Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Economía

Topar precios sería retroceder en las reformas

El desconcierto que exhibió el gobernante Raúl Castro durante la reciente sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular tras la intervención de un diputado que se quejó de los altos precios de los productos del agro es otro indicio de que las reformas económicas —o la actualización del modelo, según el discurso oficial— no atraviesan por un buen momento.

El General-Presidente, enfurecido, dirigió su mirada al zar de la economía, Marino Murillo, y le expresó que algo había que hacer, con prontitud, para resolver ese estado de cosas, en una evidente alusión a un tope de precios en el sector. Y Murillo, por supuesto, solo atinó a decir: "Yo siempre estaré al lado de Raúl".

Lo cierto es que el conjunto de medidas tomadas por las autoridades, que aspiraban a aumentar los niveles de producción y acercar los productores a los consumidores, no lograron que los precios disminuyeran. Ni la reactivación de las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC), ni la entrega en usufructo de tierras ociosas, y ni la puesta en práctica de nuevas formas de comercialización han conseguido el objetivo propuesto.

No obstante, el ritmo de los cambios económicos requiere que se mantengan esos métodos indirectos en aras de contrarrestar la escalada de precios. Claro, sería preciso profundizar en las reformas, no agobiar a los productores con excesivos contratos de venta al Estado, y que los usufructuarios trabajen sin el temor de que en cualquier momento el Gobierno los despoje de las tierras. Así se fomentaría una sana competencia que, a la postre, haría bajar los precios.

Sin embargo, la impaciencia o las presiones de los elementos de línea dura en la nomenklatura están a punto de propiciar un tipo de intervencionismo directo por parte del Gobierno: topar los precios de venta a la población.

La historia reciente nos hace recordar lo desacertadas que resultan las prohibiciones e intervenciones gubernamentales en pos de frenar la subida de precios. En 1986 el Gobierno acabó "de un plumazo" con la primera versión de los mercados libres campesinos, acusados de explotar al pueblo trabajador debido a los altos precios de sus ofertas.

Entonces se dijo que la empresa estatal Frutas Selectas se iba a encargar de abastecer las placitas, y a precios asequibles a la población. Al final, esa entidad fue incapaz de cumplir la encomienda, y la escasez de productos del agro se tornó alarmante, al extremo de que muchas personas debían trasladarse hacia las zonas rurales, a decenas de kilómetros de sus hogares, si querían adquirir algunas frutas o viandas. Casi existe consenso en el sentido de que la hambruna del "Periodo especial" en los años 90 hubiese sido menos devastadora de no haberse cometido el disparate de cerrar los mercados libres campesinos.

Más cercano en el tiempo, mientras que los mercados agropecuarios estatales, con precios topados han mostrado por lo general sus tarimas desabastecidas, los mercados que venden a precios de oferta-demanda son los más surtidos del país.

¿Y qué pasaría ahora si se topan todos los precios de los productos del agro? Es casi seguro que ocurra la desmotivación de algún engranaje de la cadena: o bien los productores, o si no los comercializadores (a quienes la propaganda oficial denomina despectivamente "los intermediarios"). En el caso de los primeros, podrían disminuir las producciones al no poder cobrar lo suficiente por ellas; mientras que los segundos, al no poder vender a los precios de oferta -demanda, tenderán a esconder las mercancías y a ofertarlas en la bolsa negra a precios elevados. Entonces, ¿de qué valdría topar los precios en los mercados agropecuarios, si al final las tarimas estarán vacías?

Por la reacción del General-Presidente, es probable que el tope de precios sea extensivo a todos los mercados, incluyendo a los que hasta ahora han comercializado bajo el sistema de oferta-demanda. Por lo pronto, un emblemático agromercado habanero, el ubicado en la calle Egido, en La Habana Vieja, amaneció cerrado este domingo 3 de enero. Una vez más, la incertidumbre se abre paso entre los cubanos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Repito, y cuando renuncian estos incapaces?

Imagen de Anónimo

Qué desastre de país ! No tiene arreglo !

