Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
ECONOMÍA

El Gobierno dice que los nuevos precios máximos decretados han sido previamente estudiados

Las nuevas medidas decretadas por el Gobierno entorno a la comercialización agropecuaria, en específico el establecimiento de precios máximos anunciado el martes, han destapado cuestionamientos entre la población de si en verdad serán capaces de "proteger al consumidor y a los productores" o de si "aumentará gradualmente la capacidad de compra del peso cubano".

Un artículo que publica este miércoles el diario estatal Granma cita dudas del pueblo "sobre cuán cerca están estas acciones del ordenamiento real a corto plazo al que se aspira, o si 'esto no será más de lo mismo' y si a los agros involucrados los terminará barriendo el síndrome de la 'escoba nueva', que solo funciona al inicio y luego los viejos problemas regresan a sus puestos de siempre".

Según el periódico oficial hay "quienes permanecen incrédulos sobre la existencia del respaldo productivo necesario para hacer sostenible en el tiempo el abastecimiento que demandan esas unidades comerciales y la población" y otros que han manifestado "un sinnúmero de preocupaciones".

Para responder a las dudas Granma realiza un repaso a las disposiciones decretadas por el Ministerio de Finanzas y Precios y acude a un funcionario del Ministerio de Agricultura (MINAG) para justificar y explicar las medidas adoptadas.

Enel Espinosa Hernández, director agrícola del MINAG, dijo que antes de la implementación de las normas jurídicas en cuestión "se realizó un proceso de capacitación a diferentes organismos, entidades, y actores económicos y sociales".

"Dentro del sistema del MINAG en sí, objeto y sujeto principal para las transformaciones pautadas, participaron a nivel nacional —exonerando a la capital— 242 empresas, 160 delegaciones municipales y 3.708 bases productivas. En cuanto a las unidades del comercio minorista de estos genéricos, lo hicieron 515 mercados agropecuarios y 2.387 placitas y puntos de venta, para una sumatoria de 2.902 establecimientos que aplicarán dicha política de precios máximos para la venta a la población".

Espinosa Hernández indicó que La Habana "comprende a 106 mercados agropecuarios, 182 mercados arrendados a formas productivas, 35 puntos de venta cuya producción es estatal y nueve agros del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT)".

El funcionario informó que además de la preparación, "se efectuó una actualización de la carta tecnológica de los cultivos seleccionados, teniendo en cuenta la fitotecnia y agronomía de estos, y con ello, los periodos óptimos de cosecha. De ahí que a cada producto lo acompañen dos opciones de precios límites", añadió.

Admitió que aunque las medidas buscan "conseguir incrementar gradualmente la capacidad de compra del peso cubano", su peso mayor "radica en la oferta de un mecanismo de seguridad, de protección al consumidor y a quienes a pie de surco, tienen el reto por delante de producir más y de modo estable, así como reducir los 'ceros' de las facturas millonarias por concepto de importación de alimentos".

Según Espinosa Hernández, si la experiencia funciona podría hacerse extensiva "a otros ramos, de manera escalonada y progresiva".

"Todo ello responde al perfeccionamiento de los precios minoristas en este sector —un proceso con más de una década—, así como a elevar los niveles de acopio de la producción más demandada y poner cuotas máximas de lo que puede llegar a costar en la red uno de esos cultivos", dijo.

De las nuevas normas están excluidos los mercados agropecuarios de oferta y demanda (MAOD) y los arrendados por cuentapropistas, además de los vendedores ambulantes (carretilleros).

Según Granma, los órganos e instancias del Gobierno se encargarán de evitar que los anteriormente citados "utilicen de vía de aprovisionamiento las unidades con precios máximos publicados ayer y revendan las mercancías con márgenes come­rciales disparados a boca de mercado". La publicación no especifica de qué forma actuará para ello.

Por otra parte, admite que en relación con el ámbito de aplicación de las medidas, "el sistema de la Agricultura no suministra la totalidad de insumos para producir, dada la deficitaria logística para ofrecer tal cobertura".

Dice que "solo alcanza alrededor del 20 % de los recursos, mientras en lo inherente al regadío, se reduce al 7 %", y en ese sentido reconoce que tales aspectos determinan "la variabilidad de fichas de costo de productor en productor y su consiguiente gravamen en los demás eslabones que se distienden del surco a la mesa".

Responsabiliza a los firmantes de contratos de los resultados y pide a estos que "apelen a variantes más ágiles de gestión económica y desobstruyan los canales de comercialización".

"Hasta hoy —según Espinosa Hernández—, se tiene contratado el 49 % de la producción".

El funcionario reconoció que les queda pendiente, como "una tarea urgente", identificar "qué mercados participan de la nueva política y cuáles no, a modo de facilitarle a la población la comprensión de si sus vendedores están obrando acorde con la ley o no".

La antigua lista de los 12 productos con precios centralizados amplía ahora sus inscripciones, al registrarse un total de 26.

Entre los productos agrícolas que entran en el establecimiento de precios máximos de venta —decretado el 3 de mayo— se encuentran viandas como el plátano, la yuca, el boniato o la malanga; hortalizas como el ajo o la cebolla, la lechuga, el tomate o la calabaza; frutas como la piña, la guayaba o la frutabomba; y granos como los frijoles negros, colorados, blancos o bayos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

que susto, yo pense que pudiera haber sido fruto de un "tin marin de dos pingues" de algun funcionario, pero ahora que aclaran que "han sido  estudiados" estoy mas tranquilo :( ... presiento que el dia que el pueblo decida por fin ajustarle cuentas al dictador, como en rumania, la lista de cosas a "ofrecer" para ver si la multitud se calma sera mas larga y extensa que la de ceaucescu

Imagen de Anónimo

... Ese nunca ha sembrado un surco de frijoles en su vida jajajajajaja. Para su suerte no faltara un temporal de agua o cambio de clima que le sirva para justificar que todo se hecho a perder.

Imagen de Anónimo

Si ellos llevan 57 anos estudiando como destruir un pais y exiliar a todos sus habitantes.y creanme en eso si que han tenido un logro total y absoluto

Imagen de Juan

Que manera de hablar mierda ese burócrata de apellido Hernandez. Hablo, hablo y hablo y no tuvo la cortesía de darle una copia al periodista de ese tecnicidio estudio que hicieron. Que berracada señores. Cuando uno de estos empiezan hablar tanta basura Liborio coge y se esconde o se va del país.

Imagen de Anónimo

Eso es lo que siempre han dicho, y siempre ha acabado siendo un desastre

Imagen de Anónimo

traigan mas mierda...