Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Política

El canciller español califica de 'excelente' y 'extraordinariamente familiar' una reunión con Raúl Castro

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, dijo este lunes en La Habana que una reunión que él y la titular de Fomento, Ana Pastor, mantuvieron con Raúl Castro fue "excelente", "extraordinariamente familiar" y de gran "cordialidad", reporta EFE.

"Recuerdo pocas visitas o pocas entrevistas a este nivel en que haya habido una cordialidad como la que ha habido ahora. Subrayando que es obvio que somos ministros, y que nos reciba un Jefe de Estado no es lo que el protocolo exige. Es más bien muestra de un gesto especial hacia España por parte de las autoridades cubanas", dijo García-Margallo.

En rueda de prensa con medios españoles junto a la ministra de Fomento, García-Margallo valoró muy positivamente su visita a Cuba y destacó que "culmina cuatro años de trabajo de aproximación" entre Madrid y La Habana. Visiblemente satisfecho, dijo que relación bilateral está en un "momento dulce".

"Creo que hemos alcanzado el punto más álgido en las relaciones entre España y Cuba en estos años", añadió.

En su opinión esta visita "marca un antes y un después que tiene que ser ahora aprovechado para robustecer (…) relaciones económicas, comerciales y de cooperación".

Los ministros de Exteriores y de Fomento se reunieron durante dos horas y media con el general y, según García-Margallo, hablaron "de todo": de las relaciones bilaterales, la situación de la Unión Europea y de Latinoamérica y "de cómo están los asuntos del mundo".

El encuentro se desarrolló, insistió, "desde la complicidad y cordialidad que debe haber entre dos Gobiernos como los nuestros".

El jefe de la diplomacia española opinó que en Cuba se ha abierto una nueva era "en muchos frentes: con Estados Unidos, con la Unión Europea.

"Lo que ha hecho España es aprovechar esos dos cambios importantes para establecer una nueva era entre España y Cuba", dijo García-Margallo.

El Gobierno conservador de Mariano Rajoy ha acelerado sus esfuerzos de acercamiento a La Habana y evidenciado su preocupación porque las empresas españolas consoliden un lugar en la Isla antes de que se concreten más posibilidades de que las compañías estadounidenses entren en el mercado cubano.

El acercamiento ha dejado de lado las diferencias políticas entre ambos gobiernos y Madrid ha suavizado su postura sobre la represión de la disidencia y las libertades por parte del régimen de Raúl Castro.

"Las cosas han cambiado a una gran velocidad, esto abre unas oportunidades nuevas y (...) Espero que haya una nueva era entre Cuba y España, porque la hay con Estados Unidos y la Unión Europea", dijo el canciller español.

Preguntado sobre si Raúl Castro ha planteado invitar al rey de España a visitar Cuba, García-Margallo respondió: "Lo único que nos ha dicho el presidente Castro cuando nos ha enseñado el Palacio de la Revolución (lugar de la reunión) es en qué sitio se produciría el saludo cuando viniese el rey o el presidente del Gobierno. Y a buen entendedor pocas palabras bastan".

España es el tercer socio comercial del Gobierno cubano, solo por detrás de Venezuela y China, y el primero de Europa, con un volumen de intercambio comercial que en 2015 superó los mil millones de euros (unos 1.130 millones de dólares) y con posiciones de liderazgo tanto en presencia empresarial como en sectores estratégicos como el turismo.

Por su parte, la ministra de Fomento, Ana Pastor, resaltó la importancia del memorando de entendimiento que suscribió en materia de Transporte con el ministro cubano de esa área y que es el primero de su tipo firmado entre los dos gobiernos.

Ese acuerdo contempla la posibilidad de cooperación en la ordenación del transporte por carretera, el diseño conjunto de normas sobre transporte marítimo, la gestión de servicios ferroviarios o el mantenimiento de trenes, así como la implantación y explotación de servicios aeroportuarios.

También incluye como posibles áreas de cooperación la estructuración financiera de los proyectos, la elaboración de programas de capacitación de ingenieros y otros profesionales o la promoción del desarrollo tecnológico y la innovación en el sector.

"Pretendemos que haya una relación estable y priorizando lo que más le interesa a las autoridades" de Cuba, las cuales, según dijo la ministra de Fomento, ven a España "como un país que ha hecho un esfuerzo muy grande en materia de infraestructuras".

García-Margallo y Ana Pastor partieron hacia Madrid este lunes por la noche, pero la intensa actividad española en la Isla continúa con la reunión, los días 19 y 20, del Comité Bilateral Empresarial organizado por las cámaras de comercio de ambos países.

A ese encuentro asistirá el secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz, en su tercer viaje a Cuba en los últimos 13 meses.

También esta semana está prevista la visita a la Isla del presidente de la región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, y a finales de mes la del titular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien asistirá en La Habana a un encuentro de comunidades gallegas de todo el mundo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 21 ]

Imagen de Anónimo

Caralho, Margahlo, no jodáis...

Imagen de Anónimo

La verdad que el gallego este rompió el hijoeputómetro.

Imagen de Anónimo

 García Margallo, curándose en salud con aquello de que la china no tenía, según el protocolo, que recibirlo. Tiene bien presente el desplante que le hizo en su primer viaje a Cuba cuando Castro II ni se dio por enterado de su presencia. Y la china, con los dedos cruzados y afilándose los dientes pensando en que los comunistas de Izquierda Unida-Podemos se hagan con el poder después de las próximas elecciones en España. 

Imagen de Anónimo

   como es costumbre .... los hipócritas gobiernos españoles se reunuen y conversan secretamente sus intereses en Cuba con los castro ignorando el sacrifico de los democratas cubanos con quienes ni se reunen,....lo mas lamentable es que ni los exilados cubanos en España son capaces de frenar el descarado entrometimiento en los asuntos internos a favor del régimen asesino......tenemos que hacer algo serio contra estos españolitos que ya se creen demasiadas cosas en contra de los democratas cubanos.     Angel(CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

A mi me gustaria más el titular de esta noticia así,.....El representante del gobierno español se reúne con el Dictador Asesino de Raúl Castro, y si para Margallo es familiar que piense en las familias cubanas devididas por los Castro, serán HP estos españoles, solo les interesa el $$$$$.

Imagen de Anónimo

El canciller español debería lavarse las manos después de darselas al asesino llamado Raúl Castro, que cercena las libertades de su pueblo. Esto es como si en época de Franco hubiera venido un ministro de Suecia, por ejemplo, a darle la mano a Franco. La historia de Cuba democrática deberá tener muy en cuenta estas imágenes, palabras y estupideces de la diplomacia española y actuará en consecuencia. De eso no me cabe la menor duda. Cuanto más pegados estén a los Castro, menos futuro tendrán los españoles en Cuba. Como cubañol, me da una gran lástima que sean tan miopes estos gallegos

Imagen de Anónimo

Por eso nadie quiere este gobierno en Espana, por pendejos y ladrones.

Imagen de Anónimo

Pueblo pendejo que solo piensa en la pira no debe lamentarse. Aguantad como yeguas.Dejed que otros os chupeis la sangre.

Imagen de Anónimo

Este Margallo es un mar-cinico. HP igual que los castro. 

Imagen de Juan

En esa foto me imagino el gallego oír hablar a Raúl y por dentro diciendo que "tronco de yuca es este no sabes ni hablar".