Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Opinión

Para la libertad

En una de las escenas más conmovedoras de The Shawshank Redemption —proyectada en el mundo latino como Cadena perpetua o Sueño de fuga—, el actor James Whitmore que encarna al bibliotecario de la prisión, se cuelga en la habitación de un hotel poco después de recibir la libertad condicional. El anciano ha estado en prisión las dos terceras partes de su vida y no soporta la presión del trabajo, el ruido de las personas, ni siquiera la risa o la bondad de otros seres humanos. No sabe qué hacer como hombre libre y decide ponerle fin a su vida. 

Y es que la libertad humana debe definirse como aquella condición donde la persona tiene el derecho y el deber de escoger. Ningún otro ser viviente está dotado de capacidad para la libertad, para prever las consecuencias de una u otra opción, incluso hacerla posible. Ni siquiera los niños pequeños son completmente libres pues se lo impide su inmadurez, que no es otra cosa que su inhabilidad para predecir y responder por sus acciones. El derecho a elegir libremente viene dado en el ADN humano. Nadie lo otorga. No depende de los otros. Nadie debe impedir la libertad, pero tampoco nadie puede responsabilizarse con la decisión de los otros. La libertad es un derecho que no se cede pero puede negociarse —otra forma de elegir.

El derecho a elegir lleva en sí una gran responsabilidad, un deber: mientras más libres son los hombres más responsables deben ser sus elecciones. Por supuesto, una buena elección depende, en buena medida, de cuánto se sabe sobre algo y cuán veraz es la información que se tiene. Libertad y elección están encadenadas a la información —y su veracidad solo es asequible a través de la confrontación de diferentes fuentes.

Teniendo claros estos conceptos, volvamos a analizar el drama humano de miles de cubanos que ahora transitan por América buscando la "frontera salvadora" mexicano-norteamericana. Formalmente han sido hombres y mujeres libres. Desaparecida la "tarjeta blanca" y la ausencia de visa para salir hacia Ecuador, han comprado boletos, se han montado en un avión y han desembarcado en tierras donde, creían, había libertad para transitar a través de las fronteras. Primera desinformación: las fronteras delimitan naciones con leyes diferentes. Negarles el paso a través de sus países es inhumano, pero no es ni ilegal ni inmoral. Es el derecho-responsabilidad de cada país escoger quién entra y quién no.

Una vez en esos países, la mayoría de nuestros hermanos han creído que por ser cubanos —y alguna vez haber ayudado en la salud y la educación de Nicaragua, por ejemplo—, o por estar sometidos a una "tiranía", hay que darle libre paso hacia el norte. Segunda desinformación: hoy Cuba cobra —muy bien por cierto— toda colaboración a esos países, y América Latina en general y Centroamérica en particular, es gobernada o tiene muchos parlamentarios afines a la "tiranía" cubana. Nuestros hermanos centroamericanos perciben a los cubanos migrantes como ingratos, favorecidos por leyes norteamericanas que devalúan al resto de los latinos.

Los cubanos varados en Centro y Suramérica se están preguntando que van a hacer los "americanos" quienes, según la propaganda del régimen cubano, son los únicos responsables de este entuerto, y "tienen" que resolverlo. Según lo que han oído toda la vida, la Ley de Ajuste Cubano y la Ley de Pies Secos han estimulado la salida de miles de compatriotas. Parece que todo se resume en "llegar a Miami". Tercer error perceptual: los norteamericanos no estimulan las salidas ilegales ni tienen por qué proteger a emigrantes económicos aunque sean cubanos. La Ley de Ajuste y la Ley de Pies Secos son, se supone, para personas perseguidas a causa de sus ideas. Con el pragmatismo que caracteriza a ciertos políticos norteamericanos, muchos están preguntando por qué proteger política y legalmente a "perseguidos" que regresan a Cuba al año y un día.

Solo en los últimos días los compatriotas asentados en el sur de La Florida han comenzado a movilizarse. Las autoridades no habían hecho un solo  pronunciamiento oficial sobre el tema. Algunos hermanos en travesía pensaban que los cubanos de Dade, Broward y Monroe County iban a fletar aviones, recaudar millones y, como dijo un presentador de televisión, acoger a un cubano en sus hogares. Cuarta desinformación: la indolencia de los cubanos por acá —con sus razones— por lo que pase o no pase en la Isla es sorprendente. Si los cubanos que vienen en camino creyeron que por acá iban a tener una masiva acogida —fuera de la TV que les llegaba en el "paquete"— tuvieron el cuarto error perceptual.

