Lunes, 18 de Diciembre de 2017
13:21 CET.
Economía

Otra moraleja: propiedad de la tierra y libre mercado

Cuando en una misma reunión se hablan dos idiomas distintos, lo lógico es lo que sucedió en la celebrada en Artemisa entre Jose Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y campesinos beneficiados por los Decretos-Leyes 259 (ya derogado) y 300 (vigente). No se entendieron.

Los campesinos se refirieron a los incumplimientos del Estado representado por sus diferentes organismos, incumplimientos sin solución a pesar de ser objeto de análisis en cuanto congreso, asamblea, fórum o reunión se celebra en Cuba.

Incumplimientos en los pagos de los productos vendidos por los campesinos, incumplimiento en la recogida de los productos cosechados, compra de productos a los campesinos a precios de tercera categoría y su posterior venta en el mercado a precios de primera, no entrega de insumos necesarios, contratos leoninos que favorecen a las entidades estatales, dificultades para obtener créditos o asegurar las cosechas, imposición de cuáles productos debe cultivar el agricultor sin tomar en cuenta las preferencias de los consumidores. Estos fueron planteamientos escuchados de boca de los productores, los que no deciden precios desde oficinas situadas en El Vedado.

Los requerimientos del representante del Partido Comunista y el Gobierno cubano se fueron por la tangente. O no oyó Machado Ventura lo expresado por los campesinos, o los intereses del Gobierno comunista se encuentran bien distantes de los del pueblo trabajador.

El dirigente exhortó a trabajar más, amenazó con quitar las tierras dadas en usufructo, reiterando que todas las tierras del país son propiedad del Estado, habló de orden, control, exigencia y disciplina, soslayó la responsabilidad del Gobierno cubano en que las desaparecidas empresas de acopio fueran un desastre donde la corrupción y la ineficiencia iban tomadas de la mano en perjuicio de  productores y  consumidores.

Toda la responsabilidad de los altos precios y la escasez de productos, el señor Machado Ventura la colocó sobre los hombros de los productores, y de paso proscribió e invisibilizó a los comerciantes y transportistas privados capaces de sacar los productos del campo, pagar en tiempo un precio justo acordado con los campesinos y situar las viandas y vegetales en los mercados.

Los altos precios y la escasa producción, como demuestran los últimos acontecimientos,  los provoca la intromisión del Estado en las relaciones de mercado cuando no brinda seguridad de la tenencia de la tierra a los agricultores, los obliga a sembrar arbitrariamente determinados productos, fija una cuota de entrega a las entidades estatales al precio establecido por el propio Estado y califica como delincuentes a los que ganan dinero con su trabajo.

Los llevados y traídos intermediarios realizan una labor que el Estado, con todos los recursos de que dispone, no ha podido garantizar en 57 años de economía estatal planificada. Eliminar a los transportistas y comerciantes privados para sustituirlos con intermediarios gubernamentales es una opción que, por más que se intente, no resulta; la Empresa de Acopio, la Empresa de Frutas Selectas y todo el andamiaje burocrático creado por los mismos líderes de siempre solo sirvieron como entidades facilitadoras de la corrupción.

Está de más la insistencia en llamar usufructuarios a los tenedores de tierras, ellos están conscientes de su condición, y es por eso precisamente que son menos productivos. No es cuestión de tecnologías, recursos o métodos de trabajo, mucho menos de lo que los comunistas llaman conciencia, sino que son reglas universales que, si se olvidan, más tarde o más temprano pasarán la factura.

Esto es mío, luego, me interesa, lo cuido y lo hago crecer... Esto otro me produce placer, riquezas, bienestar para mí y mi familia, entonces, esto es lo que quiero hacer... Quien piense así no es malo o egoísta, es sencillamente humano desear obtener beneficios producto del trabajo honrado. Los gobernantes, en cambio, se creen en el derecho de gobernar equivocándose una y otra vez durante más de cinco décadas sin permitir críticas a su gestión, mientras reciben salario y prebendas extraídos del sudor de los trabajadores.

Las reuniones de los trabajadores con los dirigentes del Gobierno y Partido no funcionan porque el mecanismo está invertido: los dirigentes piden cuentas, exigen y amenazan, mientras los trabajadores tratan de defenderse sin ser escuchados. Los que deben ser servidores se han erigido en amos con derecho sobre la vida y hacienda de los ciudadanos. En esta historia hay muchas moralejas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Bobo de la Yuca,!!!! aqui Artemisa!!! No se si sera que jamas Estudie Psicologia, desde luego, en La Cabana, cuando yo estube no daban esa asignatura!! Lo que daban era Ballonetazos, veo, en la foto de esos Camaradas, algo asi, como si no supieran, que hacer, los veo muy desconcertados, a pesar de haber siempre dado muestras de su inmenza capacidad, para lograr exitos, durante 57 anos consecutivos, poniendo con su solo ejemplo, a paises como Venezuela, a La Cabeza del Mundo!!!Saludos Hermano, ahora voy a llamar al Leon, que ayer andaba, por Menphis TN, ahora es un Leon Rastrero, no porque se arrastra, maneja un Tractor Trailler!!!

