Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Sociedad

¿No todo está perdido?

La mayoría de los cubanos de a pie no saben lo que es sentido de pertenencia. Su larga existencia en las franjas de la marginalidad les impide detenerse en averiguaciones que se revierten en menos tiempo para llevar algo a la mesa y cubrir otras necesidades de primer orden. Intentos que muchas veces terminan en éxitos parciales o absolutos fracasos.

El tema, abordado por Madeleine Saitué en las páginas del diario Granma, en su edición del día 6 de noviembre, trae a colación un fenómeno indisolublemente ligado a la desmotivación y que expone las huellas de una cultura, donde se le rinde culto a la irracionalidad.

Es un secreto a voces que la estatalización a ultranza ha sedimentado conductas y conceptos que mantienen la sociedad al borde del caos. El ejercicio crónico de la doble moral, condicionado por el ambiente policíaco y la necesidad de sobrevivir a costa de las ilegalidades, junto al convencimiento de que el socialismo real solo entrega discursos aburridos y promesas que se reciclan en los talleres de partido, se traduce en una sociedad disfuncional que ve al Gobierno y las instituciones estatales como enemigos a enfrentar por los medios disponibles.

Por tanto, la estabilidad social es más relativa de lo que suponen las apariencias.

En el fondo de esa aparente calma se han enraizado los comportamientos que desdicen de un país, cuyas autoridades se precian de comunicarle al mundo los altos estándares educativos. En el presente, el promedio nacional de escolaridad es de noveno grado y el número de graduados universitarios crece exponencialmente cada año. Datos que sirven de cortina de humo para encubrir los inventarios de indisciplinas, que incluyen robos en los centros de trabajo, vandalismos contra las propiedades del Estado, irrespeto por las normas de convivencia, regularización de la vulgaridad en las relaciones humanas, entre un rosario de prácticas que avalan el fiasco del sistema.

En los márgenes de la debacle, puede que exista algún rastro del sentido de pertenencia, pero nada que merezca ser destacado ni que pueda ser restituido sin cambios estructurales de envergadura.

En realidad, a muy poco cubanos les importa si las calles están limpias, si en la fábrica  donde trabajan se cumple con los parámetros de calidad o el camión recolector de basura se ausenta por 15 días de la zona donde residen.

Sus prioridades tienen que ver con otras inmediateces que suscitan una crisis profunda y sin fecha de vencimiento. A pesar de todo, la periodista oficial que escribió sobre el tema cree en la superación del problema por los mismos que han contribuido a su origen y desarrollo.

Apela a la conciencia de las personas, sin tocar los efectos de los bajos salarios, la inflación, la doble moneda, la falta de viviendas y agua, el parasitismo de los burócratas y la conservación de muchas prohibiciones absurdas en el ámbito social y laboral.

Entre la cochambre y los discursos patrióticos que solo provocan sueño y urticaria, según el estado de ánimo, son ilusorias las pretensiones de enmendar el problema. La comunicadora piensa que no todo está perdido. Yo diría que casi todo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Anonimo lo que nuestra Cuba necesita es un lugar como el que tiene Puerto rico , para poder al menos vivir libre e independientes, porque no tenemos a nadie que sea capaz de llegar a enderzar nuestro Pais sino para convertirlo en otra dictadura, necesitamos libewrtad y vivir con decoro, con leyes que ampare al pobre y al necesitado, en nuestro Pais, las leyes no amparan ni protegen al pueblo, no existe ya el respeto mutuo, entre los mismos cubanos, en cualquier parte se escndaliza se hablan malas palabras, se dan malos ejemplos a la nueva generacion y es bochornoso inclusive oir a muchas mujeres como se manifiestan con palabrotas y chusmerias hacia otras que aun conservan actitud decorosa, Cuba esta desgastada en todos los renglones de la sociedad  da pena como era nuestra Patria y lo que han hecho de ella, QUE PENA.

