Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
POLÍTICA

Documental 'La Guardería' narra las experiencias de niños argentinos refugiados en La Habana

La película documental La Guardería, ópera prima de la argentina Virginia Croatto, aborda las experiencias de los hijos de los combatientes montoneros que vivieron en La Habana entre 1979 y 1983. En aquel entonces, sus padres los dejaron en una especie de refugio mientras volvían de forma clandestina a Argentina en la llamada Contraofensiva.

Según publica este lunes Infobae.com, la cinta se proyecta por estos días en los cines del país suramericano apoyada en el testimonio de aquellos niños, dejados al cuidado de dirigentes de la organización peronista.

Su directora es también parte de la trama. Ella misma vivió en la Guardería montonera de La Habana entre 1980 y 1983. Su madre, Susana Brardinelli, era la encargada del lugar. Reconstruye esa historia a través del recuerdo que sus compañeros, hoy adultos y padres a su vez, tienen de aquellos años.

La Guardería suple bien el escaso material gráfico existente —señala el medio—, combinando imágenes de Buenos Aires y La Habana, de época y actuales, y, sobre todo, dibujos infantiles y objetos que reconstruyen aquel mundo según la óptica infantil de los habitantes de aquel refugio abierto por el Gobierno de Cuba.

Virginia Croatto eligió contar –sin juzgar— desde el punto de vista infantil ese mundo tan peculiar, de niños dejados por padres que parten a la lucha, que les prometen volver, pero no les ocultan los riesgos; de hecho algunos de ellos ya eran huérfanos, como la propia realizadora de la película.

Los apellidos de estos chicos —Perdía, Yager, Olmedo, Zverko, Binstock, Montoto Raverta— remiten a uno de los episodios más oscuros de la historia montonera, señala el artículo. Los protagonistas de La Guardería evocan un regreso que no fue al país que les habían contado, sino uno en el que, en la transición de la dictadura a la democracia, no podían hablar abiertamente de sus padres y de su lucha.

"(En Cuba) era como si estuviéramos resistiendo en el País de Nunca Jamás para volver algún día al paraíso", recuerda Virginia Croatto.

De acuerdo con la opinión de la periodista, el centro de acogida a los hijos de montoneros en La Habana "debe haber sido la guardería más cara del mundo". Dice que mientras otros gobiernos capitalistas en la región dieron refugio a muchos más exiliados argentinos de forma gratis, La Habana se quedó con varios millones del botín montonero.

El artículo habla de unos 30 millones, aunque no ofrece detalles de quién proporciona la cifra, y ve como un disparate que algunos entrevistados y periodistas militantes en la película documental intenten ver en la guardería de La Habana una expresión de "la solidaridad del Estado cubano con aquellos luchadores antidictatoriales".

Los Montoneros, una organización de izquierda surgida en apoyo al movimiento peronista y que desarrolló una lucha armada entre 1970 y 1980, dirigió sus acciones a la instauración de un "socialismo nacional".

El 8 de septiembre de 1975 fue declarada "ilegal" por el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón y posteriormente desarticulada a manos de la dictadura militar que derrocó a la viuda de Perón el 24 de marzo de 1976. Existe controversia si fue o no una organización terrorista porque fue la dictadura militar la que utilizó el calificativo, no existiendo aun consenso internacional para su tipificación legal.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

¿ Y donde estaba esa "Guardería"?

Imagen de Anónimo

 Guardería VIP para todos los hijos de la lacra comunista que chancleteó desde Argentina para Cuba;  y yo pregunto, ¿cuántos de estos comunistas se quedaron a construír el de Cuba?, porque cuando cayó Allende, el hotel Presidente, frente a Relaciones Exteriores estaba desbordado de chilenos comunistas que huyeron y al cabo del año, sólo quedaban cuatro gatos en Cuba, los demás se fueron a construír el comunismo para Suecia, Inglaterra y México cuando se dieron cuenta que aquí en Cuba no se podían comer el "filete a lo pobre " con arroz que era uno de los  platos mas humildes de Chile. Conocí a dos de estos tipejos en 1980, que se quedaron en Cuba porque no tuvieron mas remedio y otro ejemplar de ellos comunista a morir, que estaba flaco en los huesos cuando empezó el "Período Especial", en 1990; que se le dio el chance de un taller en la UNAM en México por un mes; regresó a La Habana después con las libras que perdió por hambre, movió los caracoles, regresó a México y mas nunca se le vio el pelo en Cuba. Esos son los famosos Tupamaros, Comuneros, Montoneros y demás mierda comunista latinoamericana.