Martes, 12 de Diciembre de 2017
21:04 CET.
Crisis Migratoria

Balada triste de la emigración cubana

Otra estampida de cubanos. Ocurre cada cierto tiempo. Un editorial de La Nación de Costa Rica describe con firmeza cómo reaccionó el Gobierno de ese país: "primer deber, proteger a las víctimas". Los ticos les otorgaron visas de tránsito y, como están varados en la frontera, rápidamente han construido albergues provisionales para alimentarlos y alojarlos.

¡Bravo! Eso es lo que hace una nación civilizada. No se trata de animales. Son algo más de 1.700 personas. No son delincuentes, como los motejó injustamente un diputado sandinista. Delincuentes son los militares y policías que aporrean inmigrantes desarmados y pacíficos. Son individuos y familias asustadas —niños, mujeres embarazadas—, casi todos jóvenes, que tratan de llegar por tierra a la frontera norteamericana tras recorrer miles de kilómetros desde Ecuador.

Tampoco van a quebrantar las normas del país al que marchan. En Estados Unidos les aguarda una ley favorable, promulgada hace 60 años, en medio de la Guerra Fría. Si llegan al territorio norteamericano los dotan de un parole provisional y luego les permitirán regularizar su situación en un año. Salieron de Cuba legalmente y vivirán en Estados Unidos legalmente. ¿Qué sentido tiene impedírselo?

Incluso, esa medida que protege a los cubanos tiene una pedagógica utilidad marginal. Sirve para demostrar que la mejor manera de solucionar el problema de los indocumentados es arbitrar alguna fórmula que les permita estudiar, pagar impuestos, ser productivos e integrarse en la nación en la que viven. El notable éxito de los cubanos en Estados Unidos se debe, en cierta forma, a que pueden rehacer sus vidas rápidamente y luchar por conquistar el "sueño americano".

El mismo editorial, con enojo y asombro, les recrimina a las autoridades cubanas que no protejan a sus ciudadanos. Si 1.700 ticos, uruguayos, chilenos, españoles, o de cualquier país normal en el que el Estado esté al servicio del pueblo, se encuentran en la situación en que se hallan estos cubanos, el Gobierno en cuestión hubiera tratado de protegerlos, el presidente habría mostrado públicamente su solidaridad, y la cancillería hubiese asignado recursos para ayudarlos.

Cuba es diferente. La dictadura lleva 56 años humillando y maltratando a toda persona dispuesta a emigrar. Quien se marcha es un enemigo. Mientras en las naciones civilizadas hay instituciones dedicadas a auxiliar a los emigrantes, sin preguntarles las razones que tienen para ejercer el derecho a radicarse donde puedan y les plazca, en esa desdichada Isla el Gobierno los saquea, los insulta, y los trata como traidores.

Así ha sido desde 1959, cuando en el aeropuerto les quitaban a los adultos todo lo valioso que llevaban, incluidos los anillos de compromiso, hasta hoy, que el Gobierno cubano le pide al de Nicaragua que utilice mano dura para detener el flujo de los cubanos. Nada ha cambiado.

El uso del terror contra los emigrantes llegó al paroxismo en 1980, cuando el llamado "éxodo del Mariel", nombre del puerto por el que embarcaban. La policía política organizó miles de "actos de repudio" para castigar a los que deseaban marcharse. Les gritaban insultos, los apaleaban. En un par de casos, llegaron a matarlos. Así murió un profesor de inglés. Sus estudiantes, azuzados por los adultos del Partido Comunista, lo asesinaron a patadas en la cabeza.

En esa época yo vivía en España y le di trabajo a un camarógrafo cubano de origen canario que sobrevivió a estas infamias. Había llegado a Madrid emocionalmente devastado. Cuando dijo que se iba del país sus compañeros le colgaron un letrero en el cuello que decía "Soy un traidor", lo lanzaron al piso y tuvo que caminar de rodillas entre dos filas de personas que lo escupían y se mofaban de él.

El episodio del éxodo de Mariel (después hubo otros) se saldó con 130.000 nuevos exiliados, entre los que había un notable grupo de homosexuales obligados a emigrar, muchos de ellos valiosísimos artistas (como el excelente escritor Reinaldo Arenas), mezclados con locos, delincuentes y asesinos sacados de las cárceles para contaminar al grupo y "demostrar" que solo las personas indeseables eran quienes no deseaban vivir en el paraíso comunista. Para ese gobierno homófobo un asesino y un homosexual eran equivalentes.     

Al margen de la tragedia humana por la que pasan estos emigrantes hoy protegidos por los ticos, cuanto acontece en Centroamérica sirve para entender por qué esa dictadura, pese a su intento de mostrar una cara reformista, sigue creyendo que los cubanos son esclavos sin derechos ni dignidad. Pura escoria, como suelen llamar a quienes, pese a todo, están dispuestos a cualquier sacrificio para no vivir en ese desaforado manicomio. Nada sustancial ha cambiado.        

