Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Política

Raúl Castro impone a Evo Morales la Orden José Martí

El general Raúl Castro condecoró el viernes al presidente de Bolivia, Evo Morales, con la Orden José Martí, la más alta distinción que otorga el Gobierno de la Isla, tras reunirse ambos en el Palacio de la Revolución de La Habana durante la visita del mandatario suramericano, informa EFE.

Morales comenzó su agenda oficial en Cuba por la tarde con la protocolaria ofrenda floral ante la estatua del prócer independentista cubano José Martí en la Plaza de la Revolución de La Habana y un posterior recorrido por el memorial aledaño.

Tras el recibimiento oficial en el Palacio de la Revolución, los gobernantes de Cuba y Bolivia encabezaron una reunión privada acompañados de sus respectivas delegaciones, durante la cual evaluaron el estado actual de las relaciones bilaterales.

A continuación, Castro y Morales presidieron la firma de un convenio marco para promover y desarrollar mecanismos y programas para la cooperación bilateral en diversas áreas de la economía, la salud, la educación y la cultura.

El acuerdo lo firmaron el ministro de Relaciones Exteriores boliviano, David Choquehuanca, y el titular cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

Finalmente, se celebró una ceremonia solemne en la que Raúl Castro impuso a Evo Morales la orden José Martí.

El presidente de Bolivia, uno de los principales aliados políticos de Cuba en América Latina, llegó la madrugada del viernes Cuba y regresará a su país este sábado por la tarde.

La última visita de Morales a Cuba fue en agosto del año pasado cuando viajó a La Habana para acompañar al dictador Fidel Castro en su 89 cumpleaños.

El pasado 14 de marzo, Raúl Castro también condecoró con la orden José Martí a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, cuyo Gobierno es el principal socio político de la Isla.

Orden José Martí: ¿a quién distingue el régimen?

La Orden José Martí es la más alta distinción que otorga el régimen. Desde que fue instituida, en 1972, la han recibido 93 personas, una lista en la que solo hay siete mujeres y en la que predominan dictadores y comunistas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Zoraida Marrero

¿Sabrá Evo realmente quien fue Martí? Que tal si a su regreso alguien le pregunta

Imagen de Amadeus

Ahora con estos de Obama dicen que la van a dar la Orden José Martí a Lassie y la Felix Elmuza a Rin Tin Tin.

Imagen de Anónimo

Estos tipos lo mismo desprestigian a Marti que reparten blumers con la bandera cubana. Que no lo es porque ni los colores de la bandera pueden reproducirAbajo fidel

Imagen de Anónimo

Esto sí debería molestar a Desiderio Navarro... Vincular el nombre de Martí con un antiguo cocalero, o un guaguero represor, o un pederasta... Esto es mucho peor que la bandera en los delantales. A ver, Disiderio, ¡habla que te escuchamos!

Imagen de Anónimo

Pobre José Marti se está revolcando en su tumba.

Imagen de Anónimo

Pobre Martí,que manera de profanar su memoria.

Imagen de Anónimo

Cualquier comunista que reciba una medalla en este final del castrismo se le confirmara como imbecil. No olvidemos que hace unos dias decoro a Maduro por sus muchas batallas ganadas por la dignidad,¿Quien sera el proximo condecorado? 

Imagen de Anónimo

Continuan los símbolos patrios su conversión en chatarra. En manos de cerdos como los Castro, la bandera cubana ha terminado por ser un delantal o una trusa, al mismo tiempo que la orden nacional José Martí (con el apóstol contrario al comunismo, las dictaduras y a Marx) ha terminado en el pecho de cualquier dictadorzuelo o mequetrefe del mundo. Ya lo dijo Raúl Castro: "Yo soy cualquier cosa, menos cubano." Por eso lo admira Mal Gallo, por ser hijo de un matador de cubano y por extensión de compatriotas a los que le robaba. Esos son los méritos que elogia la diplomacia española en Cuba, para amparar sus negocios. Dios se lleve a Mal Gallo junto con Raúl Castro al lugar que merecen.