Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:55 CET.
Opinión

Religión y política

En el mundo de la política, el azar era verde y se lo comió un chivo. Así que la visita del Primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa, su santidad Kirill, a La Habana y su encuentro con el papa Francisco, durante la escala de tránsito que este último realizó en su viaje a México, tiene tela por donde cortar.

Entre las cosechas de esa "coincidencia", saltan a la vista el alza en los porcentajes de legitimidad de la dictadura encabezada por Raúl Castro.

El matiz religioso del intercambio es solo la parte visible de una estrategia cuyas principales bazas tienen que ver con los reacomodos geopolíticos del castrismo, entre otras temáticas relacionadas con el mundo de la política real.

Una vez más, el Vaticano muestra sus compromisos en la articulación de un ambiente favorable a la nomenclatura insular. Ante esta avalancha de acontecimientos, no es descabellado pensar que existe un diseño casi completo de lo que va a suceder en Cuba en los próximos años, incluso más allá del Gobierno actual.

Lo que estemos viendo es la puesta en escena de un plan a largo plazo, en el cual las competencias del Santo Padre puede que superen, con creces, las barreras de la mediación.

Por tanto la suma de actitudes condescendientes de gobiernos, instituciones y personalidades de talla mundial, con la tiranía del Partido único, ¿responden a un acuerdo prestablecido, del cual se perciben algunos amarres como el protagonizado por el Patriarca de Moscú y el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Romana?

¿Se trata de los lados visibles de una política, cuyas conclusiones pudieran estar en la antípodas de una democracia tal y como la describen en los manuales afines?

De acuerdo a la naturaleza de los hechos, el libre ejercicio de las libertades fundamentales no es un precepto lo suficientemente atractivo en la agenda de los negociadores de dentro y de fuera.

Volviendo al tema principal del artículo, los cubanos se preguntan para qué vino "el viejito disfrazado de Santa Claus".

Así catalogó una vecina al líder de una doctrina sin ningún arraigo entre la población autóctona.

No imagina que quizás fue una escenificación en vivo y en directo de un libreto que seguramente contó con el voto del papa Francisco y que busca contribuir al éxito de una reforma parcial del socialismo criollo.

Si algo no le ha faltado a Raúl Castro son las bendiciones. Kirill vino a dar la suya desde Moscú y Francisco la repitió a pocos meses de su visita pastoral por varias ciudades de la Isla.

¿Habrá confesado, el general-presidente, todos sus pecados? ¿Estará asegurando la entrada de su alma al paraíso?

Es probable que los eventos protagonizados por los jerarcas de la cristiandad tengan que ver poco con asuntos del más allá y mucho con los tejemanejes de la geopolítica.

Con el tiempo confío en que salgan a la luz algunos detalles.

Por el momento hay que conformarse con las lecturas entre líneas, la intuición y las sospechas de que algo se trama entre bambalinas. Como bien reza el axioma: en política lo real es lo que no se ve.

En esta secuencia de sucesos vinculados a la causalidad y por ende a los efectos, Kirill y Francisco son puntas visibles de un iceberg.

El resto hay que imaginárselo, a sabiendas que son nulas las posibilidades de que baje la marea para una mejor visualización del objeto.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 19 Feb 2016 - 2:02 am:Muy de acuerdo con tu comentarion en lo referente a Erdogan y lo que está haciendo en Turquía, también en Siria, donde ya no es secreto su apoyo a grupos terroristas y sus relaciones comerciales con ISIS. También lo que dices de Arabia Saudita es cierto.  Lástima que sea aliada de USA. En estos momentos hay fuerzas que quieren provocar el éxodo y de los cristianos nativos de esa región, cuna del cristianismo. Antes de que hubieran cristianos en Europa, ya los había entre los pueblos semitas de esa parte de mundo. Solo debo aclarar que los musulmanes no se tiran al suelo a rezar a Mahoma. Ellos solo rezan a Dios. Otra cosa, esa costumbre no era musulmana, sino que ellos la adoptaron de los cristianos de esa parte del mundo. Se supone que los musulmanes no recen a ningún mortal.  Hoy en dia, en muchas iglesias ortodoxas ni siquiera hay asientos, como tampoco en las mezquitas y es costumbre postrarse, en vez de arrodillarse. Claro, los musulmanes llevaron eso al extremo. Creo que Erdogan es un tipo extremadamente negativo y agresivo. Cierto también lo del genocidio de los armenios etc. Ahora el problema es con lo kurdos.

