Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Sociedad

El Municipio de Salud de Habana del Este se moviliza contra la epidemia de dengue

El Ministerio de Salud Pública ha encargado a sus sedes municipales establecer una serie de medidas destinadas a combatir la epidemia de dengue y localizar a los posibles pacientes. Personal sanitario critica que las medidas no son realistas y que no se puede cumplir todo el protocolo establecido.

En Habana del Este [ver ubicación en el Mapa de noticias], municipio afectado en los barrios de Alamar, Cojímar y Bahía principalmente, el programa es atendido por los médicos de la familia.

"Además de la búsqueda de los casos de fiebre, que siempre ha estado establecido, tenemos que ir todos los días casa por casa con el cooperario de la campaña anti Aedes y firmar el visto. Lo tenemos que firmar los tres: el cooperario, el médico de la familia y yo", explica una enfermera. "No sé si la firma es para controlar a los mosquitos o para controlarnos a nosotros", agrega.

Todos los casos de fiebre tienen que remitirse obligatoriamente al policlínico y de allí al hospital. "A veces nos llegan pacientes que tienen una amigdalitis o un catarro evidentes, pero incluso a esos hay que ingresarlos", dice Grettel, médico de la familia. "Es cierto que puede haber casos de amigdalitis con dengue al mismo tiempo, pero para determinar eso estamos los médicos y no nos están dejando practicar la medicina". Esta doctora se queja de que "en los hospitales deben pensar que somos idiotas por mandarles casos que son de otras enfermedades". Por supuesto, esos casos son devueltos desde el hospital al área de salud.

Todos los días, el médico y la enfermera de la familia tienen que dar la consulta habitual, hacer la búsqueda y preparar un informe que abarque el 100% de la población para entregar al policlínico, todo eso antes de las 12 del mediodía. También tienen que visitar personalmente a los pacientes devueltos por los hospitales. "Todo el mundo sabe que el cumplimiento de ese programa es mentira", opina la doctora Grettel. "No hay ser humano que pueda estar en la consulta, en las casas de los pacientes y redactando un parte, todo al mismo tiempo".

A las 4:30 pm tienen que presentarse en el policlínico para despachar las incidencias del día. Enfermera y médico tienen que asistir a esa reunión diaria. No puede ir uno de los dos con la información, tienen que asistir ambos sin justificaciones posibles.

"Por supuesto que es necesario ponerse en función de proteger a nuestros pacientes, pero espero que en los otros municipios las medidas sean más realistas, para que el resultado del trabajo sea de verdad satisfactorio", aclara Grettel.

La enfermera acota que "también hay que ocuparse de los charcos y los basureros, y de la escasez de agua que obliga a la gente a almacenar hasta en laticas. Para eso se necesita el trabajo de otras instituciones, no solo de Salud Pública".

Los municipios más afectados en La Habana son hasta ahora Habana del Este, Centro Habana, Habana Vieja, Cerro y Cotorro.

Todos los pacientes están siendo remitidos a los hospitales Manuel Fajardo y Covadonga en el caso de los adultos. Para los niños están habilitadas salas en el pediátrico del Cerro y el William Soler en Altahabana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.