Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
02:18 CET.
Emigración

¿Un regreso a la escena del crimen?

Lo mismo en Miami que en La Habana se comenta ahora con un cierto énfasis sobre cubanos emigrados que muestran interés por plantar de nuevo residencia en la Isla. De hecho, no son pocos los que ya lo hicieron. Sobre todo aquellos que han planeado el regreso con la ilusión de invertir sus ahorros en pequeños negocios privados, como restaurantes, transporte público u otros servicios.

Matemáticamente, sus cálculos parecen estar bien pensados, habida cuenta los precios más bien bajos en los que aún pueden adquirir inmuebles y contratar trabajadores en La Habana, a más del alza que hoy experimenta la demanda de los servicios en los que se han propuesto invertir. Es de suponer, asimismo, que hayan estudiado a fondo las muy particulares reglas del juego que imperan en el terreno. Y si así fue, deben saber que van a operar en un mercado en el que la ilegalidad es como el oxígeno, esencial para mantenerse en pie, y también es ley suprema, la del más fuerte, que sigue siendo uno solo, el de siempre.

Por lo demás, se trata de una decisión que merece más elogios que objeciones. No solo porque cada cual tiene derecho a instalarse donde más gusto le dé, siempre que se lo permitan. También porque, aun sin pretenderlo, esos cubanos podrían estar dando un importante paso de avance hacia el futuro de probidad y civismo con el que soñamos todos, por más lejos que aún se aviste.  

Es de presumir que durante su experiencia como emigrantes se hayan acostumbrado a vivir en ambientes democráticos, actúando bajo leyes respetables, que no admiten ser violadas. Y es igualmente previsible y deseable que en sus nuevos negocios en la Isla opten por defender esas buenas costumbres. Solo falta por ver cómo lograrían conjugarlas con la realidad.              

Personalmente conozco a más de un cuentapropista que ha fracasado en el empeño de llevar por delante la honradez y el total apego a las leyes, por malas que fueren. Igual conozco a varios que se dieron por vencidos o que están al borde de la asfixia económica, debido, entre otras lindezas, al barril sin fondo que conforman sus gastos por concepto de soborno a inspectores y funcionarios corruptos. No transcurre un día, ni uno solo, en los que un dueño de un restaurante en La Habana no se vea obligado a invertir fuerte en el pago de extorsiones.

Algunos lo sobrellevan mejor que otros. Pues existen dos tipos de dueños. Están los auténticos luchadores, que invirtieron todo lo que tenían en un pequeño negocio y ahora sudan sangre para conservarlo, aunque sea con mínimas ganancias. Pero también están los "suertudos" que consiguieron montar uno, dos y hasta más prósperos negocios a un tiempo, y a todo trapo, gracias a milagrosos contactos con gente de arriba. Para los últimos, la amenaza de clausura no es la misma pesadilla con que se levantan y acuestan diariamente los primeros. Aunque tampoco ellos se libran de pagar, a su manera.

Desde luego que los paisanos que regresan del exterior (salvo excepciones) tendrían que aplicar en la categoría de los auténticos luchadores, ya que la otra la integran, en coto cerrado, parientes de la plana mayor, agentes más y menos encubiertos de la policía política, o favorecidos por el clientelismo. Nadie puede poseer dos restaurantes en La Habana sin ser efectivo o cómplice de la dictadura. Y a menos que también lo sea, ningún cuentapropista puede prosperar en forma apreciable sin sufrir el acoso permanente del sistema. Ninguno, en suma, vive sin la angustia de temer a cada minuto que le cierren su negocio.

Tal vez por ello, entre otras cosas, hay quienes desaprueban este proyecto de algunos emigrados, que si se mira desde un ángulo grave bien podría calificarse como una especie de retorno a la escena del crimen. Solo que para el caso quienes retornan no son los criminales (que nunca se han ido) sino sus damnificados. 

No hace mucho, el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), con sede en La Habana, llegó a la conclusión de que más del 90% de las familias cubanas incurren en delitos como única alternativa para remediar sus necesidades básicas. De haber profundizado como es debido, estoy seguro de que el 10% que les faltó también encontraría acomodo en esa lista. La ilegalidad no solo ha sido durante demasiado tiempo nuestra irremediable tabla sobre la marejada. También es el oxígeno y el hidrógeno del régimen. Nos necesita infractores de la ley para mantenernos dominados y manejables. Sobre todo ahora, y en especial a los que pujan por sacar la cabeza.

Son detalles que posiblemente conozcan los compatriotas emigrados que regresan ansiosos por moler su zafra en la Isla. Si los conocen, y, no obstante, prefieren hacer de tripas corazón ante aquella sentencia bíblica según la cual "la prisa es madre del error", entonces no queda sino extenderles nuestra enhorabuena.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 25 ]

Imagen de Anónimo

Supongo que historias es las que se sobran; Cachita (nombre ficcticio), era profesora de nivel medio en La Habana y militante del PCC,justificó su renuncia al partido y su partida a Miami diciendo que allí estaba su único hijo.La tia despues de varios años solo logró limpiar pisos y algun que otro viajecito a Cuba como 'mula', hace algun tiempo se inició en la religión yoruba y por último me he enterado que se ha repatriado y su descaro es tan grande que ha comentado que va a reclamar su carnet del partido,por supuesto que se quedará con las ganas.