Imagen de Anónimo

Me asombra que todos los que escriben aquí y el mismo escritor del articulo ignoran un importante detalle…El turco Presidente Erdogan visito Cuba y hablo de construir dos mezquitas para orar y después crear un Centro para el estudio y  la divulgación del ISLAM…Es comprensible que los cristianos (ortodoxos o católicos) no vacilen en reencontrarse…ante la posibilidad de que el musulmanismo avance…y los cubanos terminen en el piso orándole a Mahoma…y pensando en un Califato…Los turcos a través de toda su historia han cometido grandes Genocidios como eliminar a miles de armenios que vivian en su territorio y ahora mismo están matando a cientos de  kurdos que viven en Turquía,  ante los ojos de toda Europa…Los sauditas son peores... Un HORROR! Totalmente intransigentes con otras religiones....... Donde no hay una religión sólida y pacifica…surgen los “iluminados”y  extremistas…con toda su intolerancia..…

Imagen de Anónimo

Wow increible la reprentacion DIOS encarnada en los Papas de  las iglesias catolica y ortodixa Rusa y la representacion de SATANAS en la tierra, si que el mundo esta cambiando pero para peor, soy Catolico y me siento desfraudado por estas acciones de nuestro Papa, pero se veran Horrores, lo menciona la Santa Biblia y asi esta siendo.

Imagen de Anónimo

Francisco y Obama quieren revertir la historia. Cualquier intento por justicar su politica agresiva contra la democracia, es pura propaganda. El 1-2 de Reagan-Juan Pablo II en su cruzada por la democracia, ha sufrido el embate del 1-2 Obama-Francisco en la legitimacion de las tiranias mas funestas de la tierra. La historia no avanza en linea recta, unas veces avanza otras, retrocede. Vivimos tiempos en los que los valores humanos, sus derechos, la democracia y la libertad retroceden frente a fuerzas que pretenden retrotraer la historia al siglo XX.

Imagen de Anónimo

"Raúl, no queremos opio, sino leche".  Creo que de haber estado en la isla lo hubiera hecho, hubiera hecho mi cartel marxista-disidente.  

Imagen de Anónimo

En mexico que es un pais corrupto pero democratico.con un gobernante democraticamente elejido.condeno y critico de todo.en Cuba NADA.esto que esta pasando es culpa de los cubanos.si la gente no se tira pa la calle.el proximo dictador sera alejandro castro o el cangrejo.qur aprendio en la casa que los negros tienen peste.y que conste no soy negra.

Imagen de Anónimo

Si señor Opio, eso es lo que traen al pueblo, opio, enajenación, calmantes, analgésicos, anestésicos. Yo prendí en Cuba  que la miseria religiosa es a la vez la expresión de la miseria real y la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón, así como el espíritu de una situación sin alma. Es el opio del pueblo.Se necesita la abolición de la religión entendida como felicidad ilusoria del pueblo para que pueda darse su felicidad real. La exigencia de renunciar a las ilusiones sobre su condición es la exigencia de renunciar a una condición que necesita de ilusiones. La crítica a la religión es, por tanto, en germen, la crítica del valle de lágrimas, cuyo halo lo constituye la religión, porque Raúl cambia el rumbo filosófico y materialista dialéctico de su política, y los más herrumbrado del modelo-sistema, la economía, no la cambia, sino que se empeña en el modelo marxista, socialista y comunista.

Imagen de Anónimo

En el 94 cuando la crisis de los balseros, me entrevisté en Santa Clara con, creo yo, el obispo de esa ciudad, cuando salí del lugar, lo hice convwencido de que la iglesia católica como institución, es una de los más abominables instrumentos de dominación que ha creado el hombre en nombre de Dios y de Jesús. Todo es una inmoralidad, el mundo actual es una inmoralidad, USA es lo más aberrante que existe. Dios tenía mucha razón al planear regresar luego del cataclismo universal anunciado.Camilo

Imagen de Anónimo

Hubiera dado cualquier cosa porque algún cubano se hubiera hecho visible en alguna parte de la ciudad durante esta visita con un cartel que dijera "La religión es el opio de los pueblos" Nada de abajo Raúl o Fidel, sino aquellas cosas que teniamos la obligación de aprender del marxismo, se imaginan el show mediático si un cubano es preso por presentarse con un cartel así. O por ejemplo, mejor aún: "Raúl no queremos opio sino leche". Creo que lo del opio quiere decir que los dolores del viejo cancer van a arreciar.

Imagen de FernandoSocialCritic

Yo pienso que el Compañero Papa es un híbrido, muy buen cristiano/comunista con la flexibilidad moral y ética típica de un papa del siglo XV. Esto le permite poner sus preferencias políticas en frente de detalles como el respeto a los derechos humanos. Después de todo Jesus decía que a César habia que respetarlo aunque fuera un tirano. Con esto en mente, podemos interpretar la conducta del Compañero Papa como la de un hombre que ve sus seguidores pasando al enemigo, o sea convirtiéndose en miembros de la iglesia protestante y evangélica. Como al camarada no le interesa mucho el tema de la libertad, la tortura, o la corrupción si es de una dictadura comunista, le cuesta poco acomodarse con el tirano Raúl, porque el piensa que ese teatro cae bien en la izquierda latinoamericana. Si esta no es su lógica entonces Compañero Papa es mucho peor de lo que uno se puede imaginar, pues sería meramente un cínico resentido social idolatra de Marx colado en un puesto que no le corresponde ni de lejos.