Imagen de Anónimo

....y quien tiene la culpa de todos los desmanes que hoy padece el pueblo cubano????....la culpa NO es de los dinosaurios...la culpa es del pobre toti ...jajaja!!...y en el mejor de los casos.... del mismo pueblo!!!... por desorganizado y derrochador!!!....los dinosaurios son inmorales.....digo....inmortales!!!....jajaja!!! 

Imagen de Anónimo

No se puede esperar resultados econòmicos con esas momias dirigiendo , si no han tenido que administar nunca un puesto de fritas y no saben como funciona un negocio menos un pais , en fin seguimos esperando que la madre naturaleza haga su trabajo.

Imagen de Anónimo

XxxTodo parte del pensamiento del Dr Moringa,"el pueblo cubano será un pueblo de pobres"lo pueden encontrar el el libro "Una entrevista con Fidel"realizada por un periodista italiano que se puede encontrar en algunas bibliotecas todavía, ahí defiende a capa y espada ese concepto, de un pueblo de pobres.No piense el cubano que podrá acumular riquezas,siempre habrá una causa para "mafiarle"el dinero acumulado y las comodidades adquiridas, está claro en el principio de que la inversión tiene habierto los caminos a empresas extranjeras, pero nunca a cubanos del exterior y ahí estan el caso de los Fajul y los Bacardi,que desde un principio fueron a explorar la inversión en la industria azucarera y en el ron y todo ha quedado ahí, en exploración.sin embargo se le abrió la posibilidad de invertir en industria azucarera a los brasileños,igual que a los franceses en el tema de comercialización de la industria licorera,así como también en la industria tabacalera a los brasileños.nada que uela a burguesía criolla tiene posibilidad de inversión o negocios en Cuba mientras exista un vestigio de Castros en el poderLos únicos que pueden oler y vivir como burgueses en éste país son los Castros y familia,el resto de secuaces y acólitos que los rodean solo sirven de mandaderos y mayorales por tiempo limitado,ahí tienen a todos los defenestrados,desde los Alarcon hasta los Lage,Perez Roque,Robainas y demás de la pandilla de "reventados"y mandados al plan piyama

Imagen de Anónimo

 Buen artículo, conciso y real, lo mejor, el penúltimo párrafo. Felicidades al autor.

Imagen de Anónimo

machado ventura se dedica hace 40 anos,a decir lo mismo,con algunos arreglos dependiendo del publico y la provincia,ah!!y la fecha.Como todos ellos no saben en realidad,de nada: no han construido nada,no han trabajado en nada,no han tenido exitos en sus carreras.En fin,funcionarios del Bl,bla,bla.....Trump lo haria mucho mejor,fabricaria diez o quince superplacitas y dejaria a los que producen,producir,el cobraria renta...solo eso.Los comunistas no solo cobran renta,sino se apropian de todo y quieren que todos hagan lo que ellos manda....

Imagen de Anónimo

Enseguida me acorde lo que dijo Maduro de no construir mas viviendas a los pobres porque estos habian votado por el MUD como si el dinero de la construccion saliera de su bolsillo. Machado Ventura puede mandar a quitar las tierras, creyendose el dueno de estas, pero tendra que dar guataca de sol a sol para que estas produzcan. Que bueno seria que todos estos "dirigentes' se fueran al campo y  trabajaran. Lo que tienen que hacer es entregarle las tierras a los campesinos para que cultiven y produzcan libremente. La tierra no es del estado, es de quien la trabaje. 

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

> Recibido de Cuba:El fracaso para el consumo que traerá la Operación Carretilla es algo tan repetido en el pasado que nos tocó vivir, calzando con la culpa al ´penúltimo eslabón de la cadena, y al final  trayendo más escasez y mayor aumento de precios. El cubano está tan embrutecido que ni recuerda esas pasadas ediciones ni razona más allá de lo que ve.  Eso que dice Machado ventura es tan imbécil como su portador. Le quitamos la tierra...¿y a quién carajo se la dan? Esa visión de obligación de producir es típica de los plantadores cubanos del siglo XIX, que era la de obligar a los negros a cortar caña. La gente trabaja la tierra, que es el trabajo más agotador que hay, sobre todo en Cuba, para lograr un beneficio, no por la patria ni la Bayamesa. Con estos sesudos mandando...

Imagen de Anónimo

Muy buen Articulo, es unaGran Verdad, que elVejentorio, que Gobierna en Cuba, no quiere entender= Resultado ,mas hambre!!!