Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Opinión

Institucionalizar el país

El Gobierno busca desesperadamente la inversión extranjera, cabildea, promete, hace guiños, pero… como se decía en Cuba, "una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero". Esto no es culpa de los capitalistas, ellos están prestos a establecer sus negocios en un mercado prácticamente virgen y con miles de trabajadores preparados para asimilar las nuevas tecnologías.

El problema reside en que el sistema comunista dispone en sus leyes que no reconoce la propiedad privada sobre los medios de producción, hace caso omiso de las leyes del mercado, y deja bien claro que la mayor y más importante parte de la economía del país seguirá siendo estatal, centralizada y planificada. Así mismo, declara proscrita la acumulación de riquezas, la contratación de empleados es a través de agencias estatales empleadoras (intermediarias), que cobran a los inversores capitalistas el salario en dólares mientras les pagan a los trabajadores solo una porción minúscula en la desvalorizada moneda nacional cotizada a 25x1, y por último, la actividad de importación y exportación se encuentra monopolizada por el Ministerio de Comercio Exterior.

En Cuba, el Presidente es un General, y las principales empresas y organismos del Estado están dirigidos por altos oficiales de las Fuerzas Armadas. Un país con tantos militares haciendo función de Gobierno en actividades no relacionadas con la defensa, crea cuando menos suspicacias entre los inversores, conocedores de lo incompetentes que suelen ser los militares en cuestiones ajenas a su perfil.

Presentarle la mejor de las sonrisas a un empresario capitalista, mientras se ataca por todos los medios y en cualquier tribuna a la propiedad privada, la economía de mercado y la democracia de las cuales ese empresario es un embajador, es hipócrita, desdice de las verdaderas intenciones del gobernante cubano que, no obstante, reconoce en la práctica que solo el sistema económico capitalista con su ley de la oferta y la demanda y el respeto a la propiedad privada, es capaz de crear las riquezas que el comunismo pretende distribuir arbitrariamente.

Esta distribución arbitraria de las riquezas, permitirá que Antonio Castro Soto del Valle o cualquier otro hijo de papá, se pasee en yate por el Mediterráneo acompañado de un puñado de parásitos fumadores de habanos y bebedores de whisky, en tanto no alcanzan los fondos del Estado para importar medicamentos de uso general en la población, o instalar modernos medios de comunicación para el beneficio de todos.

Los Morales, Correas y Ortegas que por ahí se desgañitan lanzando improperios contra el capitalismo, en lo íntimo están convencidos de que con la estatización de la economía los únicos beneficiarios serían los depredadores de su círculo más cercano, mientras las migajas arrojadas al pueblo en forma de educación y salud públicas, cada vez tocarían a menos.

La corrupción, la improductividad, la falta de libertades y el desarrollo de toda forma de miseria material y humana son consustanciales al comunismo. Aunque ahora les haya dado por  llamarle socialismo del siglo XXI o socialismo de nuevo tipo o nuevo proyecto social, es fácilmente identificable por el discurso populista y demagógico, la limitación paulatina de derechos civiles y políticos convirtiéndolos primero en defectos de la sociedad y más tarde en hechos punibles, el ataque verbal y hasta físico a los que profesan ideas diferentes. Y algo que no les puede faltar a estos dirigentes, su necesidad enfermiza de ser reelectos, de eternizarse en el poder, porque todos están tocados por la locura mesiánica, aunque el ejemplo que siguen muy ufanos, sea el de una persona que en 1960 declaró cumplido el llamado "Programa del Moncada" y más de medio siglo después su sucesor hace esfuerzos infructuosos por arreglar el desastre en que se convirtió el proyecto socialista cubano.

Los inversores extranjeros (no se permiten nacionales), hacen lo que debió hacer el pueblo cubano desde el primer momento, no creerles las promesas y juramentos a los gobernantes cubanos, han demostrado que no son de fiar, porque sus intenciones están divorciadas de los intereses del pueblo.

Si Raúl Castro pretende ganarse la confianza de los capitalistas extranjeros, debería pensar que primero debe ganarse la confianza de los gobernados por él, implementando leyes que garanticen las libertades y derechos fundamentales, incluido el derecho a la propiedad privada.

Sin estas mínimas medidas previas que deberían ser la base de su programa de Gobierno, cuando en 2018 el General Presidente entregue el mando a su sucesor, le estará entregando una bomba de tiempo o una fruta podrida.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

El título es bueno, pero inútil. A Raúl Castro le importa un bledo la confianza de los cubanos, de hecho, ni siquiera les deja formar parte del proyecto inversor extranjero. Parece mentira que aún haya gente que piense que los Castro son recuperables. Basura

Imagen de Anónimo

Y quien dijo que a los castrosaurios les interesa ganarse la confianza De los cubanos.esa es la ultima de sus preocupaciones.los espanoles nunca confiaron en los esclavos como el padere de los Castro angel castro nunca confio en sus esclavos haitianos.ellos tienen tradicion en eso.no mecesitan de la confianza dl pueblo carnero.de hecho no la necesitan.

Imagen de Anónimo

Es sorprendente que la oposición eche al gobierno su falta. En quien no tiene confianza el pueblo es en la oposición, pues sigue apoyando al gobierno ante la falta de alternativa.

Imagen de Anónimo

Por eso es la crisis migratoria.todo el mundo se va.la gente esta harta.y no les free.con ellos nunca habra prosperidad.

Imagen de Anónimo

Estimado Hildebrando,Concuerdo en general con su diagnóstico, pronóstico y preocupación central. Sin embargo, y con todo respeto, es menester recordar que en la región existen ejemplos exitosos de desarrollo económico a manos de gobiernos militares. Aunque dictatorial, el gobierno pinochetista es un caso clave en la zona de "militares haciendo función de Gobierno en actividades no relacionadas con la defensa", que lejos de propiciar "suspicacias entre los inversores", ha legado un camino de competencias (de manejo económico) "en cuestiones ajenas a su perfil"; como lo muestran también pequeños países centro-asiáticos. El problema no radica en el manejo de la economía manu militari (permita explicitarlo, de la cual desearía que nos sacudiéramos los cubanos), sino en la doctrina que la acompaña. La desconfianza estriba en la (ir)racionalidad de la dirección política, con independencia de su investidura militar.   

Imagen de Anónimo

Dice el hijito de papa, el que tiene un pescuezo mas ancho que el de un cerdo..creo que se llama Alex Castro y se dice fotografo porque es el unico autorizado a retratar a su papa..que los cambios son lentos debido a la corrupcion lo que uno puede fcilmente deducir que la corrupcion es del gobierno, pues solo obtienen cargos de "funcionarios" aquellos que son de confianza, militantes del pcc unico partido autorizado que gobierna en el pais. A ese Sr. le recomiendo que lea este trabajo para que complete su idea del porque el pais esta destruido y los cambios son tan, tan lentos.

Imagen de Anónimo

Excelente este resumen de Hildebrando sobre el panorama politico economico actual en Cuba y que refleja en forma objetiva el porque los famosos cambios y promesas de "actualizaciones" para salir del abismo van tan lentos,no solo al interior de Cuba la gente no cree ya en promesas futuras y exige realidades pues hasta ahora todo sigue igual y en algunos casos peor a la vista del mas ingenuo observador sea cubano o extranjero.

Imagen de Anónimo

Espero enla isla carcel no terminaran  metiendolo en solitario o sea en la prision cerrada porque su articulo es brillante.me encanta como escribe.retrato lo que esta pasando en cuba.

Imagen de Anónimo

excelente!!