Lunes, 11 de Diciembre de 2017
14:23 CET.
Defensa

Cuba asistirá a una conferencia de seguridad caribeña copatrocinada por EEUU

Archivado en

Una delegación de la Isla asistirá por primera vez a una conferencia anual sobre seguridad en el Caribe que es copatrocinada por Estados Unidos, informó el martes un comandante militar estadounidense, quien interpreta la participación como un paso importante en las relaciones entre los dos países. 

La decisión del Gobierno cubano de aceptar la invitación a la Conferencia de Seguridad de las Naciones del Caribe (CANSEC), que tendrá lugar a partir del 27 de este mes en la capital de Jamaica, se suma a otros gestos pequeños pero simbólicos sobre la incipiente cooperación militar entre Washington y La Habana, dijo el general de la Infantería de Marina John F. Kelly, jefe del Comando Sur de Estados Unidos. 

"Hemos normalizado las relaciones diplomáticas e, independientemente de lo que opinemos sobre nuestros respectivos sistemas políticos, tenemos desafíos sumamente comunes", dijo Kelly en una entrevista dos días antes de concluir su plazo como comandante de las operaciones militares de Estados Unidos en el Hemisferio Sur, informa AP. 

A la conferencia de tres días de duración en Kingston se espera que asistan jefes militares y funcionarios de seguridad de 16 países caribeños, además de Estados Unidos, Canadá, Francia, Holanda y el Reino Unido. La Isla no ha anunciado todavía a quién enviará y no respondió de inmediato a una solicitud de la AP para comentar al respecto. Venezuela, que mantiene tensas relaciones con Washington, se abstendrá, dijo Kelly.

En el pasado, la conferencia se ha centrado en esfuerzos de cooperación como la lucha contra el narcotráfico, así como el tráfico de armas y de migrantes. No queda claro si Cuba usará la oportunidad para expresar nuevamente su objeción a la presencia militar estadounidense en la base de Guantánamo.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha declarado que desea clausurar el centro de detención en Guantánamo, donde 103 hombres siguen encarcelados, pero que no está dispuesto a negociar el futuro de la base, que ocupa unos 117 kilómetros cuadrados (45 millas cuadradas) en el sureste de la Isla. 

Kelly opina que la base sigue teniendo importancia estratégica para Estados Unidos —un puerto de aguas profundas en el Caribe— y desearía que siga funcionando aun si cierra el centro de detención. Sugirió que Guantánamo podría ser administrada conjuntamente entre los dos países y que cubanos podrían trabajar allí, como ocurría hace años. Sin embargo enfatizó que él no ha hablado del tema con nadie en el gobierno de La Habana porque "no sería apropiado". 

En colaboración con el Departamento de Estado, el ejército recibió a una delegación de doctores cubanos a bordo del barco hospital USS Comfort en septiembre durante una visita humanitaria en Puerto Príncipe, Haití, la cual Kelly señaló como una evidencia de la mejoría en las relaciones. 

Oficiales militares cubanos y el comandante de la marina de la base de Guantánamo han sostenido desde hace mucho tiempo reuniones privadas regulares para discutir temas como la protección contra incendios en el árido y despoblado territorio alrededor de la base.

El nivel de seguridad entre la base y el resto del territorio cubano también ha cambiado. Kelly, quien se retira después de 45 años de carrera, recuerda ser enviado a Guantánamo en 1971 cuando era un soldado de primera clase del cuerpo de marines. En ese momento, había un batallón de 1.400 soldados que resguardaba el lugar cercado, reforzado con tanques, artillería y decenas de miles de minas, las cuales ya han sido retiradas. 

"Ni siquiera sé si ellos todavía tengan hombres en su lado de la cerca. Tenemos una seguridad mínima en nuestro lado", afirmó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.