Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Opinión

Sobre la política exterior hacia Cuba

Cuando el presidente Barack Obama anunciaba su nueva agenda respecto a Cuba esgrimió como motivación fundamental la necesidad de empoderar al pueblo cubano y de concluir con una política supuestamente errada. Para muchos, el argumento resultaba cuando menos ambiguo, partiendo de que durante todo el proceso que se había dado, se ignoró el criterio de un amplio grupo de actores políticos dentro y fuera de la Isla. No comprendíamos que se pudiera empoderar al cubano si el régimen era el único que tenía representación en el nuevo proceso político.

No ha tomado mucho tiempo mostrar que quienes dudábamos estábamos en lo cierto. Un año y tres meses después, los hechos hablan por sí solos. Raúl Castro ha cumplido con su palabra empeñada: no ceder ni un milímetro.

Sin embargo, es necesario señalar que la nueva dinámica no solo ha marcado las relaciones de EEUU y el régimen de La Habana, sino que ha marcado pauta también en Europa.

Cuando la nueva agenda se hizo pública ya existía un camino recorrido en el proceso de diálogo político entre el régimen y la Unión Europea (UE). Existían claros referentes que debían, de una forma u otra, dar guía para el resultado final de dicho proceso. El acuerdo de asociación con América Central pautaba el papel fundamental que debe jugar el tema de DDHH y promoción de la democracia.

Durante el viaje realizado por el canciller español García-Margallo, este mencionó con claridad la importancia de que el régimen se acogiera a dos importantes herramientas internacionales, los Pactos de Derechos Humanos de Naciones Unidas y las normativas de la Organización Internacional del Trabajo. La molestia fue evidente, el canciller no fue recibido por Raúl Castro.

La señal fue más clara: la nueva ronda de conversaciones, a celebrarse en pocos días, era suspendida por el régimen hasta nuevo aviso. Evidentemente, estas dos herramientas estarían en la mesa de discusión y no eran del agrado del régimen.

Lo que pocos esperaban era que el anuncio del día 17D cambiaría notablemente el camino de dicho proceso. El tema de derechos humanos quedaba a un lado para dar vía a temas económicos. Y los europeos seguirían la nueva línea trazada por la diplomacia norteamericana.

La semana pasada tuvo lugar en forma discreta otra ronda de conversaciones de la UE con el régimen. Por supuesto, los derechos humanos siguen en un segundo plano y la ausencia de la oposición sigue siendo un elemento obvio y, lamentablemente, ya rutinario. Las presiones del régimen han surtido pleno efecto.

También se han revelado las discrepancias del régimen con la Administración norteamericana en referencia a la presencia de algunos disidentes y opositores durante la visita del presidente Obama.

El resultado concreto y real es que la nueva política tanto de la UE como de EEUU no han logrado ningún empoderamiento de la sociedad civil independiente, de la oposición, ni tampoco de los cuentapropistas, quienes ni siquiera han obtenido una personalidad jurídica. Lo que sí se ha logrado es que el régimen exija con más fuerza que los únicos actores políticos son ellos y que, si no se aceptan sus reglas, el proceso no avanza.

Resulta un delirio que dos dictadores decrépitos, que han secuestrado y convertido nuestra Isla en una ruina, puedan marcarle la agenda a EEUU y a la UE.

El régimen de los Castros carga un pasado desastroso y de violaciones de los derechos humanos. Un amplio récord de relaciones con regímenes violatorios, despóticos y enemigos de las democracias occidentales.

Legitimar la transferencia de poder implica dificultar el camino a la democracia en Cuba. Quienes piensan que los cambios del régimen deben conducir a la democratización del país, se equivocan. Raúl Castro y su equipo trabajan para mantener el control de la sociedad en aras de lograr un tránsito a una dictadura maquillada donde los herederos continuarían en la cima del poder.

