Sábado, 16 de Diciembre de 2017
16:44 CET.
CRISIS MIGRATORIA

Una cubana retenida en un centro para emigrantes en Costa Rica, enferma de malaria

Las autoridades sanitarias costarricenses diagnosticaron malaria en una mujer cubana indocumentada retenida en el Centro de Aprehensión Temporal para Extranjeros en Condición Irregular (CATECI) en Hatillo, adonde ingresó el pasado 28 de abril, según informó el Diario Extra.

Se trata de Jenny Caballeira Basulta, de 28 años, interceptada en la localidad fronteriza de Paso Canoas por las autoridades migratorias y remitida al sitio de detención.

Según la Dra. Laura Porras, cuando ingresó al CATECI presentaba una infección urinaria sin sintomatología, pero el 11 de mayo la joven debió ser trasladada de emergencia a la Clínica Dr. Solón Núñez, de Hatillo, pues presentaba fiebre de 38 y 39 grados. En dicho centro médico le practicaron exámenes que confirmaron ser un caso de malaria o paludismo.

Caballeira Basulta fue separada del resto de los emigrantes retenidos en el CATECI, explicó el Dr. Daniel Salas, de Vigilancia Epidemiológica. "En Costa Rica este es el tercer caso importado, pues en nuestro país no existe la malaria, antes fueron otra cubana y un francés", dijo.

El especialista aseguró que la paciente fue "diagnosticada con toda la sintomatología de malaria: fiebre alta, dolor muscular, dolor de cabeza, y ahora está bajo tratamiento por siete días, al tercer día se le hará otra prueba para ver cómo ha respondido".

"Los casos anteriores no tienen relación entre sí y ahora la idea es neutralizar los parásitos en la sangre y el estómago. Ya se fumigó todo, se trata del mosquito Anopheles y es diferente al Aedes aegypti.  Esto no se transmite por la saliva ni por la mano sino por la picadura del mosquito", detalló.  

La Dra. Laura Porras, encargada del CATECI, dijo por su parte que la cubana pudo contraer la malaria en la Isla.

Aunque salió vía aérea de Cuba, la emigrante también pasó por Guyana, Venezuela, Panamá hasta llegar finalmente a Costa Rica.

La médica mencionó que el padecimiento es endémico de África, pero descartó que fueran extracontinentales aprehendidos en el CATECI los que la infectaron.

"Ella viajaba con su esposo y le garantizo que el mal no lo adquirió acá en el centro. Como dije, ella mostró los síntomas el miércoles y fue pasada a la Solón Núñez, donde se identificó que tenía malaria, pero ya está siendo atendida. Su esposo la ve por medio de una rejilla y está separada de los 40 aprehendidos", argumentó Porras.

En febrero, Salud giró una orden sanitaria a Migración y Extranjería, donde le daba 30 días para corregir "el hacinamiento, la falta de camas, las malas condiciones higiénicas e infrahumanas en que convivían los aprehendidos y presentar un plan de correcciones" en el centro de detención de emigrantes.

En el CATECI están actualmente retenidas 42 personas, entre ellas siete cubanos, cuatro ghaneses, cuatro congoleses y cinco nicaragüenses. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.