Lunes, 18 de Diciembre de 2017
14:05 CET.
Economía

Feria agropecuaria: sobra espacio y falta mercancía

Ultimo sábado del mes. "Cumpliendo orientaciones", según un inspector que pide no ser identificado, aparece el "cuerno de la abundancia" en Centro Habana. Esta vez las carencias resultan ostensibles en la llamada feria agropecuaria.

Meses atrás el cierre a los vehículos iba desde Belascoaín hasta San Francisco; esta vez se ahorraron dos cuadras, aunque los espacios vacíos de ofertas indican la posibilidad de eliminar otros dos bloques.

Avanzando desde Belascoaín, a la derecha prevalecen los puntos asignados a las cooperativas y demás vendedores fuera del ámbito estatal. Les dieron la peor parte porque el sol despiadado golpea fuerte pasando sobre una arquitectura casi nunca superior a los tres pisos. Sobran espacios vacíos, metros y metros sin vendedor alguno.

Del otro lado, agraciado por la sombra de los edificios, una larga fila de carpas estatales ofrece productos cuyos precios son inamovibles. Son los mismos que usted puede adquirir lejos de esta ínsula erigida una vez al mes con el objeto de mostrar la supuesta abundancia de un país en crisis.

Buscando los nombres de las entrecalles, un joven con gruesa cadena de oro en el cuello me increpa: "¿Qué hace usted al lado de mi carro?". Se trata de un camión venido de provincias, de acuerdo a su chapa con la inicial B. Trato de calmarlo: "Nada, hijo, tu remolque no es noticia, es el otro, el de al lado". De paso, escribo Zanja y Marqués González.

Un camión y un cartel advierten de posibles "decomisos por violación de precio o peso", sin embargo, no creo que la cosa haya ido más allá de una demostración mediática. Cayó la tarde sin ver mercancía alguna confiscada en la amplia cama del controversial vehículo. ¿Honestos comerciantes vs. incorruptibles funcionarios estatales?

Indago y a la vez copio precios para un índice comparativo: Carne de cerdo, troceada al hachazo, sin discriminar huesos, manteca y pellejo, 21 pesos la libra. "No vale la pena, mejor comprarla fuera de aquí, previa elaboración, porque estos puercos tal vez llevan un año en el frigorífico, no saben a nada y, además, de masa limpia muy poco". La sentencia viene de una mujer decepcionada.

Hay carnero a 30 por similar peso, sin importar lomo o pierna. El colmo es cuando uno de los dos puntos dedicados a productos del mar anuncia la novedad de ¡camarones!, a 86 pesos el kilogramo y enteros. "Limpios, listos para cocinar, serán la mitad", dice un chef retirado del emblemático restaurante Siete Mares. "Ahora el mar tiene un solo dueño, ya no es de todos", agrega. A su lado le advierten: "Cuidado, no menciones al 'santo' porque pueden estar escuchándonos".

Implacable, el calor obliga a un descanso. Algo compró una señora que viene con dos jabas cargadas, pero no está satisfecha: "Mi hija parió, estoy detrás de la malanga, no la encuentro. Terminaré con los tarimeros de siempre, a seis pesos la libra".

Van a ser las 12:00. Efectivamente, no hay malangas en venta.

Un jaranero vendedor de frijoles pregona "¡rebaja de los negros!". Le pregunto cuál es la rebaja, porque en un cartón dice claramente 10 pesos la libra, similar a cualquier otro lugar en La Habana. "Amigo, 9.99 la libra", me suelta. Le digo "¡vaya, te contagiaste con Miami!". Y responde: "Ahora que somos amigos, hay que aprender de ellos".

A la 1:00 de la tarde aparece un camión del Ministerio de la Agricultura. La novedad son sacos con boniatos amarillos y ¡malangas!

De inmediato se forma una larga cola, no es para mucho pero las "rabujas" se venden a 3,50 la libra, casi la mitad del precio que por estos días ofrece el mercado llamado libre, de oferta y demanda. En el tumulto comentan: "Si fueran las gordas, largas y redondas, las buenas, sería otra cosa. Esas van al otro mercado. Este de un día, el de los pobres, es el mercado de las rabujas".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Jajajajaj. que vayan a la plaza a oir discursos y con eso tienen!!!! Partia de chivatones y chivatonas, que esperen a que obamita los amamante!!!Inscribanse para ir a cumplir mision en Siria,que van a trae pitusas y datiles,eso si en los ataudes!!!jajajajaj

Imagen de Anónimo

¡Vergüenza de desgobierno que ha dejado a una tierra rica en recursos agrarios al nivel de Haiti!

Imagen de Anónimo

El rastrojo pal pueblo. Pa eso se hizo la revolución. Partia de descaraos antes que se robaran ellos la libertad, en cada esquina habia un puesto de frutas y viandas donde uno escogía el producto que mas le parecía. Las bodegas estaban repletas de cuanta cosa hubiera y te vendían lo mismo una peseta de jamón que una pierna entera. Las carnicerias lo mismo. Pobres generaciones que solo han conocido la miseria y la explotación del pueblo por los Castro.

Imagen de Anónimo

Ja, ja, jaa, Feria Agropecuatia en Cuba, eso es un chiste y una burla al cubano.