Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Salud

Jatibonico contra los mosquitos

En Jatibonico, provincia de Sancti Spíritus, la batida contra el mosquito Aedes Aegypti se desarrolla como en el resto del país, aunque el vector se mantiene controlado y el programa de fumigación no es tan intensivo como en otros municipios con mayor riesgo epidemiológico.

Las autoridades municipales de higiene y epidemiología aseguran que se han encontrado pocos focos de Aedes, sobre todo en el centro del pueblo, en la zona más urbanizada. Allí, los vecinos cuentan que sus casas han sido fumigadas en más de una ocasión desde que empezó la campaña intensiva.

"A mí me han fumigado dos veces", dice una vecina de la calle Carlos Manuel de Céspedes. "A los vecinos de la otra cuadra los han fumigado más todavía, porque parece que se encontró un foco allí".

Se ven pocas bazookas de fumigación en las calles jatiboniquenses, pero no faltan trabajadores de la campaña que recorren el pueblo explicando las medidas que se deben tomar para evitar el mosquito.

"Han ido a todas partes y se han reunido con los CDR para explicar la importancia de que mantengamos todo limpio", asegura un vecino del batey del central Uruguay.

A un costado del central, unos soldados de las FAR abren una zanja para que circule el agua de un salidero.

"Ya no me acuerdo desde cuándo está ese salidero ahí", protesta una mujer que camina por la acera aledaña. "A ver si no es mejor arreglar el salidero y ya terminan con el problema".

En zonas más alejadas del centro, como el barrio conocido como "Llega y pon", todavía no han recibido la primera fumigación.

"Aquí vinieron para revisar todas las casas y nos dieron un montón de indicaciones", comenta una vecina. "Están recogiendo la basura más seguido que antes y la verdad es que la gente se está portando bien y está cumpliendo las indicaciones, pero no nos han fumigado ni una vez".

La presidenta del CDR de la misma zona asegura que las autoridades han llegado hasta ellos para chequear la sanidad de las casas. "Sobre fumigar no me han hablado. Me imagino que cuando vengan seré la primera en enterarme".

Otra vecina se queja: "Yo quisiera saber cuándo van a venir, porque mosquitos sí hay, que no me dejan dormir por la noche", asegura.

Sin embargo, los trabajadores de Higiene y Epidemiología del policlínico #1, situado en Juan Manuel Feijóo entre Juan Blas Hernández y José Martí, dicen que no hay Aedes en el "Llega y pon".

"Si hay mosquitos, no son Aedes, porque la vigilancia epidemiológica se mantiene constante y allí no hemos encontrado ningún criadero".

Para estos trabajadores, la fumigación es "una derrota".

"Cuando hay que llegar a la fumigación es porque hemos fallado en todo el proceso de prevención antivectorial", explica uno de los doctores. "Por eso tratamos de poner la atención en las labores de saneamiento, chapeo, recogida de basura y prevención. Hasta ahora nos ha ido bien. Hemos encontrado pocos focos en el pueblo, y esas zonas sí se han fumigado intensivamente", asegura.

"Tratamos de usar bien los recursos de que disponemos, no fumigamos si no hay Aedes en el lugar. Hoy, por ejemplo, no tenemos ninguna fumigación programada".

De esta manera, hay días en que no existen fumigaciones en Jatibonico, aunque las labores de saneamiento continúan.

"Estamos bastante bien porque no ha llovido mucho", comenta un vecino del batey. "Cuando llueve se acumula mucha más agua en las zonas como el "Llega y pon" que en el centro del pueblo. Si yo estuviera a cargo, no estaría tan tranquilo. Es preferible fumigar que tener que reportar un caso de enfermedades después", opina.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.