Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Relaciones Cuba-EEUU

Obama dice que los cubanos elegirán su futuro y Castro se parapeta tras el inmovilismo

El presidente estadounidense, Barack Obama, y Raúl Castro dieron una exhibición este lunes de la distancia entre sus respectivos gobiernos en materia de derechos humanos y libertades, además de poner en evidencia las grandes diferencias en la manera de defender sus posiciones.

En el primer encuentro ante la prensa de un presidente estadounidense y un gobernante cubano en casi 90 años, Obama asumió una postura conciliadora y abierta al diálogo, se mostró prudente ante su anfitrión, pero en dominio de la situación. El general, no acostumbrado a que se le cuestione, estuvo nervioso; echó mano del repertorio inmovilista de su régimen y su interpretación de los derechos humanos, elaborada para justificar la supresión de libertades.

Mientras el mandatario estadounidense dijo incluso estar dispuesto a discutir sobre la visión estadounidense, Raúl Castro se irritó ante la pregunta sobre los presos políticos en la Isla hecha por un periodista estadounidense hijo de cubanos.

"Dame una lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", respondió Castro visiblemente enojado. "Si hay una lista, por la noche van a estar sueltos".

Volvió sobre el asunto al final de la comparecencia: "No es correcto preguntarnos por presos políticos. Díganme el nombre del preso político y ya", dijo.

Obama afirmó que las discrepancias en derechos humanos son el principal escollo para sellar el acercamiento entre Washington y La Habana, y aseguró que mantuvo con el general una discusión "franca" y "sincera" al respecto.

Castro se parapetó tras la habitual defensa de su Gobierno en estos casos, la "politización" del tema. Dijo que La Habana considera los derechos humanos "indivisibles, interdependientes y universales" y garantiza educación y salud gratuitas, salarios iguales por trabajos iguales, etc. No obstante, zanjó: "Ningún país en el mundo respeta todos los derechos humanos".

"Habrá unos que cumplan más y otros menos, no se puede politizar el tema de los derechos humanos, eso no es correcto", dijo.

En la rueda de prensa, realizada tras las conversaciones oficiales, ambos gobernantes aseguraron que desde el 17 de diciembre de 2014 Washington y La Habana han dado pasos concretos hacia la normalización de relaciones.

Obama reiteró, como han dicho ya funcionarios de su Administración, que "el destino de Cuba (…) será decidido por los cubanos, por nadie más".

"Al mismo tiempo, como en otros países del mundo, Estados Unidos defiende el derecho de los ciudadanos a elegir a sus propios líderes", dijo el mandatario.

Obama: 'El embargo va a terminar'

Si para la Administración Obama derechos humanos y democracia son el principal escollo en las negociaciones, para el régimen de Raúl Castro lo es el embargo.

El general reiteró su exigencia de que las restricciones estadounidenses sean completamente levantadas y volvió a señalarlas como "el obstáculo más importante" para el desarrollo y bienestar del pueblo cubano, pese a las décadas de desastrosas políticas económicas de su Gobierno y el de su hermano.

Reconoció que Washington ha tomado "algunas medidas" para flexibilizar el embargo, pero afirmó que "mucho más pudiera hacerse" y aseguró que habló de ello con Obama y le hizo sugerencias.

La otra condición del régimen, repitió Castro, es la devolución del territorio de la Base Naval de Guantánamo.

"El embargo va a terminar, lo que no puedo decir con seguridad es cuándo", dijo Obama en el turno de preguntas. "Lo que hicimos durante estos pasados 50 años no sirvió ni a nuestro país ni a Cuba", consideró.

"Puede que haya aspectos del embargo que todavía podemos arreglar a medida que los vayamos detectando", agregó el presidente estadounidense. "Sinceramente, el Congreso de Estados Unidos no es tan productivo como a mí me gustaría", dijo.

Sin embargo, señaló que la rapidez con la que el Congreso ponga fin al embargo dependerá de cómo La Habana responda a las preocupaciones que tiene Washington sobre el tema de derechos humanos.

Pasos concretos

Ambos mandatarios resaltaron "pasos concretos" conseguidos desde que comenzó el acercamiento diplomático. Entre ellos, la reanudación del correo postal directo y el restablecimiento de los vuelos regulares; la cooperación en medioambiente y áreas marinas, entre otros.

Castro y Obama dijeron que está por firmarse un nuevo acuerdo sobre cooperación en agricultura. Mencionaron además la negociación de instrumentos bilaterales en esferas como el enfrentamiento al narcotráfico, la seguridad del comercio y de los viajeros y la salud.

"Empresas cubanas y sus contrapartes estadounidenses trabajan en la identificación de posibles operaciones comerciales que se pudieran concretar en el marco aún restrictivo de las regulaciones (estadounidenses) en vigor", dijo el general.

Indicó que algunas se han materializado en el ámbito de las telecomunicaciones. El Gobierno cubano, que ha conseguido hasta ahora mantener un férreo control sobre el acceso a la información, teme que las medidas de la Administración Obama en este campo sean una manzana envenenada.