Imagen de Anónimo

No exactamente. Si los precios de determinados productos se hacen abusivos, el Estado tiene que intervenir legalmente para regular esos precios. Es algo que ocurre en cualquier economía, pero sobre todo en las economías capitalistas desarrolladas. Desde todos los puntos de vista que rigen una sociedad democrática, el precio de un artículo de primera necesidad (leche, carne, huevos, pollo, pan, verduras, viandas, frijoles) tiene que estar en función del salario mínimo de las personas de un país, tomando como referencia lo que ganan las personas más pobres. Es algo con lo que no se puede especular porque son productos que garantizan la vida de las personas. Tampoco se puede especular con zapatos o ropas de primera necesidad ni con materiales de aprendizaje en la enseñanza general (primaria o secundaria). Ahora bien, con objetos de lujo y otros elementos, desde luego que sí se pueden aumentar los precios. Por ejemplo, se aumenta el precio de los cigarros, tabaco y alcohol con mucha frecuencia o el precio de los objetos de lujo, con ello se garantiza el funcionamiento de la economía de un país. Lo que pasa que Cuba es un país con tantas necesidades, que resulta difícil encausar el funcionamiento económico de un país prácticamente en ruinas.

Imagen de Anónimo

¿Topar?Un saco de fertilizante anda por los NOVENTA PESOS,un litro de pesticidas o herbicidas LLEGAN A LOS OCHOCIENTOS/MIL DOCIENTOS PESOS,un jornal de trabajo OCHENTA,CIEN PESOS, ¿algun guajiro tiene una máquina de imprimir billetes? Para venderle barato al estado o pretenden que el guajiro trabaje por"andar alegre"Murillo nunca le ha caído atrás a un guataca 8/10 horas al día seis días a la semana"El que tiene que topar precio es el estado a lo que le vende al guajiro

Imagen de Anónimo

 miren que inventan basuras estos sinverguenzas...saben que logran  entretener a sus infelices bolcheviques... saben que el socialismo es un  desastre ,.. pero tambien saben que tienen el control de todo y la manipulacion y el miedo lo tienen bien sembrado.....de tal forma que el dia que los disidentes se hagan fuerzas políticas serias...ya elllos salvaron sus millonarias cuentas y el futuro de sus descendientes......lamentable (INFILTRADO EN PUNTO CERO)

Imagen de Anónimo

Murillo además de Ministro de Economía y Planificación es Vicepresidente del Consejo de Ministros para atender a los todos organismos globales de la economía (es decir la macroeconomía). Con el  nombramiento de Jefe de la Comisión Permanente para los Lineamientos, hecho por el Congreso del Partido en abril de 2011, Murillo copa todos los accesos de decisión (macro) económica del país. Así que él por el momento es el principal responsable de todo lo que pase en las alturas del proceso de “actualización” del modelo. 

Imagen de Anónimo

señores no la cojan con el puerquito de murillo (es lo que parece en la foto), el no tiene la culpa el hace lo que le dicen que tiene que hacer y cuando molesta juega el papel de todos los jefes en cuba el de fusible, se quema lo cambian y ponen otro que seguira haciendo lo que le digan, aqui lo contradictorio es las escuelas del gobierno y la aplicacion de las leyes, en ellas dicen que la economia se rige por leyes que existen independientemente de la voluntad del hombre y no se pueden cambiar y ellos mismos decian que una de ellas es la ley de la oferta y la demanda que se regula sola sin poder el hombre hacer nada, en la practica ellos lo han demostrado cada vez que meten la pezuña, se pierde todo. pero ahora no sera por eso,sino por la sequia, los precios internacionales, el bloqueo, la base de guantanamo, las tormentas de arena del sahara, los vuelos espias del sr77, el deshielo de la antartida, la desaparicion de los dinosaurios, la muerte de los mamuts y los agujeros negros en el cosmo que se lo tragan todo. 

Imagen de Anónimo

Cuba tiene una economía muy sólida: - 400000% de producción!!!! Ya somos la envidia de USA!!! jajá!

Imagen de Anónimo

Murillo fue ministro de Comercio Interior hasta marzo del 2009, y nombrado ídem de Economía y Planificación, cuando aquella famosa redada donde cayeron los “ministros de Fidel” (entre otros, Pérez Roque y Carlos Lage). Nadie se acuerda de que haya hecho nada trascendente como ministro del MINCIN. Por qué tendría que hacerlo en el MEP ? Por una sola razón: es graduado de economía de la Universidad Lomonosov, en los tiempos de la Unión Soviética, y ese es el tipo de mérito que le encanta a Raúl.

Imagen de Anónimo

El tal "zar de la economia" no ha puesto una desde que en diciembre del 2010 anunciara los lineamientos en esa misma Asamblea. Dijo entonces, entre otras cosas, que para la zafra 2015-2016 se estarian produciendo "razonablemente" dos y medio o tres millones de toneladas de azucar... Ahora acaba de soltar que no hay mercado mayorista para evitar el "enriquecimiento desmedido"... En cualquier pais tal ministro de economia hubiera pasado a la historia... excepto en el nuestro, en que nos encanta jugar con figuritas de humo y tajaditas de aire.