Jueves, 14 de Diciembre de 2017
15:56 CET.
Economía

Malas noticias para los estudiantes de Contabilidad y Finanzas

Acaba de celebrarse la asamblea de balance del trabajo de la Contraloría General de la República durante el año 2015. El saldo de las auditorías e inspecciones realizadas constituye un reflejo del desorden existente en empresas y entidades cubanas: se detectaron 233 delitos, de los cuales 106 clasifican como hechos de corrupción.

Igualmente se pudo conocer que, de los perjuicios económicos propinados al patrimonio público, el 33% correspondió al Presupuesto del Estado, mientras el restante 67% fueron a empresas y entidades. Se recomendaron un total de 6.614 medidas disciplinarias contra los infractores directos y sus colaboradores.

Entre las anomalías halladas están los faltantes y pérdidas de bienes, la existencia de cuentas por pagar vencidas, la inejecución por negligencia de recursos aprobados para inversiones, pagos indebidos a trabajadores por cuenta propia, deficiente gestión de los sistemas de contratación, así como indisciplinas tributarias.

Pero en esta reunión afloró otro hecho inquietante para las autoridades, tanto o más que las deficiencias antes mencionadas: no se logra completar la plantilla de auditores que requiere el país. Muy pocos graduados de las especialidades de Contabilidad y Finanzas quieren ser auditores, no obstante el número de profesionales y técnicos de esas materias que se desempeñan en otros cargos, y que podrían quedar excedentes de profundizarse el proceso de reducción de plantillas en los distintos niveles de la economía.

Es cierto que los auditores no siempre han encontrado condiciones favorables para su trabajo. Además de que algunos no cuentan con la capacitación suficiente, ha sido escaso el apoyo que han tenido en varios lugares por parte de las administraciones, y ha habido demora en la aplicación de sanciones a los infractores, lo que a la postre fomenta el ambiente de descrédito e impunidad.

La realidad indica que los auditores son mal vistos en todas partes, máxime en una economía como la cubana, donde cada vez aumenta la magnitud de la economía sumergida —lo que en el argot popular se conoce como "luchar" o resolver "por la izquierda"—, y además muchas veces son los propios jefes de las empresas y entidades los que propician o cometen directamente las violaciones.

Y si difícil resulta hallar auditores para nutrir la tropa de la Contraloría General de la República, harto engorrosa se torna la tarea de encontrar a alguien que acepte ser auditor interno de una empresa o entidad. Porque estos últimos, a diferencia de los de la Contraloría, son trabajadores de los propios centros que van a ser auditados, y tienen como triste misión la de vigilar o chivatear a sus compañeros de trabajo.

Para restarle dramatismo a esa situación, y también con vistas a tener las manos libres para actuar, muchos jefes emplean a sus auditores internos en tareas ajenas a la auditoría o el control. Se trata, por supuesto, de una práctica que no agrada a la señora Gladys Bejerano, contralora general, quien insiste en que el control interno es fundamental para detener las irregularidades que se observan por doquier.

Hasta los exespías Gerardo Hernández y Ramón Labañino —que no se sabe a ciencia cierta qué hacían en esta reunión— se pronunciaron por la búsqueda de alternativas que permitan paliar la escasez de auditores.

Al final, y como sucede con frecuencia, la cadena tiende a quebrarse por el eslabón más débil y desprotegido, en este caso los jóvenes que estudian actualmente las carreras de Contabilidad y Finanzas en las universidades del país. Porque la señora Bejerano, el ministro de Educación Superior, Rodolfo Alarcón, y la flamante presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y miembro del Consejo de Estado, Jennifer Bello, firmaron un convenio de trabajo para que esos estudiantes, como parte del servicio social de obligatorio cumplimiento, una vez graduados se desempeñen como auditores al menos durante dos años. Pobres muchachos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

hahaha que mierdero si pagaran bien y respetaran a los profesionales la cosa fuera diferente ahora todos haran como los medicos cuando falte un semestre se cambian de carrera o se van , en los 60 los comunistas cochinos salian a la calle con escobas y decian a barrer a los contadores decian q no hacian falta y desde los 60 empezo el derrumbe de todo en fin dios todo poderoso llevate lo que estorba y q se vayan a descansar al infierno 

Imagen de Anónimo

Buenisima noticia, tras las arduas investigaciones del Coma andante se ha logrado la producción suficiente de Moringa para asignar un par de libras al mes para mayores de siete años...para menores no, porque sería muerte casi instantanea. Los adultos aguantaran más tiempo...