El empoderamiento de la población solo es posible en el marco de un Estado de derecho, que propicie libertad de expresión y asociación. Este entorno debe derivar en un proceso electoral donde el voto del ciudadano exprese la voluntad popular. Mientras esto no ocurra, la sociedad será una caldera que puede estallar. La verdadera opinión se encuentra en las calles, en ese clamor en contra del discurso oficial. Los desastres del régimen se reflejan en la apatía y la insatisfacción de todos.

La nueva política hacia Cuba no ha contribuido al surgimiento de un verdadero empresariado. El 85% de las empresas cubanas está en manos de directivos nombrados por la junta militar, o es administrada por oficiales activos o retirados de las Fuerzas Armadas. En lo referido a la economía no estatal, la legalidad del sistema constituye una herramienta coercitiva que impide el desarrollo de la iniciativa en esa área por los cubanos emprendedores. Esta dinámica afecta también el desempeño de los inversores extranjeros.

Mientras más pasa el tiempo la falta de resultados lleva a la mayoría de los cubanos a un rechazo silente a cualquier promesa oficial. Un año y tres meses de deshielo entre Washington y La Habana deja como saldo más poder para el régimen y menos posibilidades de mejoría para el pueblo. El cubano se apresta a participar del impacto mediático que traerá consigo la visita de Obama a la Isla, pero no espera mucho de este acontecimiento.  

La insatisfacción con un proceso que margina a la mayoría genera malestar. Esto se traduce en una creciente tensión social. Desconocer constantemente la voluntad ciudadana conduce a un callejón sin salida.

La actual política de la UE y EEUU quiere ver en el régimen un factor positivo en la construcción de una sociedad democrática. Se convalida, en la política internacional respecto a la Isla, el autoritarismo electoralista. Este va aderezado con supuestas transformaciones económicas que, como muestran la experiencia china, vietnamita y birmana, no siempre conducen a más libertades. En este contexto, EEUU y la UE les dan la espalda a los actores prodemocráticos para facilitar el clima de dialogo distendido con la dictadura.

El giro en las relaciones con la Isla solo conduce a la supervivencia del sistema, en tránsito a una etapa aparentemente distinta, pero tan represiva y dictatorial como de costumbre. La verdadera apertura solo puede ocurrir implementando el reconocimiento de los derechos humanos como vía de empoderar a los cubanos.

Los verdaderos actores a favor de la democracia se encuentran entre quienes demandan las libertades fundamentales enfrentando la represión. Desconocer lo anterior, tiene un alto costo para el pueblo cubano.


Adrián Sosa y Camilo Ernesto Olivera son también autores de este artículo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 42 ]

Imagen de Anónimo

El comentario es excelente. Desgraciadamente todos los intentos democraticos y civicos contra el regimen totalitario de los Castros han fracasado y seguiran fracasando; pues ellos tienen el control total de todo en Cuba. Tienen un cuerpo de inteligencia sembrado a todos los niveles, de cuadra, de fabricas, en las escuelas y universidades y una represion feroz y descalificacion personal hacia sus opositores, golpizas, destruyen sus hogares, los encarcelan sin plena justificacion, los expulsan del trabajo, los humillan en todas las formas posibles para que no puedan ser nadie en su propio pais, los limitan a que no puedan salir del pais o hastra trasladarse dentro de su pais. Esta gente no entienden de acuerdos internacionales ni nada han robado tanto y estan tan acomodados en el poder que por que tienen que cambiar? Todavia no lo entienden? Saben que si cambian y permiten algunas aperturas (una grieta en el poder) les puede costar perder sus prebendas, sus lujos y comodidades que han gozado por casi 60 anos ellos sus familiares y militares cercanos a la cupula de poder y allegados, que no han disfrutado ningungun otro cubano. por eso su estricto y severo control de la prensa la TV-radio y ahora en estos tiempos la internet, a la cual le imponen sus filtros y restricciones sobre todo politicas. La unica forma de salir de ellos es fuego con todos ellos y sus propiedades, quemarle las fabricas y ajusticiar a esbirros, agentes, colaboradores y chivatos. 

