Lunes, 18 de Diciembre de 2017
19:04 CET.
Economía

Los organopónicos de la capital, también vacíos

Los organopónicos de la capital también están en crisis. La escasez de ofertas los golpea tanto como a los agromercados, puestos de viandas y carretillas.

A las 10:00 de la mañana el organopónico del reparto habanero Bahía solo exhibía el martes dos manojos de ajo de montaña, cinco piñas y algunos limones.

"En este organopónico uno llegaba a las 3:00 de la tarde y podía comprar lechuga, acelga, espinacas, cebollino, un montón de cosas que ahora brillan por su ausencia", se quejó Ester, vecina del reparto.

Según una de las vendedoras de la tarima, la lechuga y la acelga se siguen ofertando, "pero tienes que venir temprano", advirtió. "Cuando abrimos la puerta por las mañanas ya hay colas para comprarlas. También sacamos coles, pero el precio es entre cinco y seis pesos, las mismas que te encuentras por ahí en 12 y 15. Así que la gente casi se mata por comprar aquí".

Esta trabajadora aseguró que la principal causa de las colas es el desabastecimiento de otros puestos de venta y los altos precios de los productos. Sin embargo, reconoció que tampoco la producción del organopónico es lo que era antes. "Hemos tenido problemas con las semillas. Si no nos llegan semillas, no podemos sembrar", explicó.

El organopónico del Bahía es una dependencia del ubicado en Alamar. De allí recibe sus semillas. Pero en las tarimas de Alamar, las verduras tampoco llegan a las 10:00 de la mañana y las viandas desaparecieron hace tiempo.

"Ya no hay quien se empate con la acelga aquí", dijo Caridad, una clienta. "Hay que madrugar para cogerla. Y otras cosas como el pepino chino, que siempre había, ya ni madrugando lo veo".

Una trabajadora administrativa que prefirió no dar su nombre señaló que el Estado, único proveedor permitido, ha fallado en abastecerlos. "Si el Estado no nos vende semillas no podemos tener producción y mucho menos mandar al Bahía".

La historia de las semillas incluye incidentes de todo tipo. "Aquí perdimos una cosecha entera de cúrcuma porque las semillas estaban en mal estado", aseguró esta empleada. "Y las semillas de lechuga de invierno que nos donó la FAO salieron, pero las plantas no crecieron más de unos centímetros".

La explicación que el jefe de producción dio a los clientes preocupados por el desabastecimiento implicó otros factores, como una plaga de grillos que ha mermado los cultivos durante meses.

"Eso en otros lugares se resuelve con productos químicos, pero aquí no podemos usarlos porque todo lo que producimos es completamente orgánico", afirmó. "También el clima nos ha afectado mucho este año. Normalmente comenzamos con los cultivos de invierno desde septiembre, pero este año el invierno entró en enero y ya casi se acaba. Con el sol y la sequía no hay cultivo que resista".

Han intentado producir semillas ellos mismos, pero no ha dado buenos resultados. "Ocupamos un espacio de siembra y un tiempo bastante más largo que el que ocupan cultivos de 30 días como la lechuga. Al final, las cantidad de semillas no rinde la inversión".

Ante tan desalentadora situación, este jefe de producción aseguró a sus clientes que seguirán esforzándose. "No solo ustedes lo necesitan, nosotros también, porque ganamos de acuerdo a lo que producimos y esto afecta muchísimo nuestros salarios", dijo.

"Sabemos que a la gente le hace falta que aumente nuestra producción, nada más hay que ver las colas que se forman en las tarimas todas las mañanas", apuntó la trabajadora administrativa.

Su punto de vista, sin embargo, no es alentador. "Esta misma situación es la que te vas a encontrar en todas partes", aseveró. "El país está en crisis".

El lunes, en la emisión estelar del Noticiero de Televisión, un reportaje mostraba el organopónico que abastece la sala de oncología del estatal Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ). Las lechugas y las remolachas que se veían en los canteros eran de aquellas que hace tiempo que no ven los clientes del resto de los organopónicos habaneros.

La televisión oficial eligió para su reportaje un lugar "especial", cuyo abastecimiento de semillas es priorizado y, por tanto, no es la medida para tomarle el pulso al estado de la agricultura urbana. El detalle de la prioridad, sin embargo, no fue mencionado.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Cuando uno ve que allá nada funciona, que todo es un desbarajuste total, no hay comida, no hay productos en venta, nadie puede producir por esto o por aquello otro, es un desastre de gobierno, es para que si tuvieran vergüenza, algo que ninguno tiene, todos renunciaran en pleno y le diera paso a otra administración. Siempre he sido partidario de la vía pacífica de cambio, viendo como están las cosas, uno se vuelve escéptico que aquello termine sin derramamiento de sangre. La olla de presión está al estallar, me oyes Raúl Castro?

Imagen de Anónimo

Lo mismo hace 50 años... de p., queridos amiguitos.

Imagen de Anónimo

Sera que ahora si van a construir el socialismo? Son tan inepto que no sirven ni pa'-sacar putas a mear estos nangaras

Imagen de Anónimo

Sería interesante ver que pasa si en vez de gritar "comida" la gente gritara "libertad" o "democracia". Ese es el principal problema: quien estuvo y quien está al frente del gobierno desde el '59, no puede administrar ni un Di Tu.

Imagen de Anónimo

La solución es la moringa voy a aprovechar la crisis y abriré mi propio negocio de venta de moringa ,tú vas a ver como gano dinero

Imagen de Anónimo

La solucion con respecto a la plaga es sencilla: empiecen a ofertar "grillos fritos", los mexicanos lo comen mucho y dicen que tiene mas proteinas que el pollo!

Imagen de Anónimo

Yo lo que me pregunto es: cuando van a empezar a ofertar la moringa moreira, esa fuente infinita de huevo, carne y leche!?

Imagen de Anónimo

La crisis comenzó el 1-1-59 y el asunto es muy serio si hasta los grillos tienen hambre. Tal vez después de sugerir el coma andante hace más de 18 años la no descabellada, pero si "innovo"-idea de comer semillas de calabaza para un pueblo que solo sabe que su mesa, si acaso, alguna vez, debe tener arroz, frijoles y carne y no conoce nada más desde que fue desapareciendo todo aquel infausto dia del descalabro nacional. Asi que tal vez decirle a los cubanos que se coman los grillos aduciendo que es proteina  se salde con la revolución definitiva. No es de nuestra cultura comer insectos del tipo ortóptero -- para gusto de los "finis" o "leidos" --, pero tal vez como siempre nos hermanamos con otros en desgracia, hacerlo con valentia y en aras de la nutricióin con las costumbres de China o Vietnam, en definitiva, ya no nos parecemos a nada que se llame cubano contento o medianamente feliz, parecernos a cualquier otra cosa del engendro cocido de la dictadura es peor que nada... no dejará de ser lamentable...

Imagen de Anónimo

Que los organoponicos estén vacío no es gran problema,el gran problema es que el país se está quedando sin juventud,que se esta fugando hasta en un tibor.el bobo alipio".

Imagen de Anónimo

Es que ya las malas noticias de Cuba no son mas noticias, son parte de la rutina