Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
21:01 CET.
Opinión

Los Castro, Obama y el VII Congreso

Sin duda había muchas razones para esperar que de este Congreso emanaran algunas decisiones importantes. Una de ellas tiene que ver con el hecho de que los "Lineamientos" de política, emitidos en el VI Congreso, están lejos de haberse cumplido. Las deliberaciones que se esperaban sobre este tema no sucedieron.

Una segunda razón se basa en la iniciativa sobre la normalización de relaciones Cuba-EEUU del presidente Barack Obama, y cómo el Gobierno cubano y el Partido Comunista responderían. Sobre esto lo más destacado que sucedió fueron las intervenciones del canciller Bruno Rodríguez, criticando el discurso de Obama durante su visita en La Habana, y la de Fidel Castro advirtiendo de los peligros de contemporizar con lo que sigue siendo el enemigo.

Una tercera razón consiste en la situación económica del país, que no da muestras de mejorar para la gran mayoría de los cubanos y que está directamente ligada con lo que parece ser una parálisis en la implementación de los Lineamientos.

Finalmente, una cuarta razón es saber qué medidas podían esperarse en Cuba para estimular la inversión extranjera y además darle alguna holgura a la micro y muy pequeña empresa doméstica. En este frente el resultado más positivo del Congreso fue el reconocimiento de la hasta ahora prohibida palabra "privado" por parte de Raúl Castro, refiriéndose al sector "no estatal". Los inversionistas que esperaban resultados más sustantivos quedaron decepcionados.

Obama y Fidel Castro versus los Lineamientos

Como es costumbre en el análisis de los misteriosos comportamientos de gobiernos como el cubano, hay que estudiar estas situaciones con lo poco que se sabe y con lo mucho que no se sabe pero se sospecha, con la cautela correspondiente. En el caso de esta presumiblemente importante reunión del PCC lo más significativo que sucedió sobre la economía fue una reafirmación de más de lo mismo en las palabras de Raúl Castro: no se permitirá la acumulación personal de riqueza o propiedades y el sector estatal de la economía seguirá siendo el predominante. Pero la presencia e intervención de Fidel Castro puede interpretarse como un intento de minimizar las reformas del hermano, además de evitar las sorpresas que puedan derivarse de la normalización de relaciones con EEUU.

Después de todo, los riesgos de la implementación de los Lineamientos interaccionan con los riesgos de la normalización y pueden multiplicarse recíprocamente. La incompetencia de Fidel Castro en el manejo de la economía no debe impedirnos evaluar su bien conocida intuición para percibir temprano cualquier peligro que amenace su poder absoluto.

Efectivamente, la iniciativa de Obama del 17 de diciembre de 2014 introdujo un cambio de juego en el marco estratégico en que se formularon originalmente los Lineamientos. Los mismos fueron diseñados más de tres años antes bajo una hipótesis de trabajo que mantenía el status quo entre los dos países. De pronto, el cambio de juego que plantea Obama con su iniciativa necesariamente les crea a los hermanos Castro un nuevo escenario con gran incertidumbre en sus relaciones domésticas e internacionales y con el potencial de alterar el balance de poder interno en Cuba.

Estos temores se han puesto de manifiesto mediante las reacciones agresivas ya mencionadas de Bruno Rodríguez y de Fidel Castro a las iniciativas de Obama. Nótese que tales manifestaciones no han sido compartidas o secundadas por Raúl Castro, lo que hace pensar que la parálisis en la implementación de los Lineamientos y la falta de discusión de los mismos en el Congreso es obra de su hermano Fidel. Esto sugiere que el PCC sigue sin tener poder suficiente sobre el máximo líder y que el mismo todavía tiene influencia en la determinación del rumbo que siga el país.

Debemos tener en cuenta que desde 1959 hasta el 17D los Castro han mantenido un sistema en equilibrio totalitario, solo puesto en peligro una vez debido al shock generado por la desintegración del bloque soviético. Lo que ha hecho Obama, persiguiendo primordialmente los intereses nacionales de EEUU, es cambiar el tablero y la posición de las piezas, algo a lo que los Castro no están acostumbrados. La aparición de Fidel Castro en el Congreso, haciéndole sombra al hermano, puede interpretarse como una muestra de falta de confianza del primero en la capacidad del segundo de manejar una situación de mucha más complejidad que la que prevaleció en Cuba en los años de inamovilidad hasta 17D.

Obama antes de tiempo

De aquí se desprende que la visita de Obama y especialmente su discurso en Cuba pueden haber sido prematuros (desde el punto de vista de los objetivos declarados oficialmente por EEUU) y haya descarrilado el proceso de normalización. No se puede descartar que la prisa de Obama en anotarse una victoria de política exterior antes del fin de su mandato haya hecho reflexionar y reevaluar a los Castro sobre los costos y beneficios de, primero, los términos de la normalización y, segundo, los peligros y consecuencias de un Congreso donde se pudieran discutir abiertamente problemas tan significativos que pueden acabar destapando la temida caja de Pandora.

Tengamos en cuenta que por muy leales al castrismo que sean los asistentes al VII Congreso o por muy marginado y poco significante que haya estado el PCC, el mismo está poblado por seres pensantes con intereses y preocupaciones personales que, independientemente de cuáles sean sus valores morales, lealtades políticas o preferencias ideológicas tienen que percatarse de las incongruencias y contradicciones que están observando en la dirigencia y en el país como un todo.

