Domingo, 4 de Diciembre de 2016
04:25 CET.
Crisis Migratoria

Autoridades costarricenses temen que la permanencia de cubanos en la frontera con Nicaragua cree problemas en fin de año

Las autoridades de Migración y Extranjería de Costa Rica informaron que aún permanece un grupo de unos 100 emigrantes cubanos en el poblado de Peñas Blancas, puesto fronterizo con Nicaragua.

A pesar de que la Comisión de Emergencias de la localidad anunció hace dos semanas el traslado de los isleños, la falta de personal lo ha impedido.

"La idea siempre ha sido trasladarlos de la frontera a un alberque que se iba a abrir, pero todavía no contamos con las personas necesarias que se puedan hacer cargo de ellos", expresó Rubén Carmona, encargado del comité de servicio voluntario de la localidad de La Cruz, provincia de Guanacaste.

Tal y como informó días atrás DIARIO DE CUBA, efectivos de la Fuerza Pública manifestaron su preocupación por este tema pues, por tradición, la frontera se llena de nicaragüenses que intentan regresar a su país a celebrar las fiestas de fin de año, lo que podría agravar los problemas.

Es a partir de este fin de semana que se espera el mayor desplazamiento de extranjeros, aunque los operativos especiales se iniciaron desde el pasado 12 de diciembre.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, a partir de la tercera semana de diciembre transitan entre 3.000 y 4.000 nicaragüenses por la frontera costarricense.

Para las autoridades migratorias se hace difícil conocer el número exacto de cubanos ubicados en el puesto fronterizo, pues es común que pasen días en cuartos de alquiler de la zona; además, como no se trata de un albergue, no hay un control preciso de las personas ubicadas en el lugar.

A pesar de eso, el número de emigrantes en Peñas Blancas se ha reducido considerablemente. Se calcula que, de 800 que había hace un mes, al inicio de la crisis, ahora la cifra es de unos 100.

Precisamente este viernes, el albergue de la Iglesia Católica en el cantón de La Cruz recibió a una pareja con un bebé de ocho meses, procedentes del puesto fronterizo, confirmó Marcela Barquero, administradora del lugar. "Es difícil creer que hasta ahora decidieran venir a un albergue, a sabiendas de tener un niño tan pequeño", comentó la encargada.

Los emigrantes que se ubican en el puesto fronterizo de Peñas Blancas deben dormir a la intemperie y en el suelo, además se ven forzados a pagar por su comida, pues esta cooperación estatal solo se brinda en los albergues dispuestos por la Comisión Nacional de Emergencias.

En un inicio, la mayoría de cubanos que permanecían en el lugar lo hacían con la esperanza de que Nicaragua les dejar pasar; sin embargo, con el paso del tiempo y la posición inflexible de Managua, muchos han optado por buscar otro sitio donde esperar, o por pagar a un "coyote" (traficante de personas) para que les ayude a continuar su camino hacia Estados Unidos.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Para Cuba esos no son cubanos ya, hasta que regresen con dolares.

Imagen de Anónimo

CUANTAS VECES   EL EMBAJADOR CUBANO HA VISITADO A LOS CUBANOS EN LOS ALBERGUES Y LE HA DEMOSTRADO QUE REALMENTE TIENE LA FUNCION DE APOYAR A SU GENTE QUIERO QUE ME EXPLIQUEEEEEEEN