Imagen de Anónimo

Cuando la Guerra del 68 los lideres estaban disgregados, cada uno alaba para su lado. En el 95 Marti fundo el PRC para lograr la unidad hace mas de un siglo, por ser una isla larga y estrecha plagada de regionalismos llevados a la n potencia por los castros para generated aun mas division.  Lo bueno es que se unan y no permitan  gane el viejo truco castrista de desvirtuar y sembrar sizana entre unis y otros y de cuando en cuando desenterrar un topo para generar aun mas desconfianza y activar el policia interno que llegamos dentro. Yo creo que ya falta menos para lograr la madurez politica de  la disidencia y ganar mas adeptos en la poblacion. Si lo que falta es apenas un lider una pizca de levadura que fermented aun mas la masa popular que hace anos ya no aguanta mas.

Imagen de Anónimo

El CAMINO HACIA UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA PASA POR EL TRÁNSITO ACTUAL. Los senderos de la lucha armada, la intervención extranjera y la violencia, solo son historia. La estrategia actual Euro-Americana, generada por su interés económico-comercial, en el cual los derechos humanos no tienen el peso fundamental para su inicio, conducirán, irremisiblemente al fenómeno clásico de la contemporaneidad, en cada lugar y época con las condicionales particulares prevalecientes, -la transición-, como en la España de Franco, el Chile de Pinochet e incluso la propia Perestroika Rusa . Negar esta realidad, en ausencia de otra posibilidad real, es enmascarar los viejos afanes personales de poder político, que por esa vía pueden dejar de tener prevalencia. Pero la implacable historia impondrá sus leyes.   Pericles 

Imagen de Anónimo

Hay un comentarista que dice que Marti y Fidel se apoyaron en el exilio, pero el dinero lo daban los exiliados. Ahora los exiliados cogen dinero del gobierno federal y se lo dan a los disidentes. Do you see the difference?

Imagen de Anónimo

Buche y pluma namás!!!!

Imagen de Anónimo

MOHAIDEE: El Sr Rodiles Bertha soler, G Fariñas, Jose D Ferrer, los Payatodos los luchadores por la libertad de cuba solo necesitan una cosa para lograrlo. "UNIDAD, UNIDAD Y MAS UNIDAD" Eso solo y presentar un proyecto viable al pueblo que aglutine a todos y con todos lograr la salida definitiva de los cagastros,

Imagen de Anónimo

la oposicion está unida en el objertivo fundamental..derrotar al socialismo,...pero recurden que apesar de ser una disdencia con diversidad política como ocurre en cualquier país democratico, en Cuba es casi imposible lograr organizar un evento con participacion masiva por la extrema vigilancia y represion de las fuerzas policiales y sus chivatos semiescondidos....por ejemplo en esta semana se han reportado mas de 1300 casas que permanecen bloqueadas por la vigilancia castrista. (CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

Yyy,¿para cuando la oposición se va a unir?¿Cuando Bomama nos libere?el bobo alipio".

Imagen de Anónimo

A los trolles y busca jabitas: no Sean inocente en cualquier paid que un cubano se para y dice que cuba es gobernado hace 57 anos por una misma familia que se paso el poder igualito que una dinastia o monarquia...ya no te dejan seguir hablando y te dicen: es una dictadura.  En dictadura hay oposicion, hay  victimas y martires y muchos  intereses de los dictadores por no perder el poder y seguir robando, enriqueciendose y explotando a la isla y toda su poblacion. No reconocer la disidencia, negarla, desvirtuarla es la estrategia de la dictadura para silenciarla. Pero hay estan ellos Rodiles, Berta, Coco, Gorki, Darsi Ferrer, Marta Beatriz, Yoani, Daniel Ferrer y tantos otros que no han tenido miedo y hablan de derechos, respeto y libertades en una tierra donde esas palabras perdieron su significado ante  otros vocablos que hoy nos  repugnan.  

Imagen de Anónimo

 amigos mios..hay que detener las inversiones extranjeras y condicionar las ya existentes a un proyecto democratico en la que el benficiado sea el pueblo .(CENTRO DERECHA CUBANA)