Imagen de Anónimo

Dudo mucho que las Carreras del sector de Ciencias Económicas , tengan un mínimo atisbo de seriedad, de ciencia y de lo que sea en Cuba.Y lo mismo , a su lado,  las Carreras pertenecientas al Derecho, tanto economico, como civil o penal...  ni las unas sirven en Cuba para cuadrar cuentas ni las otras para defender los derechos de nadie. Allí el que manda, manda..a la vez cuadra cuentas y da sentencias. Viva la Robolución

Imagen de Anónimo

Todos sabemos que en Cuba el sistema de gobierno ha sido una improvisación personal de ahí la terrible postración y fracaso de todas las políticas El desdén por todo el.acervo científico en materia de justicia ha sido muy dañino y ha causado mucho dolor. En Cuba el Sistema Judicial más que implantar justicia ha sido un sistema vengativo cruel y criminal, además de discriminatorio. Las sentencias son coyunturales a las necesidades del poder político donde los fiscales están por encima de los jueces y los abogados son figures sin ningún poder para contrarrestar las arbitrariedades y abusos de los fiscales.Es por eso que nunca podrán ni siquiera reducir los indices de corrupcion, al contrario lo que vemos es que van en aumento.No hay que decirlo ellos lo saben no son tonto pwro nosotros el pueblo no somos tonto lo sabemos la diferencia en que ellos no van a la cárcel y los de a pie si pero lo más importante es cada día van cayendo más en la espiral de corrupcion, ineficiencia, desprestigio, deslegitimidad, desenmascaraminento de los verdaderos causantes del desmadre y su total desaparición del escenario nacional, no sabemos cuando pero el fin de la estafa llegara     

Imagen de Anónimo

La corrupcion no es un problema ético sino social no lo diga yo todos los estudios que se han hecho sobre todo en América Latina donde hay altos índices de corrupción lo evidencian y en Cuba lo saben pwro las causas para minimizar la corrupción no las aplican porque somo son posibles en sistemas democráticos donde existe control social de los viene publicos. Incluso esta dos tardó que las medidas punitivas pueden agravar la situaciónLa corrupción se combate entre otras cosas con:Instituciones fuertes con roles bien establecidos y con rendición de cuentas.Fortalecimiento del Estado de Derecho en el nadie puede estar por encima de la leyIndependencia del Poder Judicial además según Jose Castelazo experto en este tama del Instituto de la Administración Pública de México expreso: : " la lucha contra la corrupción debe ser una lucha audaz, obkwtiva , concreta en la que no se prostituya a la institución que la denuncia y en la que se concrete con pruebas irrefutables lo denunciado. Con auditorias y caza de brujas nunca acabarán con la corrupción pues solo se persigue el efecto pero no las causas y siempre paga el simple trabajador los corruptores que en última istsncia es el Estado mismo nunca salen condenados y nadie se atreve a cuestionar el sistema que es el principal corruptor  

Imagen de Anónimo

OjoDe donde trajo Raulito a la Bejerano, ah,ah,ah, Nada mas de mirarle su cara, guarda relacion de algun modo con Pamela, eso es historia rancia ya en la isla, Los que mas gritan, los que mas reprimen son los mas ladrones mediocres que para buen hecho estan mas que autorizados, y lo que mas grave es,, la trasmicion de ese flagelo a cuanta decendencia tengan  convirtiendose en amenaza peremne a las futuras generaciones, que de inicio salen ya flageladas..

Imagen de Anónimo

Veanlo desde el punto de vista q conociendo al enemigo, lo combatirán mejor, es decir, aprenderán cómo roban y los agarran, para  cuando ellos terminen la fase obligatoria, puedan robarle al gobierno desde sus posiciones de Contadores y que los futuros auditores no puedan agarrarlos a ellos.

Imagen de Anónimo

Yo si se que estabana haciendo Gerardo Hernández y Ramón Labañino en esa reunion: Estaban ahi porque no tienen nada importante que puedan hacer, el desgobierno no sabe que va a hacer con ellos y los tienen de aqui pa'ya sin ton ni son.Eso me recuerda -a proposito de un articulo que salio hace poco sobre uno de los companeros de la guerrilla del Che- esos tipos en cualquier momento se decepcionan y ya los veremos en Francia o Espana hablando miercoles despues!

Imagen de Anónimo

La experiencia indica que nuestro invencible Comandante desde su guarida del lobo, desde donde "no manda" segun creencia inducida generalizada, apelara a su estrategia de los contingentes que siempre le ha dado resultado.

Imagen de Anónimo

Las prácticas de control que existen en el régimen comunista no sirven. Es un control arbitrario, físico, inexistente, absurdo, que no se atiene a las normas de la contabilidad y auditoria internacionales. Para empezar, ya me dirán cómo se puede determinar la situación de una empresa cuando se unifican dos monedas que valen distinto, el CUC y el CUP para obtener lo que llaman "moneda total". Ningún auditor sensato podría avalar unas cuentas elaboradas con esta metodología. La información econòmica en Cuba es toda mentira, y la Contralora no es más que un instrumento al servicio del régimen para cazar y reprimir a aquellos que son molestos. Es poco profesional. Digamos que una sirviente más de la seguridad del estado.