Imagen de Anónimo

anónimo de las 7 y 43,  se escribe contexto, podemos escribir lo que se nos ocurre, pero al menos hagámoslo bien....

Imagen de Anónimo

Anexion es la solucion.

Imagen de Anónimo

11:12pm.estoy de acuerdo eso es lo peor.

Imagen de Anónimo

Según nuestra opinión, el asunto más grave no es si el cubano isleño, montado o de a pie, roba, malversa, miente, se corrompe, maltrata al prójimo, rompe o desbarata lo que no es de él, se prostituye o chulea a sus parientes “mariposas”. Esos son vicios que según “algunos” se encuentran en cualquier país y que suponemos no son incompatibles con el sentido de pertenencia a un grupúsculo de forajidos, una pandilla de gamberros o a una cofradía de atorrantes lame botas tarifados. Lo peor es cuando ves que los ciudadanos más jóvenes pierden el sentido de pertenencia a su país, cuando se lo igualan a partido, revolución, socialismo y líderes semidioses y les interesa un comino los símbolos patrios o cantan el himno a media voz y con hastió, deseando ser extranjeros dentro de su nación. QUINCE

Imagen de Anónimo

7:43pm.yo tambien estoy por la anexion.porque amigos lo que viene atras es duro.lo unico que salvaria a cuba seria una anexion a USA.lo sigo diciendo no sabemos gobernar os .ejemplos sobran en nuestra historia.y despues de la catrastrofe que le callo a cuba con los Castro de biran.es mas que suficiente.me aterra que se hagan elecciones en un futuro y con la falta de educacion democratica que tiene el pueblo se termine votando por un nuevo dictador o una nueva dictadora.el cubano no esta pa darse el lujo de ese riesgo.

Imagen de Anónimo

Viví en España muchos años y constaté que aquel es también un país de lazarillos de Tormes, de picaros ladronzuelos. Lo digo para poner en contesto y porque creo que un análisis sobre el tema se debe ver de donde venimos y a donde vamos. Total que busquemos un presidente con apellido anglo para después el 2018. Si cuba no se anexa a USA no tendrá futuro de bienestar alguno. Y si esperan que los exikiados de Miami vengan a salvar la economía pues lo pongo en duda. No se quien pone la pauta ni como es que en el exilio el cubano se vuelve super insolidario y cruel con sus paisanos

Imagen de Anónimo

Es la mayoria de los cubanos, no solo los de a pie, tambien ministros funcionarios y gente por cuenta propia no tienen el sentido de pertenencia porque estan comvencidos que todo esta controlado, supervisado y autorizado por el Estado/Gobierno Dictatorial. Los ministros y funcionarios tambien se reconocen como esclavos servidores del regimen, tienen que hacer lo que se les ordene a cambio de sus prebendas que "se le dan" "no son suyas". No es cuestion que si los de a pie, no, lo irracional y el absurdo esta en todas partes de Cuba. Ahora le toca al autor de este escrito demostrar cuales son esos cubanos no de a pie. con la excepcion de la familia Castro, que tiene sentido de pertenencia dentro de Cuba.

Imagen de Anónimo

Si van al artículo del Granma y tienen paciencia para perder el tiempo en leer semejante monserga, notaran que la primera que no tiene sentido de pertenencia a su grupo profesional (como periodista) es la  propia periodista. Le asignan como trabajo un asunto que representa un mal endémico inducido en la sociedad cubana y sale con un panfleto insulso y elaborado a desgano para “salir del paso ” y “robar tiempo”.  QUINCE

Imagen de Anónimo

Por eso el colera esta acabando en Santiago.y en otras provinciaa hay tantas epidemias.ellos se ocuparon de que sus barrios estuvieron limpios.yo no creo ninguno de ellos halla jamas visitado la cuevita en San miguel.o cayo hueso.ellos viven en otro mundo en otra cuba.mi gente despiertense y salgan pa la calle.que estan abusando los y a la mala.