Pudiéramos continuar enumerando errores de percepción que por estar desinformados han tenido nuestros compatriotas, empantanados en fronteras hostiles y viviendo como verdaderos beduinos o judíos errantes, sin tienda ni tierra propia. Pudieron haber pensado que una vez salidos de Cuba serían personas enteramente libres, que al tomar el avión terminarían todas las privaciones materiales y espirituales que han tenido en su vida, causa y motor primario de cualquier éxodo desde tiempos inmemoriales.

Quinto y no menos importante error de cálculo: cómo piensa y actúa el Gobierno norteamericano, el mismo que mantuvo 18 meses de conversaciones secretas, y el mismo que, por otro lado, probablemente puso el primer "stop" a la salida desde Cuba pues en año de elecciones sería un golpe demoledor para los demócratas. No ha habido una sola declaración oficial del Ejecutivo hasta ahora. ¿Por qué será? ¿Relocalizarán a los cubanos en Guantánamo de nuevo, a pocos metros de los genocidas islamistas? ¿Propiciarán una nueva colonia cubana en Costa Rica, como la que ya hubo en el siglo XIX, hasta que pasen las elecciones? ¿Usarán sus portaviones para trasladar los cubanos a territorio continental y repartirlos por los despoblados y fríos estados de la frontera con el Canadá? ¿Devolverán a esos cubanos a la Isla con la promesa de irles dando visado para entrar "ordenadamente" a EEUU? 

De lo que casi podemos estar seguros es que nuestros hermanos cubanos no se van a colgar como el bibliotecario de la película. Están vivos. Cocinan, rapean, juegan ajedrez y "textean" a amigos y familiares. Son más libres, y no porque estén fuera de Cuba. Son más libres aun cuando la posibilidad de elegir se les escape de las manos, porque ahora pueden tener suficiente información —veraz— para hacerse responsables de sus propias decisiones.       

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Util el analisis y exelentes los comentarios.  Los que tratan de etiquetar emigracion economica o politica, ya se ha debatido bastante: acaso la politica no condiciona la economia?  Acaso un salario de 28 dolares mensuales donde ya no hay gratuidades ni servicios de calidad a la poblacion no te obligan a rebelarte contra el regimen y te obligan a largarte a donde mejor puedas?  Estas personas trazaron su plan de escape y si se ponian a protesta r contra el regimen no los iban a dejar ir ni a isla de pinos...entonces tienen que ser cautelosos y lograr su escape del estalinismo-castrista.

Imagen de Anónimo

No creo que la ley de ajuste cubano sea el motor impulsor de la migracion cubana ya que muchos emigran, ya sea para EUA, Rusia o cualquier pais de este planeta donde se sientan dueños de su vida y, asertadamente, no como esclavos, embebidos en la retorica de que voy a comer mañana y que el salario no me alcanza para mas de 3 dias al mes. Emigran para poder expresarse libremente sin el temor de que te acosen por tu manera de pensar diferente, que te aparten y te segreguen, de que todo lo que pienses y digas te lo cuestiones y te llamen contrarrevolucionario simplemente porque no compartes lo que ellos dicen y ordenan. Propongo algo, que parecerá adsurdo para muchos, pero se han preguntado porqué no se propone una ley de ajuste en cuba para todo el que quiera emigrar hacia acá. Estoy seguro que nadie vendria ya que en Cuba no se puede iniciar una vida nueva con libertades economicas y politicas. Estoy de acuerdo con la migracion segura, pero que esos mismos cesudos que dicen que la economia cubana crecio en el 2015 un 4% que sean capaces de analizar y pensar en como el cubano de a pie puede, a partir de su trabajo honrado, vivir dignamente dentro de su pais, con un salario decoroso que permita satisfascer sus necesidades, que ademas pueda tener un costo de la vida mas sustentable y que se permita la libertad politica y de expresion. Estoy convenido que si dentro del pais se logran esas condiciones muy poca gente emigraria y se quedaria en su pais natal

