Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Salud

Villa Clara: 2.900 multas por 'indisciplinas' que propician la proliferación de mosquitos

Los inspectores de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) han impuesto en Villa Clara 2.900 multas a entidades estatales y personas naturales por "indisciplinas y conductas" que propician la proliferación del Aedes aegypti y el albopictus, informa el diario oficial Granma.

El Gobierno lleva a cabo una intensa campaña contra los mosquitos que transmiten el zika, el dengue y el chikungunya, que incluye fumigaciones e higienizaciones.

Niurka Delgado Suárez, jefa de enfrentamiento del DIS, dijo que la cuantía de las multas asciende a 137.263 pesos (unos 5.500 dólares).

Afirmó que en las más de 1.600 inspecciones realizadas al sector estatal de la provincia, se impusieron 665 sanciones, "un mal ejemplo para la ciudadanía que ve como las propias empresas y centros de trabajo incumplen lo legislado en materia sanitaria", señaló el diario del Partido Comunista.

En el caso del sector residencial, en las más de 3.000 supervisiones realizadas se aplicaron 1.890 medidas, consistentes en el pago de cuotas que van desde los diez pesos hasta los 300 (unos 12 dólares). La cuantía "muchas veces resulta irrisoria ante la dimensión y el daño provocado por la falta cometida", se quejó la funcionaria, aunque el salario medio mensual de la Isla es del equivalente a unos 24 dólares.

Según Delgado Suárez, los municipios con más violaciones son Santa Clara, Manicaragua, Caibarién, Ranchuelo, Camajuní y Cifuentes. Esto "no quiere decir que en el resto las cosas marchen mejor", criticó, y puso como ejemplo el caso de Sagua la Grande, uno de los territorios de mayor índice de infestación de mosquitos, que sin embargo no figura entre los que más multas impone "a causa de la falta de los inspectores necesarios".

Entre las principales transgresiones detectadas, Justo Ramírez Espín, director de la DIS en Villa Clara, mencionó el vertimiento de desechos sólidos y escombros en la vía o lugares inapropiados y el derrame desde viviendas o centros de trabajo de aguas limpias o residuales.

Otro delito muy frecuente, añadió, ha sido la descarga a ríos y cañadas de basura de todo tipo, e incluso a pocas horas de haber sido limpiados por las fuerzas que participan en la higienización.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.