Por lo tanto, es razonable pensar que este congreso ha dejado una estela de desazón y confusión en aquella parte de la ciudadanía que está más al tanto de las cuestiones de Estado, entre ellos los nuevos empresarios, los observadores e inversionistas extranjeros y muy especialmente los miembros del PCC. Esto último es consecuente con la reducción numérica de la membresía en el Partido, que se ha mencionado pero no explicado. O sea, la desesperanza en cuanto al futuro de Cuba no está limitada a las ciudadanos no militantes, sino que debe presumirse que afecta por igual a los miembros del PCC y del Gobierno, a los militares y puede que también a los supuestos sucesores o herederos del castrismo, incluyendo a los familiares.

A ninguno de estos grupos se les puede escapar la presencia cotidiana de los derrumbes de edificios por falta de mantenimiento, el continuo deterioro de la infraestructura en toda la Isla y el estado de inestabilidad y crisis económica permanente. Tampoco se les puede escapar que por más de medio siglo los Castro ya han dado innumerables muestras de su incapacidad y falta de voluntad para sacar a Cuba de este atolladero. Mantener su poder es mucho más importante que el bienestar de los cubanos. Y con el pretexto de socializar al país lo privatizaron para ellos. En la práctica, los congresos del PCC han servido para distraer al país y sus propios militantes de esta realidad, y el séptimo tiende a confirmarlo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Pueden decirse muchas cosas, pero Copio y Pego esta frase del articulista que lo resume todo;  Y con el pretexto de socializar al país lo privatizaron para ellos

Imagen de Anónimo

 el personaje de la foto es el que le régimen pretende entregarle los poderes de las fuerzas armadas y el minint con la marcada intención de convertirlo en el "Putin Cubano" aprovechando el trafico de influencia en los proximos años...no lo podemos subestimar....insistimos... al socialismo hay que derrotarlo ...y .....estirpar a toda la cúpula de poder de cualquier poder público.  Angel (CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

este artículo no dice nada nuevo, es pan comido. Y, de paso, pregunto de dónde saca el autor que el derrumbe del bloque sovietico puso en peligro al totalitarismo en Cuba? No señor, al contrario, la imagen de víctima traicionada sirvió de base para reforzar el totalitarismo bajo el engañoso discurso del doble bloqueo, etc. 

Imagen de Anónimo

para el de 3:37eres biem intelligence sabes lo que estas diciendo algunos que Dan su opinion de Obama el negro dios de miam se creen que el Es el dios de ellos el fue para Cuba para estar serca de su communist amigos como Obama Es uno de ellos que dijo en Argentina que el socialismo trabaja en esos paises y nadie dijo nada de eso ese Obama Es un narcista  sociali/ communist pero Gloria Estefan y otros en Miami lo ven como el dios negro de Cuba gracias por tu opinion biem dicho 

Imagen de Anónimo

Estuve e´n Cuba dos meses ...GRACIAS SENOR PORQUE ESCAPE DE ESE PAIS  

Imagen de Anónimo

Los herederos de los emperadores romanos, los herederos de los grandes dictadores y sin duda alguna los de la dictadura castrista, han tenido una infancia diferente a los plebeyos, o el pueblo, y a medida que van creciendo van entrando en contacto con el dinero y la opulencia, de una forma u otra, al final  su objetivo es no perder este estatus de vida. La ideas y las convicciones van cediendo lugar a la consolidaciòn de una vida fácil, y como resultado,  estos miran atràs a sus padres intransigentes como el freno, la piedra que estanca sus pretenciones.  Por todo esto, como fue, es y serà, no solo el pueblo, sino tambien los militantes como aqui se dice, por dentro estan cansados de pasar hambre, que ven que las ideas de un mundo mejor, y de la construcción del socialismo nunca se materializan,  los mismos militares y sus familias  y así hasta llegar a los familiares de los Castro, lo que quieren es que estos se acaben de morir, para asi un poco mas libremente degustar el sabor de los dòlares y los euros sin que nadie se interponga.

Imagen de Anónimo

Anónimo de las 5:pm siga durmiendo de ese lado, nadie, absolutamente nadie en Cuba (oposición incluida) y cuando digo nadie estoy diciendo “cero”, todos del hermano hacia abajo, dice o hace algo en lo político, social o económico si antes no lo autoriza o aconseja el que Ud. y muchos creen que esta senil (excepto la curia castrista). Al único que ese “cerebro de Donovan” le permite y perdona a regañadientes (por qué no le queda más remedio) que haga o diga tonterías reparables es a su fiel hermano pequeño. El que no pueda sostener la dentadura, sostenerse el mismo o coordinar pensamiento y verbo, solo dice que está muy viejo pero no loco o tonto.

Imagen de Anónimo

Excelente.

Imagen de Anónimo

De veras muy interesante (y logico, con muchas posibles repercusiones/consecuencias) el enfoque sobre el tema hasta ahora escasamente abordado: lo prematuro ( tiempo presiona!) de la visita y muy logico que en esta luz  aparece el cuadro general (y todo tipo de controversias que acompañaron la muy inusual prisa (panico??) en la preparacion y no en menor forma , el mismo desenvolvimiento del congreso. Bravo sr Sanguinetty. 

Imagen de Anónimo

anonimo 4:28 pm de verdad te parece que un tipo que en el 2007 ya hablaba una sarta de incoherencias y estupideces cada vez que abria la boca pueda hoy "hacer control de dannos" de algo?, 9 annos despues? Sabes lo que es la demencia senil? es una enfermedad que NO es reversible, pues aqui te dejo un video de alguien que en el 2007 la padecia y bastante avanzada :-P ..."control de dannos" LOLhttps://www.youtube.com/watch?v=MbzciUAiOxQ