Lunes, 11 de Diciembre de 2017
14:23 CET.
Transporte

Guagüeros, cambio y calidad de los servicios

Algunos  ómnibus metropolitanos viajan bajo "nuevo sistema de gestión empresarial". Así lo dice una pegatina pegada en el techo de una ruta 464. Todo para justificar que el sistema de alcancías está siendo sustituido nuevamente por el pago directo al chofer.

"La práctica es ponerle cartones y trapos a la alcancía para que la gente le ponga el dinero en la mano al chofer o al conductor, que casi nunca es un trabajador legal, sino un amigo que no tiene nada más que hacer durante el día", comenta Boris, quien por cuestiones de trabajo ha tenido que montarse en una misma ruta durante una semana seguida. "No obstante, en los P8 que me monté, no había ningún cartel anunciando nada", afirma.

La "Información a los pasajeros" no descarta el uso de la alcancía. Lo más desconcertante es que autoriza al chofer a "manipular el efectivo de la recaudación durante el proceso de pago del pasaje", pero lo exime de la obligación de "fraccionar importes para devolución".

"Se dieron cuenta que los choferes ya lo hacían y ahora lo que quieren es controlar lo que les cae directamente en la mano", dice Yeney, mujer de un conductor de ómnibus.

En la parada del Puente de Santa Fe, mientras espera el P15 en su recorrido por Guanabacoa, una pasajera cuenta cómo "el chofer humilló a su amiga porque le faltaban veinte quilos, pero no te devuelven nada si les das un peso, eh?"

En la ruta 400 de las diez de la noche, "yo viví un show desagradable y pico",  cuenta Altinae, "porque delante de mí se montó una viejita a la que le faltaban diez quilos y el chofer, entre los gritos de caminen para atrás, la puso como un zapato, y cuando vio que yo le di lo que le faltaba a la señora, la cogió conmigo".

El cartel dice además que el único objetivo de esta medida es "brindarle un servicio de transporte con la calidad" que la población merece.

"Pues parece que lo que merecemos es el maltrato", comenta una pasajera de la 464, acabada de leer el cartel. "¿Y si es mi único peso? Tenemos que aguantar que si están atrasado vayan tan lentos que sea  mejor ir caminando; que te griten o te digan groserías para que camines para el fondo del ómnibus; que se detengan dónde y cuándo ellos quieran; que no tengan límites de la cantidad de pasajeros que deben montar. Y ahora esto…"

La mayoría de las personas prefieren negociar entre los que esperan quién va a pagar con un peso y quién con 40 centavos; hacer el intercambio antes de abordar el ómnibus, perder solo 20 centavos de vuelto y que una de las dos diga "Somos él y yo".

Los choferes a los que se les ha preguntado prefieren callar porque creen que cualquiera puede ser el enemigo (un inspector de transporte o un periodista) que venga a arrebatarles esta nueva forma de libertad que se les ha permitido.

"Ahora nadie me pude decir que no lo puedo hacer", es la única declaración que se le puede arrancar al chofer de la ruta 43 que llevaba media hora de retraso. Esas palabras y una mirada amenazante.

"Prefiero no comer que coger guagua", es casi el lema de Samuel. "El transporte urbano en Cuba es deshumanizante. Y lo jodido es que es la alternativa de todos porque uno no se puede comprar un carro, una moto ni siquiera eléctrica ni una chalupa para salir nadando de aquí, al menos”

Una villaclareña de visita en la capital se consuela: "Y no te quejes, que aquí hay transporte, porque en Villa Clara no es que esté malo, es que no hay y la mayoría de las veces tengo que andar en la guagüita de San Fernando: un ratico a pie y otro caminando."

"Y como siempre, dan un teléfono loco, que no comunica", dice Alberto. "Por eso yo cuando tengo, bien, y cuando no, digo con tremendo swing 'Oye mi hermano, no tengo' y sigo para adelante".

Y agrega: "Es la ley del embudo, lo ancho para ellos y lo estrecho para nosotros. ¿No me digas? Es una obligación mía pagar el pasaje, ¿y la de ellos cuál es?"

"Para cualquier sugerencia, aclaración o queja del servicio, por favor, nos puede contactar a través del teléfono 18 820, agradeciendo de antemano el haberse comunicado con nosotros": así dice el cartel, pero no le podrán agradecer al ciudadano preocupado porque el número lo único que ofrece es un interminable timbre que no responde nadie.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

El cubano es el peor enemigo del cubano. Alli en tierras bananeras, el mismo cubano te roba te delata, te enjuicia, te mete preso y te apuñala.Mierda de sistema y mierda de gente que son a la misma vez ladron, verdugo y policia! Que se pudran todos por hijos de puta!!

Imagen de Anónimo

Para los heroicos espanoles.ustedes saben lo que es abrir mas las piernas agacharse etc.POR QUE USTEDEDES TUVIERON A FRANCO vuestro General en jefe.no te rias que eso le pasa a cualquiera.

Imagen de Anónimo

Hola ... Piensen  que el mejor funcionamiento   es a través  de venta  de boňos. Con valor de 5. 10.pesos  y poner un tipo de máquina   electrónica  en la guagua   que los leas  de esta manera  se evita  cualquier  con función     ADEMAS LES RECUERDO  QUE TODOS LAS GUAGUA EN VIADA DESDE ESPAŃA   A CUBA... LLEGAR CON ESTE SISTEMA   LO QUE EN CUBA LO QUITAN.

Imagen de Anónimo

Y cuantos de los que cojen guaguas son del partido comunista y como focas aplauden todo lo que les orientan y criticarían cualquier propuesta de permitir a los privados la importación de omnibus y manejo del transporte de manera completamente autónoma. Estoy seguro que muchos cubanos con capital, sudado en el extranjero y algunos de la isla via su actividad privada estarían dispuestos a ese emprendimiento. Que dirían los comunistas que cojen guaguas?  

Imagen de Anónimo

Abrid mas la piernas, agarchaos más, y ahora moveos !!! asi se goza!!!

Imagen de Anónimo

Lo de ellos es atraso y mas atraso.en un pais normal la gente tiene su auto u asi nadie toma un bus.y los que lo toman van sentados y comodos.lo que pasa es que los Castro espin nunca se han montado en una guagua.que descaro de gente.siempre pidiendo sacrificios pero pa los demas no para ellos.

Imagen de Anónimo

El omnibus, de aspecto moderno parece un medio del primer mundo,la molotera para abordarlo un espectaculo del cuarto mundo.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

El hombre nuevo, los que prometieron ser "como el Che".

Imagen de Anónimo

Aprieten el culo y delen a los pedales