Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
CRISIS MIGRATORIA

Presidente panameño ordena el traslado de emigrantes a hoteles

El Gobierno panameño reubicará en hospedajes a más de 700 cubanos que se encuentran varados en la frontera de Panamá con Costa Rica, a la espera de poder seguir su camino hacia Estados Unidos, informó hoy una fuente oficial citada por EFE.

La decisión la tomó el mandatario de Panamá, Juan Carlos Varela, tras una visita al área de una comisión gubernamental, según comunicó la Presidencia panameña.

Hasta ahora, los emigrantes se encontraban en albergues de iglesias católicas y evangélicas en la localidad fronteriza de Paso Canoas, mientras que otro centenar que llegó en días recientes dormía a la intemperie, entre colchas y cartones.

El traslado de los cientos de cubanos a centros de hospedaje estará a cargo del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

Con esta acción, el Gobierno panameño refuerza su compromiso de atender la situación humanitaria que viven los emigrantes en la región y particularmente en Panamá, buscando alternativas que salvaguarden sus derechos humanos, señaló el Ejecutivo.

Recordó en ese sentido el énfasis del presidente Varela en que la emigración de los cubanos es un fenómeno que se registra desde hace muchos años y que Panamá "siempre" les ha dado y seguirá dando un trato humanitario, digno, "como merece todo migrante que cruza por el país".

También destacó que Panamá se mantiene en constante conversación con países involucrados en el tema para hallar una solución conjunta y atender de manera inmediata el problema, apoyada en propuestas de organizaciones internacionales enfocadas en temas migratorios.

Un primer grupo de 300 cubanos se mudaron ayer mismo desde los albergues temporales que les fueron facilitados en Paso Canoas hacia un hotel cercano gestionado por el propio Gobierno panameño.

El centro de hospedaje, localizado a unos 50 metros de Paso Canoas y que no estaba en uso, alojará a la totalidad de los emigrantes que se encuentran en esa zona fronteriza desde el pasado 18 de diciembre, cuando Costa Rica cerró su frontera desbordada por la acumulación de unos 8.000 cubanos en su territorio.

El encargado del hotel, no identificado, dijo a la prensa que solamente falta comprar unos colchones para terminar de acondicionar el alojamiento.

Finalmente, el lunes San José anunció la apertura de un "paso excepcional, seguro y ordenado" a los 8.000 migrantes cubanos que están varados en sus fronteras desde el 15 de noviembre pasado.

El acuerdo, que se logró en Guatemala tras cinco horas de debate entre representantes de países de Centroamérica y la Organización Internacionales de Migraciones, estableció que los migrantes cubanos saldrán vía aérea desde Costa Rica hacia El Salvador, país desde donde seguirán su viaje hacia México en buses.

La situación de los isleños había sido varias veces discutida, una de ellas en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que tuvo lugar en El Salvador el pasado 18 de diciembre.

El mismo día, el Gobierno de Costa Rica, donde se albergan los casi 8.000 cubanos, anunció su retiro de la mesa política del sistema regional por no encontrar apoyo de los países que lo integran para darle tránsito a los cubanos y esquivar el cierre fronterizo de Nicaragua, causante del problema migratorio.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.