Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Sociedad

Varias jornadas de lluvias dejan inundaciones y derrumbes en Santa Clara

Las lluvias de finales de octubre mejoraron la situación de los embalses de Villa Clara, pero también dejaron en la cabecera provincial derrumbes de viviendas e inundaciones, sobre todo en las barriadas ubicadas junto a los ríos Bélico y Cubanicay.

Al menos diez casas del centro urbano se desplomaron al fallar cimientos y junturas. Y, aunque no hubo que lamentar pérdidas humanas, no se descartan en los próximos días otros derrumbes en viviendas particulares y centros estatales apuntalados desde hace tiempo.

Como en el resto de la Isla, cada año los derrumbes se repiten en Santa Clara y dejan familias sin hogar.

Los distintos ministerios se ocupan de la rehabilitación de sus inmuebles. "Se hacen cargo del presupuesto y la ejecución de la obra, pero pasan meses antes de ser aprobadas las primeras fases de la reparación", señalan trabajadores.

Un inmueble estilo Art-Deco esta apuntalado e inhabitable por peligro de derrumbe frente a la tercera unidad de la Policía en Santa Clara. Hace más de una década fue un centro de belleza que tuvo que cerrar porque las lluvias filtraron su techo y paredes.

"En la Carretera Central —comenta un cederista— un local perteneciente a la dirección de los CDR en la provincia colapsó hace años tras una temporada ciclónica, continúa sin ser reparado por parte del gobierno".

Muchos santaclareños pobres no pueden reparar sus casas porque el presupuesto necesario alcanza unos cuantos miles, muy lejos del bolsillo del cubano medio, y los materiales de construcción están con frecuencia en falta.

Por otra parte, producto de las últimas lluvias varias barriadas pobres asentadas en las riberas de los dos principales afluentes santaclareños sufrieron una inundación que arrastró todo tipo de desechos.

Estos afluentes crecen ante eventos meteorológicos de este tipo, pero no solo producto de ellos. El mal estado de los alcantarillados, el vertimiento de desechos sólidos y una deficiente limpieza también contribuyen.

"Estos arroyos se han convertido en vertederos. La gente lanza a sus aguas todo tipo de inmundicia. Animales muertos, sacos, latones de basura y escombros", comentó antes de las lluvias una vecina del barrio Puerto Escondido, uno de los más inundados en la zona centro.

Muchas de estas barriadas y caseríos carecen del sistema de alcantarillado, o tienen las rejillas y tragantes tupidos y las tuberías rotas. Otras son asentamientos ilegales en zonas no habitables ni urbanizadas.

Como en ocasiones anteriores, con las lluvias de estos días varias familias perdieron sus escasas pertenencias y podrían estar en riesgo de contraer enfermedades como leptospirosis, cólera o alguna otra infección. Los barrios junto a los ríos Bélico y Cubanicay luchan contra el exceso de aguas negras.

Este reportero fue testigo de cómo en La Vigía los vecinos debían meterse al río a sacar desechos vegetales y plásticos que obstaculizaban el cauce natural provocando el desborde sobre las casas amontonadas en las orillas.

La prensa oficial se ha hecho eco del problema. Pero empresas como las de Acueducto y Alcantarillado o Servicios Comunales en la provincia no ha realizado suficientes tareas de reparación y limpieza como para prevenir futuros daños por inundaciones.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

PA LO Q SEA RAUL PA LO Q SEA!!!!GRACIAS RAUL LA REVOLUCION NO NOS DESAMPARA,ESPERAMOS POR LAS BONDADES DE LA REVOLUCION,PA LO QUE SEA RAUL PA LO Q SEAUN CEDERISTA 

Imagen de Anónimo

 que lamentable...la mas descarada miseria ..y siguen siendo cederistas...o sea defensores del socialismo.(Haitiano)