Imagen de Anónimo

No coincido con el autor. Creo que se desinforma él mismo cuando dice que la emigración es económica porque al año y un día vuelven de visita al país.Lo hacen porque dejaron la familia atrás y no tenían otra opción.Para ser emigrante político, ¿se tiene que aceptar el destierro? Y qué hay de la naturaleza del régimen que abandonan, es que algún país del hemisferio occidental tiene una dictadura militar? si nos quedamos en los titulares de ambos gobiernos concluiremos en que los emigrantes cubanos no saben utilizar su libertad.Si nos colocamos en el contexto desde donde salen y de sus intereses de vida, entonces la emigración cubana está ejerciendo su libertad con una tenaz valentía. Están defendiendo sus vidas.Por eso todo depende si nos colocamos en "las razones de  los estados" o nos colocamos desde los intereses de los afectados.

Imagen de Anónimo

Es un error conceptual llamarles migrantes económicos ya que los cubanos desde el nacimiento llevamos la marca de lo político y aún dentro de Cuba no tenemos un país porque sufrimos un apartheid que impide el ejercicio de nuestros derechos. El mayor error de cálculo es desconocer esta circunstancia fatídica y tratar de simular normalidad cuando no la hay. El aprendizaje que nos espera hasta llegar a la libertad comienza en reconocer esta verdad. Y los analistas debían contribuir con una mayor precisión conceptual

Imagen de Anónimo

El error de cálculo entonces los ha llevado o llevará a descubrir que no son migrantes económicos como parece sino emigrantes por razones políticas aunque nunca se hayan dedicado a la política. El mayor error sería entonces él no conocer la verdad sobre sí mismos. Pero eso es el resultado y la obra de la tiranía. Por lo tanto sea cualquier cosa que pase serán más libres porque conocerán esa verdad acerca de sí mismos. Gerardo Verdecia

Imagen de Anónimo

Los cubanos de la Isla, y aún no pocos en la diáspora, no tienen clara la existencia de regulaciones nacionales para el trato a inmigrantes y personas en tránsito. En cada país soberano existen leyes migratorias, internacionalmente aceptadas, que no dan derecho al libre tránsito por su territorio a ningún extranjero sin la autorización previa de las autoridades. Los cubanos varados en Costa Rica han violado las leyes migratorias de todos los países por los cuales han transitado. Es cierto que las condiciones de vida en Cuba son desastrosas, pero eso no justifica jurídicamente los delitos migratorios cometidos a partir su entrada a Ecuador. Su situación es dolorosa, pero no tienen derecho a exigir que los países violen sus leyes para solucionar el problema creado. A lo único que pueden apelar es a la misericordia de los gobiernos para que los dejen continuar su ilegal viaje, sin amparo jurídico para ello. Todos los seres humanos nacen iguales, aunque después algunos pasen a ser "más iguales que otros". Los cubanos son tan humanos como los de cualquier otro lugar, con los mismos derechos, pero no es lo mismo "derechos" que "privilegios". Algo que tendrán que aprender esos cubanos cuando se establezcan finalmente en algún lugar es la forma de vivir y comportarse en un país donde se respeten y cumplan las leyes.

Imagen de Anónimo

YO ME SENTÍ LIBRE AL MONTAR EN EL AVIÓN PARA IRME DE CUBA Y CUANDO VI LA ULTIMA PARTE DE LA ISLA, CABO SAN ANTONIO O COMO SE LLAME, YO ME SENTI LIBRE, SENTI QUE UN GRAN PESO SE ME IBA DE LOS HOMBROS, ME SENTI RARO, YA QUE EL SER ESCLAVO ES UNA GRAN RESPONSABILIDAD, PUES ESTAR FINGINDO ES UNA GRTAN RESPONSABILIDAD, PERO GRACIAS A DIOS, DEJE A LOS ESCLAVISTAS EN SU EDEN, CON SU 4% DE CRECIMIENTO ECONOMICO, EL CUAL SOLO SE LO CREEN ELLOS Y LAS PUUUUUUUT@ DE SUS MADRES.

Imagen de Anónimo

certero. Nunca mejor explicado.