Imagen de Anónimo

anónimo 4 nov 2015 4ö1. Bonita lo que has escrito te califica. por lo que has escroto del puerco 1 y el puerco 2 pero si tuvieras valor para calificarte serias la Petunia 3;por lo que sigue en tu cuerda con tu chulo con peste a ajo.

Imagen de Anónimo

Juan 4 Nov. 12.38 pm: Yo pienso que el chistoso eres tú, que quieres que ese fulano se dedique a limpiarle los carros a otros en lugar de 'irse con su música a otra parte'. No olvides que cada cual ahora vive donde le dá su gana,siempre y cuando se lo permitan.Si su deseo como el de muchos que conocemos es el de repatriarse,estan en todo su tan cacareado 'derecho humano'

Imagen de Anónimo

Esas personas no estan acostumbradas a trabajar.son rehenes mentales.en mi familia los tengo .un primo medico con su ciudadania espanola.se va.le revalidan su titulo consigue trabajo y se regresa a cuba porque no se adapta que espana no le gusta.y bla bla bla.concluciones ahi esta trabajando por una miseria pero eso si pidiendo por esa boca.me tenia tan jodia que un dia le dije.si aquello esta tan bueno porque te la pasas jodiendo a la familia que trabajamos y si nos adaptamos.contentate con lo que te pagan.dios le dio la oportunidad de mejorar y por vago con sindrome de stockolmo se regresa.hay gente que no mejora ni aunque se lo pongan todo en la Mano.

Imagen de Anónimo

anonimo de 8:40 pm,mire compadre en el mundo en todos lados la cosa esta que arde y la gente echa palante,esos que regresan de miami a vivir en cuba es porque son rehenes mentales de el puerco 1 y 2,yo solavaya voy a regresar con lo que me costo luchar un pepe para salir de el manicomio castrista y bueno que vayan loa berracos a dejarle dinerito a los puercos 1 y 2 que trabajen como mulos para los castro y alli no hay futuro de na sino recuerden el plan maceta dejaron hacer bussiness cuando vio que la gente prosperaba les acorto la soga y pal tanque o sino a las jineteras todo pura fiesta metio el tanque doña delicias ya las deje luchar los fulas y estar de rumba pero se me casan con los turistas y se me van mis esclavas sexuales asi que las recojo y peligro con ustedes a follar y dejarle dinero al chulo de papa fifo que chulo tan asqueroso...

Imagen de Anónimo

" Ahora cualquier cubano que resida en Cuba puede salir del país de visita a donde le plazca o regresar al país de donde salió."¿Y si RC se levanta con el moño virado, como alguien apuntaba, y cierra el maleón, el aeropuerto y hasta la puerta del sótano? Entonces ¿qué?Están como en los sesenta; los pequeños negocios no tienen problemas, a ellos  no los van a tocar, sól a las empresas grandes, capitalistas...y nacionalizaron hasta los puestos de frita. "Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla".Sigan repitiendo, igual que un bobo en la Universidad de Villanueva. Sigan ahí. 

Imagen de Juan

2 y 21 pmEres un chistoso o quieres hacerle competencia a Padura.Con 52 años en la costilla y se dio por vencido y se fue para Cuba para estar en la musiquita y estar pasando el sombrero... Ese es unos de esos vagos que se canso del trabajo duro que hay aquí en los Estados y se regresó.  Hasta limpiando carros ese señor se gana la vida aquí.Como dicen los colombianos "no jodasss"

Imagen de Anónimo

SOLAMENTE UN IDIOTA Y UN HP, VA A CUBA A INVERTIR SU DINERO, LOS CASTROS Y SU PANDILLA DE CUATREROS SON IMPREDECIBLES Y CON UN PUEBLO CON EL SINDROME DE ESTOCOLMO A FLOR DE PIEL, TODO PUEDE SUCEDER, PUEDE QUE ESOS DESALMADOS, AMANEZCAN CON EL MOÑO AL REVES Y CIERREN LA PUERTE Y A JODERSE TODO EL MUNDO ALLÍ DENTRO, Y ME PREGUNTO ¿ QUIEN ES EL BRAVO QUE ABRE LA PUERTA CON TANTO AMOR POR EL SECUESTRADOR, QUE AUNQUE MORIBUNDO Y QUE SU FIGURA SOLAMENTE DE VERLA DA ASCO Y TERROR SE ATREVE A DECIR, YO?. DE VERDAD EL QUE QUIERA QUE SE LANCE Y PONGA SU NEGOCITO, A LO MEJOR MAÑANA LE INVENTAN UNA PATRAÑA Y SE FUE A BOLINA EL PAPALOTE. SALUDOS.

Imagen de Anónimo

"esos cubanos podrían estar dando un importante paso de avance hacia el futuro de probidad y civismo con el que soñamos todos, por más lejos que aún se aviste. "En eso estoy de acuerdo y es lo que  muchos no perciben. En vez de eso, ponen sus esperanzas en Todosmarchamos, Rodiles. Antúnez y otros viajeros del disident-tour.Por otra parte, volver a Cuba y obtener de nuevo la residencia allá no significa, como antes, no poder salir. Ahora cualquier cubano que resida en Cuba puede salir del país de visita a donde le plazca o regresar al país de donde salió, ya sea España, USA o cualquier otro. Los tiempos cambian. Por algo se empieza.

Imagen de Anónimo

La verdad, solo se "repatrian" los perdedores, los vagos, los estafadores al medicaid y social security, los que les gusta vivir del cuento. Los que triunfan y les gusta vivir de su trabajo y son inteligentes no regresan a no ser de turistas, punto final.