Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
02:18 CET.
Economía

Los negocios privados, con escaso acceso a los turistas del crucero Adonia

El tercer arribo del buque Adonia, de la compañía Carnival, a puerto habanero, evidenció el esfuerzo del Gobierno por limitar el contacto de los turistas que viajan en él con la población y los negocios privados locales.

Un cordón policial, desplegado en la terminal Sierra Maestra, fue la bienvenida para los pasajeros. El recorrido por La Habana, limitado y siempre en compañía de guías, incluyó las plazas principales del casco histórico, almuerzo dirigido en el bar-restaurante Floridita y visita al museo Ernest Hemingway, en Finca Vigía.

"Estamos viendo cómo se evapora la construcción de esos 'puentes' entre nuestros pueblos para generar más ingresos a los pequeños negocios cubanos, como dijo Obama en su discurso", afirmó Saúl Matos, conductor de un coco-taxi.

"La competencia es desigual porque las agencias de turismo son controladas por el Gobierno. La Policía nos prohíbe estacionarnos en los alrededores, a pesar de existir allí una zona de piquera que nos corresponde", añadió.

Maikel Pozo, barman del restaurante Don Lorenzo, relató que a finales de abril el gerente reunió a todos los trabajadores para avisarles "de que todo servicio tenía que ser impecable, incluyendo llevar los uniformes 'impolutos'". El motivo era la llegada del crucero Adonia en su primer viaje a la Isla, el 3 de mayo.

"Nos quedamos como la novia de Pacheco, vestida y sin ir al baile. Ni un solo americano se asomó por aquí, porque el recorrido ya estaba 'arreglado'", señaló Pozo.

"Cuando anunciaron que el Adonia entraría a puerto cada 15 días, lleno de americanos, creímos que los negocios iban a tener un despegue. El turismo americano es el más codiciado, y todos los negocios de esta zona estaban alistados para ofertar lo mejor. La realidad fue otra: ya todo estaba 'amarrado'", se quejó Cedeño, dueño de un Chevrolet descapotable que opera en el sector privado.

'Las relaciones correctas'

Uno de los pocos locales que ha podido beneficiarse de la llegada de los turistas del crucero es el restaurante Leyenda Habana, del Cerro, gracias a lo que su barman, Pedro Gordillo, llama "las relaciones correctas".

"En este giro hay que estar a la viva", dijo Gordillo. "Tenemos conectados a varios guías turísticos que cobran comisión por cada extranjero que nos traen. Cuando se anunciaron los viajes del Adonia a Cuba activamos a nuestros contactos. Nos traen entre seis y diez americanos, no son muchos, pero la cuenta da porque son generosos en la propina", explicó.

"Lo mismo hace mi primo en Dulce Habana (en el Vedado). Hasta donde sabemos, esto no representa ninguna ilegalidad sino que es parte de la competencia", concluyó.

Pero la suerte de estos locales dependería de viajeros que rechazan seguir el itinerario "dirigido" que les ofrecen los guías del MINTUR.

Trabajadores del bar-restaurante Patchanka, en La Habana Vieja, dijeron no obstante que el "'gardeo' es exclusivo con los turistas americanos que llegan en el crucero".

"Todos van identificados con un solapín. Son muy pocos los que 'burlan el cerco' de los guías para curiosear por las entrecalles. Es verdad que el crucero está un día en La Habana, pero deberían dejar que los 'yumas' elijan su propio recorrido, para darle aire a los negocios más pequeños", se quejó un empleado

Fuentes consultadas del sector turístico a cargo del programa, y que pidieron el anonimato, dijeron que el recorrido en este último arribo del Adonia "no ha sufrido variaciones" respecto a los dos viajes anterior. Al ser preguntados sobre si los negocios del sector privado regentados por exmilitares o familiares de miembros del Gobierno son "incluidos y promocionados" en el itinerario que incluye La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba, rechazaron contestar.

Leo Conesa, director del proyecto de artes visuales La Marca, en La Habana Vieja, opinó que el criterio de que el turismo norteamericano genera más ganancias "es más un mito que una realidad".

"Aquí hemos sobrevivido, desde siempre, con el turismo de otras nacionalidades. No quiero hacer comparaciones, pero La Marca no depende de este turismo (estadounidense), y no creo que ninguno de estos negocios, restaurantes, artesanos, cocheros, anticuarios, vaya a quebrar porque no reciba turismo americano. De hecho, la mayor parte de nuestra clientela es local", afirmó.

En los Almacenes San José, Leonor Pereda, vendedora de bisutería y souvenirs, aseguró que los estadounidenses del crucero que han llegado hasta su local "son poquísimos, nunca más de diez".