Justo este lunes, el presidente estadounidense anunció que Google habría llegado a un acuerdo con La Habana para expandir la conexión WiFi y el acceso a internet de banda ancha en Cuba.

Castro dijo que en el ámbito de las telecomunicaciones su Gobierno "cuenta con un programa basado en sus prioridades de desarrollo y en la necesaria soberanía tecnológica, que garantiza el uso apropiado de estas al servicio de los intereses nacionales".

Por su parte, Obama anunció que su Gobierno planea poner en marcha programas educativos que permitan a estudiantes cubanos estudiar en Estados Unidos y viceversa. Asimismo, para ayudar en la enseñanza del inglés en la Isla.

"Estoy aquí para mejorar las vidas de los cubanos y los estadounidenses", dijo Obama.

Pese a la reciente visita de Nicolás Maduro, entre los temas abordados por Castro y Obama no estuvo Venezuela.

"Estaba previsto, pero no hubo tiempo para concluirlo, abordar nuestra preocupación por la situación de desestabilización que se intenta provocar" en el país sudamericano, dijo el general, repitiendo el discurso con el cual el chavismo intenta justificar el descontento ante la gestión de Maduro.

Tras la conferencia de prensa, el mandatario estadounidense asistió a un encuentro con emprendedores cubanos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

El general no se irritó, sino que aplastó al periodista minusválido que preguntó sobre presos políticos sin tener una de las tantas listas y ni siquiera sabía quiénes eran, porque no pudo balbucear un nombre. Por lo demás, las listas de presos políticos que andan por ahí están envenenadas con secuestradores, desertores, comandos infiltrados y otras especies no políticas de delincuencia.

Imagen de Anónimo

Lo que hemos presenciado en este rueda de prensa son dos cosas bien claras: Por un lado tenemos a  Barack Obama, una persona inteligente elocuente articulada y por la parte de Cuba tenemos a un guagiro ladron sin cultura que gobierna por sus timbales, creo que el mundo lo pudo captar con facilidad. Ahora bien, Obama fue tan cauteloso a la hora de responder, tan precavido, que me temo su mensaje no fue captado por el hombre finca de Raul. Tambien Obama, fue claro, cuando dice los cubanos decidiran su futuro, ellos, los cubanos, no los EU. El, en materia de la libertad apuesta a un cambio a largo plazo, una manera muy sutil de lavarse las manos como Poncio Pilato. Si se reune con los disidentes, lo hace como un gesto de complacer a ambas partes y temiendo un costo politico en las proximas elecciones para el partido democrata. Pero fue mas que claro cuando dijo que los E.U mantiene relacion con paises como china y vietnam con los cuales no comparte su idologia, mas claro ni el agua. Si sucede bien sino tambien. Ahora bien los periodistas estan hecho de mantequilla. Si usted va ha ejercer una prefecion como esa requiere de tener un minimo de timbales, sino dediquese a otra cosa. Conclusion, no esperen nada.

Imagen de Anónimo

“I affirm that Cuba’s destiny will not be decided by the United States or any other nation,” Mr. Obama said. “Cuba is sovereign and rightly has great pride, and the future of Cuba will be decided by Cubans, not by anybody else.”Palabras de Obama, según aparecen en el New York Times de hoy.  "Afirmo que ni Estados Unidos ni ninguna otra nación decidirá el destino de Cuba".  "Cuba es soberana y con mucho orgullo, y el futuro de Cuba lo decidirán los cubanos, nadie más".Espero que así sea.

Imagen de Anónimo

Hay algo de lo que no se ha hablado. En al Palacio de la Tiranización, recibieron a Obama con el Himno del 26 de julio. Recuerden que termina con la frase: "¡que viva la Revolución!". A Obama se la metieron sin baselina y despierto, pero no se dio cuenta. ¿Nadie se ha dado cuenta? ¿Dónde estás, Amadeus? En definitica, Obama es zurdo y le ha dado las espaldas al pueblo cubano. Aquí el vídeo donde pueden verlo:https://www.youtube.com/watch?v=5LnFd7Ab81w

Imagen de Anónimo

si pero eso no va a pasar por que low cubanos son UNOs cobardes 

Imagen de Anónimo

si pero eso no va a pasar por que low cubanos son UNOs cobardes 

Imagen de Anónimo

Sí, Obama dijo que los cubanos eligirán su futuro, que solo a ellos corresponde hacer cambios en la isla, no a Estados Unidos. Ese es el verdadero mensaje. Lo otro a destacar son los nuevos contratos de algunas empresas de este país para admnistrar hoteles en Cuba. Hasta el Four Points Sheraton se hará cargo de un hotel, hasta ahora administrado por los militares cubanos. Además del acuerdo con Google. El pueblo americano, en su inmensa mayoría, apoya este paso dado por Obama y quiere la normalización de las relaciones entre ambos países, sin tanto brete, que es lo que quieren algunos cubiches de por acá. Sin embargo, una robusta mayoría de los cubano-americanos también apoya esta visita de Obama y el mejoramiento de las relaciones. Sin importar lo que digan los Capitol Hill Cubans y sus seguidores.