Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Economía

Impuestos al alza

Desde el momento en que autorizó el cuentapropismo, el Gobierno cubano ha ido subiendo paulatinamente los impuestos a este sector, muy a pesar de las numerosas limitaciones dentro de las cuales estos pequeños emprendedores deben desenvolverse. Así, la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) de cada municipio recomienda al Gobierno elevar los impuestos a determinadas actividades si consideran que su pago mensual es muy bajo.

Es lo que ha sucedido en el municipio habanero de Diez de Octubre, donde los reparadores de equipos electrónicos, los albañiles y los puntos de venta de alimentos del agro bajo arrendamiento deben, a partir de enero del próximo año, abonar un impuesto mensual de 300 pesos mensuales cuando hasta el momento pagaban 90 pesos.

Al preguntarle a un reparador de celular de la Calzada de Diez de Octubre si le dan alguna explicación sobre el porqué de la subida del impuesto, solo atina a decir que "ellos te lo comunican y no te dan explicación alguna, simplemente te lo informan y si no pagas enseguida viene una multa altísima donde te pueden decir que eres subdeclarante. No te pierden ni pie ni pisada, a pesar de que es muy difícil encontrar cualquier herramienta de trabajo y los clientes no caen todos los días".

La subida de impuestos varía según el municipio. Aun así, en la capital una de las actividades  más afectadas ha sido la de los carros de alquiler o boteros, quienes pagan según el número de asientos, tenían hace solo tres años una tarifa máxima de 450 pesos mensuales y en la actualidad los de mayor capacidad pagan hasta 1.000 o más pesos mensuales y la tarifa mínima se sitúa en 500 pesos.

También los arrendadores de casas en el balneario de Varadero han visto cómo los impuestos se han elevado en los últimos años. Los que poseían licencia para arrendar pagaban hace solo tres años 150 pesos mensuales y tenían prohibido alquilarle a extranjeros. En la actualidad, un grupo de casas posee licencia para alquilar a extranjeros y otros a nacionales, pero la tarifa es pareja para ambas modalidades, la cual ha subido hasta 1.500 pesos mensuales (unos 65 CUC). A este gravamen se suma que cualquier cuentapropista considerado de "régimen general", o sea de "altos o medios ingresos", debe pagar el 10% sobre los ingresos brutos que declara al final de mes.

Bajo estas onerosas cargas tributarias desarrollan su labor diaria miles de cuentapropistas y no es de descartar que los impuestos no paren su espiral ascendente cuando de golpe y porrazo lo determinen las autoridades.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Buenos datos y buen análisis.

Imagen de Anónimo

Los Castro actúan como las moscas con la miel. En cuanto ven que la miel está sabrosa, la conquistan. Caballero, no les extrañe. Así llevan más de medio siglo, robando a los cubanos el fruto de su esfuerzo y engañándolos con la propaganda vacía de unas falsas sanidad y educación gratuitas, porque bien caras que las pagan los cubanos.