constitución hablaba con agentes de seguridad que le impedían el paso.

Acto seguido Maduro pidió a los productores del programa que "no me vuelvan a poner esas imágenes, piensen un poquito qué ponen. En otros programas lo verán; aquí no", agregó.

Capriles cuestionó la decisión del Gobierno de enviar a las calles a cientos de policías nacionales y guardias nacionales, con equipos antimotines, para evitar el avance de la movilización, y dijo que éste es "un ejemplo del diálogo del Gobierno" en alusión a la iniciativa que impulsan los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, de España, Leonel Fernández, de República Dominicana, y Martín Torrijos, de Panamá, con el apoyo de la UNASUR para un eventual acercamiento entre el Gobierno y la oposición.

Los exmandatarios tuvieron entre el 27 y 28 mayo encuentros por separado con representantes del Gobierno y la oposición en República Dominicana. Medios locales informaron que Rodríguez Zapatero se reunió el 3 de junio nuevamente con opositores en la capital venezolana.

La Unión de Naciones Suramericanas exhortó el martes a los opositores a dar continuidad a las reuniones exploratorias para activar un gran diálogo nacional, luego de que la oposición no acudió a una reunión en República Dominicana que habían programado los expresidentes, a la que asistió la delegación del Gobierno.

La coalición Mesa de la Unidad Democrática planteó como exigencias para ir a un eventual diálogo la realización del referendo revocatorio este año y la liberación de más de 70 personas a las que considera presos políticos.

El secretario ejecutivo de la alianza, Jesús Torrealba, anunció, a la salida de una reunión en el CNE, que las autoridades electorales esperan informar el miércoles todo el dispositivo para la validación de las firmas. Torrealba indicó que, de acuerdo a informaciones aportadas por el organismo electoral, la oposición dispone de más de 1.300.000 firmas declaradas "válidas" para iniciar otra nueva fase del proceso, que implicará la recolección de más de cuatro millones de rúbricas para activar el referendo.

Las autoridades han descartado que el referendo contra Maduro pueda darse este año y acusan a la oposición de promover un complot para derrocar al Gobierno.

En mayo la coalición opositora intentó marchar hasta la sede del Consejo Nacional Electoral en dos oportunidades pero fue bloqueada por centenares de policías y guardias nacionales que utilizaron gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los manifestantes.

Las tensiones políticas tienden a incrementarse mientras aumentan los saqueos de comercios y protestas callejeras en rechazo a la desbordada inflación y la creciente escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

De acuerdo con los registros de la organización Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, durante mayo hubo en el país 52 saqueos y 36 intentos de saqueos de comercios, lo que representó un importante incremento en comparación con los registros de los cuatro meses anteriores.

Una mujer identificada como Jenny Elizabeth Ortiz Gómez, de 42 años, falleció a consecuencia de disparos de balas de goma. Recibió impactos en el rostro y la cabeza en medio de un disturbio registrado el domingo, durante un intento de saqueo en un centro comercial de la ciudad suroccidental de San Cristóbal, en el estado de Táchira.

La Fiscalía General anunció el martes la detención de un oficial jefe de la policía de Táchira por su presunta responsabilidad en la muerte de Ortiz Gómez. El policía fue imputado de los delitos de homicidio intencional y uso indebido de arma.