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 29 ]

Imagen de Anónimo

no se por que muntaner mezcla las cosas oportunisticamente !1El camino de la emigracion debe ser ordenado y legal.Todos pueden venir a norteamerica,pero con orden y el camino a la legalizacion debe ser tambien con orden.El caso de los cubanos,era un caso especial,no por cubanos,sino por el regiemn totalitario y la supresion de derechos ciudadanos a los que decidian probar en otra parte.Muntaner,no te pongas como jorge ramos!!1Los EEUU y Canada han hecho todo lo posible para que los mexicanos vivan en paz y tranuilidad,pero no se puede hacer todo ,pues el hombre propone y..dios dispone!!

Imagen de Anónimo

Magistral visualización de las entrañas del castrismo. La catadura fascista y antihumana de los Castro y su Junta Militar  afloran claramente en este formidable artículo de CAM, una vez más. Qué brutal contraste entre la actitud civilizada del gobierno de Costa Rica, y el deleznable comportamiento de la dictadura castrista.RAQ  

Imagen de Anónimo

Realmente las cosas son así como las describe CAM. De siempre el régimen nos ha tratado como escoria por el solo hecho de discrepar y no de estar de acuerdo con las malas prácticas de ese desgobierno. Felicito muy sinceramente al gobierno democrático de Costa Rica.

Imagen de Anónimo

1) Los latinoamericanos que no pueden libremente entrar y residir en EE.UU. naturalmente le tienen envidia, odio y rencor a los pocos que si pueden (los cubanos).2) A Cuba le conviene que se asienten en EE.UU. todos los cubanos que quieran hacerlo ya que en EE.UU. esas personas se vuelven productivas y parte de esa produccion llega a los familiares en Cuba mientras que en Cuban son por lo general una carga para el estado. 3) Hasta ahora los balseros terrestres via Ecuador no han sido noticia ni tema politico en EE.UU.. Si el volumen aumenta si que lo seran y puede producirse el cierre definitivo de la puerta de la ley de ajuste.  

Imagen de Anónimo

Todo cuanto dice del régimen castrista y su tradicional maltrato contra quienes huyen de él es absolutamente cierto y válido. ¿Pero realmente cree Montaner que todos en el mundo tienen derecho a venir a EEUU y que, como dice, "la mejor manera de solucionar el problema de los indocumentados es arbitrar alguna fórmula que les permita estudiar, pagar impuestos, ser productivos e integrarse en la nación en la que viven"? Por favor, no confudamos la gimnasia con la magnesia. Aun algunos de esos que huyen de Cuba jamás debieron venir a este país. Ha sido doble desgracia: para esta noble nación y para ellos mismos incluso.

Imagen de Anónimo

La reforma que nunca veremos es la del cambio de mentalidad de la elite de poder cubana. Excelente perspectiva la que nos propone Montaner para analizar esta ultima crisis. Juan Antonio Blanco

Imagen de Anónimo

raul y sus secuaces siguen tirando las piedras y escondiendo las manos.muy bueno sr. muntaner!

Imagen de Anónimo

Vuelve este escritor que nos honra a escribir algo para alzar su VOZ una vez por la ultima injusticia cometida por los "rufianes" de la isla de la "locura". Gracias al Sr. Carlos Alberto Montaner por tan brillante articulo, y gracias por el comentario al forista cubano que se identifica como el Dr. Martin Diaz por su tan acertado comentario acerca de como debieran agradecer y comportarse estos emigrantes cubanos , recordandoles que deben ser no solo agradecidos ademas comportarse como personas decentes apegadas a la ley y al respecto al pais que los acoge temporalmente de transito, mostrar decencia y la mejor de las actitudes hacia sus benefactores temporales, ya que esta nacion, su presidente , sus funcionarios en ultima instancia han mostrado un alto grado de dignidad humana , hermandad y verdadera solidaridad, contrario al pais vecino, esta sera una deuda qud contrairan estos emigrantes con esta nacion porvel resto de sus dias, que Dios Bendiga a Costa Rica y a todos sus ciudadanos !, ejemplo de vocacion altruista y de una gran nacion democratica. Gracias,....., Rudy

Imagen de Anónimo

Balada triste de la emigracion cubanaNegro destino que esta tierra marcoTriste la vida sin ilusion ni esperanzaBajo el dominio, total sumisionBalada triste de la emigracion cubanaY tambien de aquel que emigrar no logroDel que no puede aspirar a marcharseQue se revierta el dolor de la nacion cubanaEn libertad, justicia, y un prospero manana  

Imagen de Anónimo

Asi mismo fue, es y seguira siendo pero hasta cuando? Y todavia hay quien pregunta por los cambios y apertura en la isla, pensando luego senti horror de las cosas vividas inhumanas, increibles y por tantos anos...  Ha sido una burla y un abuso lo que soportamos por tantos anos.  Que se puede hacer para que acaben esa pesadilla y desaparezca el castrismo estalinista y sus secuaces de la faz de la tierra? Como se saca esa plaga del poder un pueblo sin armas y sin voz? Una isla, el escenario ideal para ejercer total control...Que nos queda, solo mirar al cielo y pedir un milagro?  No solo es la balada triste de la emigracion cubana, balada  triste tambien de los que no pudieron  y no pueden emigrar...