Martes, 12 de Diciembre de 2017
18:57 CET.
RELACIONES CUBA-EEUU

Berenthal: 'La política para los políticos y el comercio para los comerciantes'

Saúl Berenthal, cuya compañía fabricante de tractores Cleber LLC se ha convertido en la primera empresa estadounidense que abrirá una planta en la Isla desde 1959, espera ampliar el negocio poco a poco a otros tipos de maquinaria porque cree que "no hay marcha atrás" en el acercamiento Washington-La Habana, sea quien sea el nuevo presidente de Estados Unidos, según declaró al diario El Español.

El empresario de 72 años radicado en Alabama, nació en la Isla y emigró con sus padres a los 16 años de edad, poco después de la llegada al poder de Fidel Castro.

Quedan trámites por cumplir en Cuba, afirma, aunque no espera ningún contratiempo. Asegura que las autoridades de Mariel, en la llamada Zona Especial de Desarrollo establecida por el Gobierno, han calificado su proyecto de "atractivo y necesario para Cuba".

"Es una cosa que me llena de satisfacción", dice Berenthal en entrevista con la publicación. "Pero más que la parte política —que es una cosa muy importante para todos— [mi socio Horace y yo] nos sentimos orgullosos porque es una manera que vemos de cómo podemos juntar a los dos pueblos otra vez. Mediante el comercio, es cuando la gente y los pueblos derivan mutuos beneficios que resultan en una buena relación comercial, social y política".

En el primer trimestre de 2017 prevén comenzar la fabricación de tractores, pensados especialmente para la agricultura cubana, reveló. Inicialmente emplearán a una treintena de personas y esperan tener una plantilla de unos 300 trabajadores cuando cumplan cinco años.

De empleado de IBM a empresario incansable

Si hoy vive de primera mano la apertura económica de Cuba —refiere El Español— en España vivió personalmente la transición democrática.

En los años 70, Berenthal, informático de formación, trabajaba junto a su actual socio como empleado de IBM y de la mano de la compañía viajaron a España "recién muerto Franco" para instalar las primeras cajas registradoras de El Corte Inglés. Ambos habían desarrollado la programación de estas.

Berenthal recuerda que cuando el producto se fue a exportar a España, "vinieron los señores de El Corte Inglés a la planta de IBM y buscaron a alguien que pudiera dar esa presentación en español". El elegido fue él, que al parecer conquistó a los empresarios españoles por el pasado cubano que los unía.

El fundador de El Corte Inglés, Ramón Areces, inició su carrera en La Habana, en los almacenes El Encanto, un concepto comercial que llevó a España.

"Cuando vieron que era un cubanito el que les estaba haciendo la presentación, insistieron en que me mandaran a mí a España para hacer el proyecto", asegura al periódico español quien hoy cree abrir camino a las empresas de Estados Unidos en la Isla.

En 1983, Berenthal y Clemmons fundaron su propia empresa por desavenencias con IBM, una compañía llamada Post Software International (PSI) que vendieron a Fujitsu. Después, Berenthal creó otras dos empresas de software que también acabó vendiendo para pasarse a otros negocios, incluido el inmobiliario.

Hoy su apuesta son los tractores y Cuba, junto a otros negocios que mantienen.

De vuelta en la Isla apostando por nuevos negocios

En 2007 aún faltaban siete años para que Barack Obama anunciara su intención de recuperar las relaciones comerciales con Cuba, pero Berenthal ya empezaba a viajar "tratando de ver qué fue lo que se hizo de Cuba", y comenzó a moverse en círculos económicos del Gobierno.

Cuando a finales de 2014 Obama dio el visto bueno a las industrias de la agricultura y la construcción para comerciar con la Isla, Berenthal vio el cielo abierto. Entre sus conocimientos de la economía cubana y los del trabajo en el campo de su socio, decidieron poner en marcha la propuesta que hoy los lleva a tener una fábrica en Cuba.

"Ese proyecto nace de esa ambición de poder llevar a Cuba algo que contribuya a la prosperidad del campesino cubano", afirma.

Él y su socio planean producir mil tractores anuales para cubrir la demanda cubana y exportar a Latinoamérica, donde esperan vender el 70% de las máquinas.

"Una de las cosas que están empezando a entender muchas firmas en los Estados Unidos es que la producción en Cuba es muy importante económicamente, porque tiene una serie de tratados comerciales con la mayoría de los países de Latinoamérica que le da una serie de ventajas económicas para poder exportar e importar. Eso no existe con los Estados Unidos hoy en día", dice a El Español.

A su juicio, "la vía más eficiente de poder acelerar el acercamiento de los dos pueblos es dejar la política a los políticos y el comercio a los comerciantes". Reconoce que su proyecto está "bajo un escrutinio bastante delicado (...) hay muchos ojos mirando".

Su abogada se encuentra estos días en La Habana para avanzar en los trámites burocráticos y a principios de marzo acudirán a la feria agrícola de la capital cubana para presentar sus tractores.

Berenthal conserva amigos en la Isla y se siente "muy familiar" cuando está en Cuba. "El haber vuelto y el haber podido compartir con el pueblo nos ha dado [a mi señora y a mí] una satisfacción de sentirnos como si estuviésemos en casa de nuevo", manifiesta finalmente.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

Bueno muchos cubanos queriamos a los castro por que el les hiba a quitar a los rico para darle a los pobres saben como se llama eso

Imagen de Anónimo

Este bandolero es tan maquiavelico que los tractorcitos ( si son los de la foto que vi) son mas malos que os picolinos,problablemente quiera estafar a los castristas,dime tu tratar de bailar en casa del trompo,lo veo en el combinado junto a los diez o doce canadienses y gallegos que se quisieron pasar de vivos con el diablo.ajajajajajajajaj

Imagen de Anónimo

Les juro cuando leo Lo que dice el senor me recuerda a judios d la alemania nazi.

Imagen de Anónimo

Asi pensaron algunos judios en la alemania de hitler.porque tenian mucho dinero y controlaban el comercio en alemania y el Resto de europa.y un buen dia nada a los vagones de trenes y para Dachau .es increible lo egioistas y ciegos que pueden ser algunas gentes.

Imagen de Anónimo

Que atrasada esta España, aun tienen El Corte Ingles mientras Cuba ya elimino a su concepto: El Encanto

Imagen de Anónimo

Dice que salió con sus padres al principio de aquello, ahora veremos a ver como le sale esta empresa con los comunistas. Este cubano me recuerda el dicho americano: Fool me once, shame on you. Fool me twice, shame on me.

Imagen de Anónimo

Pobre de mente el negociante. ¿No sabe que el comercio de Cuba no es de los comerciantes? ¡Es de seudo comandantes, ignorante! ¡Qué tipo más careguanteee!

Imagen de Anónimo

Tremenda cara de sinverguenza, pobre pueblo cubano que los parta un rayo,habria que preguntarle a berenthal si es su compania quien pagara directamente los salarios de los empleados que contrataran, si sus tractores los vendera directamente a los campesinos o sera el gobierno cubano quien se ocupara de todo eso, habria que preguntarle si dira cuanto pagara de salario al gobierno por sus trabajadores y quien elijira los cuadros y los trabajadores de su fabrica,en fin muchas preguntas que seguro que este tipo le importan un comino, lo importante para el es cuanto ganara con esta jugada , el resto es pura mierda

Imagen de Anónimo

Yo no se como a este tipo no le da pena

Imagen de Anónimo

A este judio lo dejaran despeluzado, pobrecito, que rece para que no lo crucifiquen