Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
VII Congreso PCC

¿Qué sucedió entre el V y el VI Congreso del PCC?

Por estos días la prensa oficialista cubana despliega abundante información relacionada con el Partido Comunista, en vísperas de la celebración de su VII Congreso.

Además de entrevistas a los delegados que asistirán a esa cita partidista,  se publican reseñas de los anteriores congresos de la organización, y hasta los pasos que condujeron a la creación de un partido único a partir de junio de 1961. Y en todos los casos, por supuesto, se alaba la figura de Fidel Castro.

Los medios de difusión castristas les han salido al paso también a aquellas voces críticas que solicitan la posposición del VII Congreso. En ese sentido argumentan, entre otras razones, la periodicidad con que deben efectuarse esos cónclaves, que según los estatutos de la organización debe ser de cinco años. Entonces, si el VI Congreso tuvo lugar en el año 2011, el VII corresponde celebrarlo en el actual 2016.

Semejante aluvión mediático, sin embargo, ha sido incapaz de explicar el porqué del vacío que se produjo entre el V Congreso de 1997 y el VI Congreso, celebrado en 2011. ¡Nada menos que 14 años sin que la cúpula del partido gobernante se reuniera con una representación de los militantes de base!

Todo parece indicar que durante ese lapso hubo un debilitamiento de la labor partidista, y también una merma en el funcionamiento institucional del país. Haciendo válido aquello de que "la cabra siempre tira al monte", Fidel Castro se despojó durante la última década de su mandato de los tímidos moldes institucionales adoptados a partir de 1975, y le dio riendas sueltas al voluntarismo que caracterizó los primeros 15 años de Gobierno revolucionario, cuando sus improvisaciones marcaban el día a día de la vida nacional.

En efecto, a partir de 1997 el país conoció de políticas que no parecían ajustarse a determinada estrategia de desarrollo. Más bien eran el resultado de los impulsos de un hombre que gobernaba sin miramientos. Fueron los años de la "revolución energética", cuando se llevaban a la televisión las ollas de presión que enseñarían a los cubanos cómo cocinar mejor; del famoso "chocolatín" —hoy casi olvidado— que iba a garantizarles el desayuno a todas las personas; y se iniciaría la "Batalla de ideas", con aquellas movilizaciones costosas e irracionales que tenían lugar desde el cabo de San Antonio hasta la punta de Maisí.

Fue la época de la municipalización de las universidades. Un período en el que disminuyó la calidad de la educación superior en el país debido a la gran cantidad de estudiantes que ingresaron en las aulas sin la debida preparación, así como la necesaria contratación de profesores no aptos para tan alto empeño.

El V Congreso del Partido en 1997 dio inicio al retroceso en las reformas promercado que habían sido implementadas para paliar los momentos más críticos del "Periodo Especial". Se le interpusieron múltiples trabas al trabajo por cuenta propia, y también se frenó la inversión extranjera. Además, la economía experimentó una recentralización que a ratos recordaba la utopía guevarista de los años 60. Aquella controversial cuenta única a nivel de ministerios casi dejaba a las empresas y entidades sin la posibilidad de realizar operaciones bancarias.

En esas condiciones cobró auge el Equipo de Apoyo y Coordinación del Comandante en Jefe, un proyecto que materializaba la vieja aspiración del máximo líder de contar con un gobierno paralelo que fuese "más ágil" que el gobierno real de la nación. Un gobierno real en el que no todos los cargos se correspondían con el desempeño histórico de los funcionarios. Por ejemplo, el comandante de la Revolución Ramiro Valdés, hoy poderoso vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, era en los últimos años de Fidel Castro un simple director de un grupo empresarial del Ministerio de Comunicaciones.

Al acceder a la jefatura de la nación, Raúl Castro pudo haber denunciado la política de su predecesor, al estilo de lo que hizo Nikita Jruschov con respecto a Iósif Stalin. Pero ya sabemos que no sucedió así. Al parecer, las relaciones dinásticas pesaron más que otras consideraciones.  

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

aNONIMO.Fidel Castro siempre lo que deseo y logro fue el poder, para hacer lo que le saliera de sus .....,pero aun siendo un viejo decrepito quieren seguir el mismo camino de derrotas que el tuvo, siempre lejos de levantar el pais y desarrollarlo, por eso ha llegado el pais a lo que ha llegado estar en una miseria espantosa, llena de derrumbes en todos los sentidos, cuando el pueblo tome las riendas de nuevo no quedaran ya ni simientes, lo estan destruyendo todo y rechazan la ayuda  de quien les tiende la mano, estupidos dictadores solo viven para engrandecer sus arcas y no piensan como vive el pueblo, lo que queremos los cubanos es que ya se larguen para asi evitar el mar de sangre que se avecina.

Imagen de Anónimo

Alejandro, 14 de Abril del 2016  4.20 PM El Congreso del Partido, el Comite Central, incluido su Buro Politico y Secretariado fueron creados por Fidel Castro para dar una imagen de que las ese analizaban y aprobaban colectivamente,  todo eso era una gran  mentira siempre hizo lo que le dio la gana y las decisiones que adoptaba eran unipersonales y el que se le oponìa a criticaba era sustituido del cargo o ignorado, esta ultima categoria para sus protegidos exclusivamente.Los que estaban a su lado (me refiero a la nomenclatura de los intocable)  le tenian más que miedo, pánico y no tenian valor para contradecirlos, esta es una de las tantas causas por las cuales cometio tanto errores estragicos y de todo tipo durante el tiempo que nos tenia el pie sobre el cuello a todos los cubanos, o sea desde 1959 hasta 2006. Cambio la finca de Biran que tenia su papa por Cuba, esos mismos métodos de direccion fue lo que utilizo. La sentencia que le corresponde por todas las atrocidades cometidas es supeior a la que le aplicaron a  Nicolae Ceausescu en Rumania. 

Imagen de Anónimo

Nada. No sucedió nada. Lo único es que ese par de sátrapas van envejeciendo, haciendo de las suyas y se morirán sin pedir perdon por los crímenes contra la humanidad. Eso es lo único que pasa.

Imagen de Anónimo

El que quiera saber por que Ramiro Valdes paso de ser 'un simple director de un grupo empresarial' a 'vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros' que se lea el articulo de Montaner "Pacto entre generales" (o algo asi, no recuerdo bien su nombre), en resumen, teoricamente, es un acuerdo de todos los poderosos (generales e historicos) de repartirse el poder despues del 'retiro' casi muerte del cagandante en jefe para evitar divisiones internas y el FIN de la 'revolucion'.

Imagen de Anónimo

geriatria 2016

Imagen de Anónimo

Séptimo Congreso de Gediatría La Habana 2016.

Imagen de Anónimo

Lo que peso fue el deseo de mantener a toda costa la secrecia y la desinformacion de la gente sobre las maromas de los "gobernantes". Nunca ha habido real deseo de hacer las cosas bien hechas en Cuba por parte del gobierno, siempre se ha seguido el "quitate tu pa'ponerme yo" y el "salvese el que pueda". Lo demas es nada menos que una falta total de preocupacion y ocupacion por las necesidades de la gente, un juego de ajedrez donde los de a pie son meros peones obligados a "proteger" a la realeza. En fin, puro desastre, pura mentira.