Lunes, 18 de Diciembre de 2017
22:49 CET.
Economía

Los camioneros que transportan productos agrícolas a la capital, en constante zozobra

Los camioneros que transportan productos del agro a la capital trabajan en constante zozobra. Los altos precios alcanzados en el año 2015 comenzaron a preocupar a las autoridades, que corren a tomar medidas que hasta ahora no han resuelto el problema ni beneficiado a la población.

Una de las más comentada ha sido la de impedir que camiones particulares cargados de mercancía lleguen a mercados no estatales de La Habana. El objetivo de esta práctica no ha sido explicado a los consumidores, que solo saben de la poca variedad de productos que reciben y los altos precios de todos ellos.

Al mercado El Trigal, en Boyeros, no consiguen llegar todos los camiones, según comentan allí los propios choferes.

"Nosotros venimos de Matanzas", dicen los ocupantes de un camión cargado de piñas. "Hoy no tuvimos ningún problema para llegar".

El chofer de otro camión cargado de coles y zanahorias viene de Unión de Reyes. "Sí, hoy pasamos sin problemas, pero mañana no sé. Todos los días no son tan buenos".

Los que salieron de Artemisa parecen todavía más inseguros. "Llegamos no se sabe cómo", comenta uno de los choferes. "Hemos tenido que inventar un montón de cosas para que no nos viren para atrás", asegura.

Otro chofer artemiseño bromea: "Vinimos por mar. Mira, debajo del camión tengo una poliespuma para que flote".

En El Trigal no está entrando ninguna mercancía que provenga de un lugar más alejado que Matanzas. "De madre venir de más lejos y no poder llegar", comentan los camioneros.

Esta situación contrasta con lo explicado en el artículo que publicó el semanario Trabajadores el lunes 11 de enero, en el que los encargados aseguraron que "quien quiera, de cualquier región del país, puede llegar a este sitio y vender su mercancía".

El mismo artículo culpa directamente del alza de los precios a la "descentralización" y a la entrada de los trabajadores por cuenta propia en la distribución de los productos. También se menciona a El Trigal como posible culpable.

Aunque este punto de vista oficial menciona los elevados precios en todas las redes de comercio del país, incluidas las estatales, ninguna medida ha sido tomada hasta ahora para facilitar la adquisición de insumos necesarios que los productores agrícolas compran al Estado. La culpa por los altos precios la siguen pagando los camioneros y los productores cuyas mercancías transportan.

"Nosotros vamos a seguir trabajando", asegura un chofer. "Hasta que nos dejen, claro".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.