"Apenas están 20 minutos, siempre acompañados y apurados por guías que más bien parecen guardaespaldas, asesorando al 'yuma' sobre qué es lo barato o lo caro", criticó Pereda.

"Eso no está bien. Lo hacen porque aquí no le damos comisión ninguna por cada venta. En lo que a mí respecta, los cruceros de americanos no mejoraron en nada el panorama como muchos creímos. Pasó lo de siempre: el pez grande se come al chiquito".

Recibimiento a los turistas del crucero de Carnival en La Habana

El crucero, que llegó este lunes a La Habana, es el primero de Estados Unidos a la Isla en más de 50 años.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 16 ]

Imagen de Anónimo

La cosa es criticar por criticar,el vestuario con la bandera cubana donde primero lo ví fue en el DVD Azucar y en el cuerpo de Celia Cruz  'igbaé' EPD,hace décadas y nadie lo ha criticado ni lo ha tenido en cuenta,,,basta ya de show

Imagen de Anónimo

No me espanto si la bandera se usa en una prenda de vestir, pero pasar las franjas por la entrepierna ya eso me parece una groseria! no era necesario! Pero es la misma groseria que en general se ha convertido el show tipo souvenir que le montan a los turistas! 

Imagen de Anónimo

Pero estos T.C.P, termino unico en Cuba, Trabajadores por Cuenta Propia, TERMINOI BURGAL..."PALADAR""" quiere decir arreglatela como  puedas y yo solo estoy ( ESTADO) para cobrate un precio fijo vendas o no vendas, el 10% de las ventas brutas, no te garantizo nada, ademas me pagas por los trabajadores que emplees, por el cartel que coloques, y al final de año---DESCARO PROFESIONAL-- me pagas un impuesto sobre ingresos personales, si me pagastes de mas, no te devuelvo porque eres particular, si fueras de los nuestros, odes, ESTADO, si.....Ademas debes atender los inspectores corruptos todo el año y que vivan de tus deficiencias y les pagas,,,,,,,,el ESTADO, sabe que todas esas estructuras de insoeccion viven del soborno y chantaje, pero el ESTADO, dice yo cojo mas aka arriba, tengo que dejar que todos se toquen abajo un poquito, el dirigente sale y el ESTADO le da 1500 usd para hospedaje, el dirigente se mete en casa deun amigo y trae una factura falsa y escapa,,,,,las comisiones opor ventas siguen, aunque tienen preso como 500 cuadros en ALBERRO EN EL COTORO CARCELES ADAPTADAS DE AÑOS Y EN TOLEDO EN EL CENTRAL, LUGAR DE LOS CUELLOS BLANCOS........LOS  DE CARNADA Y ESTUPIDOS QUE SE DEJARON COGER CON CUATRO KILOS. PUES ARRIBA HAY MAS .......ESTO NO TIENE ARREGLO....

Imagen de Anónimo

Jajaja pero los emprendedores cubanos son tan inguenuos que pensaban que se lo iban a dar a ellos... jajajaja... claro que esto va ha pasar jajajaj

Imagen de Anónimo

Cuba, que estaba en un despegue de desarrollo económico hacia el primer mundo en los años cincuenta, los Castro la condenaron a ser un país con características del África subsahariana (y no me refiero a la raza sino a la economía), convirtiendo al cubano en un indígena que ve al turista americano o europeo como un ente superior con el que se interactúa con halagos y artimañas para tratar de que regale algo de lo que le sobra. Los ven como un niño miraría un juguete en una vidriera. Qué vergüenza de país…

Imagen de Anónimo

DDC, Creo que la fecha de las fotos está mal. Adonia llegó el 2 de Mayo a la Habana no el 3

Imagen de Joshua Ramir

ese turismo de crucero siempre ha sido una cascara, van a 2 o tres lugarcitos a prisa, no comen fuera porque ya tiene pagada la jama en el barco. se montan y se van, son como 'visitas guiadas' no hay forma de tumbarle eso a Pamela, los turistas de hoteles ya son mas dificiles de controlar y terminan mas facilmente en negocios 'privados'

Imagen de Anónimo

Jorge Enrique Rodriguez es el unico que pensaba que el Ministerio de Turismo se iba hacer competencia a el mismo llevando a los turistas a instalaciones que no le pertenecen. Los tur-operadores de todo el mundo llevan a sus turistas a los lugares donde van obtener ganancias, no a la competencia. Los paladares que pongan jineteros que le den propaganda a los negocios que representan. Ingenuo o tonto???.

Imagen de Anónimo

Nada cambiara en Cuba mientras esten los Castros en el poder.

Imagen de Anónimo

Para lo que ha quedado la bandera cubana!