Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Comercio

Un paso atrás

Terminado el VI Período de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, denominación demasiado extensa para tan pobres resultados, el cuartico sigue igualito. Con palabras y más palabras se pretende convencer a los ya descreídos cubanos que en 2014 se han producido importantes avances, incluido un crecimiento del 4% del PIB, algo que ha sido tomado popularmente como una broma gubernamental por el Día de los Inocentes.

El peliagudo problema de los elevados precios de los escasos productos agropecuarios que se ofertan a los ciudadanos fue tema de preocupación, posponiéndose su discusión para el mes de enero, aunque, por lo planteado, parece que se le dará un enfoque político a algo que es eminentemente económico. "Topar" (poner un precio de venta máximo) algunos productos, errónea práctica ya aplicada en épocas anteriores, ha demostrado ser un fracaso, pues su resultado ha sido que estos productos desaparecen de los mercados, al desestimular a los productores.

Si de "topar" se trata, las autoridades deberían "topar" primero los precios de los productos que ofertan en sus redes comerciales, los cuales se ofertan a un valor muchas veces superior a sus costos de producción o de importación, constituyendo un verdadero atentado a los depauperados bolsillos de los cubanos.

Si los productores deben pagar elevados precios por los productos e insumos que necesitan, tanto para su uso personal como para la producción, muchas veces de baja calidad, es natural que eleven los precios de los productos que ofertan. Además, como la producción es insuficiente para cubrir la demanda, el fenómeno persiste.

Echar la culpa de los elevados precios a los "intermediarios", acusándolos hasta de "pillos", es una vieja salida falsa, cuando Acopio del Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Comercio Interior, quienes actúan como "intermediarios gubernamentales", son los principales expoliadores, tanto de los productores como de los ciudadanos.

Cada día se hace más imprescindible terminar con este burocrático control estatal, incapaz durante 57 años de resolver los problemas de la producción de alimentos, y permitir que, libremente, los productores asuman esta tarea. Una producción verdaderamente libre es la única capaz de satisfacer las demandas de los ciudadanos. El camino para rebajar los precios transita por el aumento de la producción y no se logrará mediante simples medidas políticas, acordadas en un refrigerado salón de reuniones.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Como no se aburren de hacer siempre el mismo viejo cuento.  Virar al pueblo contra el pueblo que repugnancia. Que ganas tengo de oir una historia diferente.  Hasta los castros tienen que estar aburridos...que les importa a ellos que la libra de frijol este a 20 pesos si en su mesa ellos ponen otras cosas y su realidad no es la del pueblo? Cuanta hipocresia y desgaste. Ya que se retiren a donde mejor les convenga y dejen la isla ya y que los eeuu la anexe.

Imagen de Anónimo

Haciendo lo mismo por 57 años y continuar haciendolo,como alguien puede esperar resultados diferentes,el desastre continuara en el 2016 a pesar de la euforia por los "cambios" o falsos y aparentes cambios para embarajar el ambiente y mantenerse en el trono,unico y principal objetivo.