Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Crónicas desde Miami

Pa' La Habana me voy

Sergio se marcha antes de tiempo. "Me queda visa como para un mes y medio, pero ahí la dejo", dice mientras empuja con esfuerzo el carrito lleno de paquetes "plasticados", que es como se le dice en el aeropuerto de Miami a las maletas forradas en nylon.

"Sale caro pero si no las plásticas no te las dejan montar en el avión", se justifica y compruebo que todos los pasajeros del vuelo tienen esa especie de bultos empapelados.

El grupo que todavía lleva maletas "desnudas" espera en la línea de una máquina giratoria, en la que el operador hace desaparecer una caja de cartón entre vueltas y vueltas del papel transparente.

Cuando lleva como diez cubiertas para la máquina y ceremoniosamente extiende su mano al cliente, escucho que le pide la identificación, que no es un carnet (o ID, como se dice en inglés), sino una hoja blanca con los datos del pasajero impresos en enormes letras.

"Afuerita, pa' que se vea", explica y gira dos veces más la caja.

Los familiares de Sergio, se mueven alrededor del carrito y pelean. "Tanto trabajo para que vinieras y te largas antes", le dice una señora que por el parecido puede ser su hija. "¿Qué tienes por allá que te hala tanto?", le pregunta otro de los que camina a su lado, "¿una periquita?".

Sergio sonríe y chistea, hace ese sonido de boca a lo cubano, mitad burla, mitad negación. "Lo que tengo es a Obama, que ahorita no dejan entrar y no me quiero perder el show", dice.

Los familiares gesticulan, ahora son ellos los que chistean. Sergio sigue: "Me he pasado casi 60 años recibiendo a chinos, africanos y hasta rusos, ¿cómo me voy a perder al presidente de la Yuma?". Y refuerza: "Eso solo se da una vez, no es como el vietnamita aquel, Phan Van Dong, que le dio por ir todos los años a Cuba, o el Nyerere, que no salía de La Habana".

Creo que Sergio se equivoca, recuerdo que Julius Cambaraje Nyerere, el presidente de Tanzania, alguna vez visitó Santiago de Cuba. El viaje fue famoso porque los santiagueros improvisaron una conga con la rima: "Nyerere, Nyerere, venimos a saludarte sin saber quién eres".

Su familia le reprocha a Sergio que no lo dejarán ni acercarse a Obama, pero a él no le importa, lo que quiere ver es a la gente apilada en la calle.

"¡Cómo voy a gozar viendo a los chismosos del CDR repartiendo la banderita americana para el recibimiento!", Sergio detiene el carrito y hace como si contemplara una banderita de papel que sostuviera en las manos. "Imagínate, me hago el loco y le pregunto a la chismosa de mi barrio, Chucha, ¿pero esta no es la del enemigo?"

Ríen todos: los familiares, los demás pasajeros del vuelo y hasta yo, que los miro a distancia.

Sergio se sabe el  centro del salón y se suelta: "Eso no hay quien me lo quite, van a ir más gente que cuando Gorbachov o Allende, el gusaneo en su punto y yo agitando el brazo como nunca y gritando que viva el imperialismo yanqui".

"Y si cualquier chivato se me acerca, le digo, aquí me ve, más gusano que nadie, cumpliendo con la revolución", casi grita, en medio del choteo y la risa contagiosa de todo el que le escucha.

Otro pasajero se cuela en el sainete: "Yo llego a tiempo para ver la pelota, tremendo juego, ojalá abran el Latino para todo el mundo".

Sergio aprovecha y vuelve a la carga: "Ahí va estar Obama también, imagínate los aficionados de pie, aplaudiendo al yuma más que al cubano".

Un pasajero más joven habla del concierto de los Rolling Stones en la Ciudad Deportiva: "Va a ser al aire libre y el Viernes Santo, imagínate si tocan Sympathy for the Devil, seguro se lo dedican a Fidel".

El grupo se calla, se miran entre ellos, como que no lo entienden. "El pelú la puso rara", dice Sergio y todos vuelven a reír, hasta el "pelú".

Y así se van todos, hacia la zona restringida del aeropuerto, donde los familiares despiden a Sergio, al pelotero y al "pelú". Tres tipos que llevan su propia historia a bordo, sus razones para viajar a La Habana, menos políticos que antes, pero igual de inconformes.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 20 ]

Imagen de Anónimo

Jaja muy Bueno! Muy cubano!

Imagen de Anónimo

Soy de Santiago. Estaba alli cuando Nyerere fue y la conga real decia: "Nyerere, Nyerere, Santiago te saluda sin saber quien coño tuere".

Imagen de Anónimo

Se siente vergüenza ajena cuando se escriben y se publican estas mierdas populistas, chabacanas y anticubanas. Ni en mil años en la conciencia social cubana se restaura el daño a la moral ciudadana y al orgullo nacional que se ha padecido durante todos estos años. El cubano actual es mas tercermundista que un haitiano o un afgano. Rolling Stones en la Ciudad Deportiva? Una blasfemia para todos a los que los de la Columna Juvenil del Centenario nos cortaron la melena en el medio de la calle y para los que teniamos que oirlos a escondidas. Y que un presidente americano vaya alli con los Castro aun en el poder es el colmo.

Imagen de Anónimo

Son unas yeguas!!!! jejejejejeDescaraos!

Imagen de Anónimo

 todos los cederiatas recien llegados se quieren hacer pasar por gusanos... pero ninguno va a la Habana para que Obama los vea desfilar con #todosmarchamos. (los Gourriel)

Imagen de Anónimo

Yo voy el 23 a ver lo q dejo Obama

Imagen de Anónimo

Disfruto muchos sus artículos, Camilo. Lo felicito. Sergio no quiere perderse ese acontecimiento. Más alládel embullo popular se esconde la esperanza de que las cosas puedan mejorar. 

Imagen de Anónimo

Muy bueno. Ahora se van a meter contigo por...  Lo que sea, la cosa es joder

Imagen de Anónimo

Muy bueno,  y entonces tu también vas a recibir a Obama ??? Jajajaja

Imagen de Anónimo

Muy bueno Camilo, ya puedes escribir un libro de crónicas miamenses-habaneras.KT