Jueves, 14 de Diciembre de 2017
21:00 CET.
Medioambiente

La Habana revisa una actualización de la Ley de Medio Ambiente

La coherencia de la planificación física con las realidades locales disminuirá la vulnerabilidad de entornos costeros y el trauma social asociado, explicó el miércoles el especialista en temas legales Orlando Rey, quien participa en el Décimo Congreso de Ciencias del Mar.

En declaraciones a la estatal Prensa Latina aseguró que la Ley cubana de Medio Ambiente de 1997 propone un marco legal que en estos momentos es limitado en su aplicación al cambio climático. "Ese fenómeno tendrá una gran repercusión en los enfoques con que se diseña y aplica el derecho", puntualizó el experto.

En la actualidad se evalúa la legislación costera, de la que se piensa conservar el régimen de uso que, atendiendo a las tipologías de las costas, dispensa autorizaciones o prohíbe acciones.

Por otra parte, ese cuerpo jurídico revisa seriamente la posibilidad de dar mayor protección a entornos como las playas arenosas, los manglares y las crestas de arrecifes, dijo.

"Precisar con mayor claridad las responsabilidades de los distintos órganos y organismos y otras entidades con competencias en las zonas costeras", son otras de las revisiones que el especialista asegura se tienen en cuenta a niveles gubernamentales.

Uno de los efectos más sensibles del cambio climático es el desplazamiento humano, y Cuba no está exenta de esa realidad. En tal sentido, Rey instó a las autoridades a emplear instrumentos económicos para estimular el movimiento ordenado de pobladores en sitios vulnerables hacia otros más seguros.

"El otorgamiento de nuevos permisos del suelo, créditos bancarios, o seguros especiales para quienes se muevan, podrían tributar positivamente a este fin", señaló.

El máster en Ciencias Jurídicas, en intervención en el Congreso de Ciencias del Mar, alertó de que los enormes desastres ecológicos en el presente requieren avances legislativos mayores.

Actualmente no existe un instrumento legal para tratar temas de océanos y mares de una forma directa. Algunos documentos como el resultante de la Convención de derechos marinos, de los años 80 del pasado siglo, definen el respeto entre los estados respecto a la contaminación de aguas territoriales.

"Los altos niveles de impredicibilidad, la existencia de umbrales ecológicos y la dificultad para diseñar medidas costo efectivas son algunas de las complejidades para legislar en este sentido", declaró el experto.

En nuestros días el respaldo legal a la adaptación se debate esencialmente entre la resistencia a los efectos del cambio climático y la relocalización de lugares vulnerables, pero al final resultan insuficientes.

"Algunas medidas políticas se encaminan a fortalecer el planeamiento físico, perfeccionar la normativa técnica para las obras constructivas en áreas sensibles, y el fortalecimiento de marcos regulatorios sobre bosques, en particular los manglares", comentó Rey.

El miércoles autoridades cienítificas de Cuba y Estados Unidos firmaron un acuerdo medioambiental en tal sentido, cuyo objetivo principal es la protección de los ecosistemas de Cuba y los bosques de manglares del santuario de los cayos de la Florida, unidos por las mismas corrientes marinas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

El ministerio del ambiente en Cuba ni pinta ni da color. La isla es propiedad de los Castro y sus militares y hacen lo que se les antoja en cualquier rincón del país. Este señor debería explicar como dio licencia ambiental a campos de golf, hoteles y marinas en la península de Guanacavives de Pinar del Río que supuestamente es un área protegida reserva mundial de la biosfera. Si quiere proteger algo que le quite la propiedad privada de Cayo Piedra a Fidel Castro y lo ponga al servicio del pueblo cubano, que no tienen ni permiso para montarse en un bote. Simuladores y vive bien son todos estos funcionarios ambientalistas.

Imagen de Anónimo

Dan asco .es mejor se limiten a su cambio climatico.y emisiones.porque con lo sucio que esta ese pais.lo irresponsables que son y todas las enfermedades consecuencias de la falta de agua y no recolecta de la basura .es mejor que ni hablen.en los barrios donde se pasan meses sin recoger basura la gente deberia darle candela asi ao menos matan el foco infeccioso.cuando hallan par de incendios bien grandes eso se arregla.pero la gente se deja.da asco.