Martes, 12 de Diciembre de 2017
09:45 CET.
Telecomunicaciones

WiFi y pantalones sucios

Tal y como ocurre en Cuba desde hace bastante tiempo, todo lo que nace lo hace torcido, contaminado por la corrupción, los vicios y la ineficiencia de una sociedad donde andamos escasos de valores cívicos y morales y de verdadero interés por el desarrollo del país.

Ahora se trata de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, cuya implementación cara, demorada, escasa y deficiente, se ve lastrada además por el abuso de los especuladores que acaparan las tarjetas de conexión inalámbrica, cuyo precio original es de 2.00 CUC para una hora de conexión, para revenderlos sin ningún escrúpulo a 3.00 y en ocasiones a 4.00 CUC.

Solo 35 puntos de conexión por WiFi en todo el país con alcance para 100  personas, más o menos en cada uno de ellos, son ridículamente insuficientes. El precio de 2.00 CUC la hora es exagerado en un país donde el salario promedio ronda los 20.00 CUC mensuales.

Para evitar tanto sentarse al sol y al churre en portales y escaleras públicas y privadas, así como la amenaza de asaltantes y el constante asedio de especuladores y molestos policías pidiendo identificación a los jóvenes conectados o tratando de conectarse debido a la lentitud de las conexiones proporcionadas por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (ETECSA), el Gobierno bien podría tomar algunas medidas que acercaran el servicio a los usos vigentes  en países de nuestra  área geográfica y más allá.

Primero: el servicio debería ser habilitado a partir de establecimientos públicos y privados (restaurantes, cafeterías, tiendas, hoteles, etc.) que mediante el pago de una tarifa no leonina, digamos 40.00 CUC mensuales, establecida por ETECSA, pudieran en cambio ver aumentado el número de usuarios y/o consumidores atraídos por la oferta gratuita del servicio y todos ganarían.

Segundo: extender las redes de WiFi a los ciudadanos en sus hogares, mediante contratos de pago mensual con una tarifa similar a la establecida para los establecimientos mencionados en el párrafo anterior.

Se podrá alegar en contra de estas propuestas la insuficiencia de los recursos con que cuenta el Estado cubano, pero ya que el monopolio estatal se ha involucrado en este lucrativo e importante negocio, debe asumir los retos impuestos por el desarrollo o aceptar la oferta de empresas norteamericanas que de seguro abaratarían los precios y brindarían un servicio de mucha mejor calidad.

La masificación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones incrementaría sin dudas el Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba, lo que ha ocurrido en otros países como es el caso de Bolivia, donde el acceso generalizado a internet ha contribuido a que ese país sea el de mayor crecimiento económico en América Latina en el año que transcurre.

Quizás las intenciones modernizadoras del Gobierno cubano no lleguen a tanto, pero a Cuba le vendría bien romper el bloqueo autoimpuesto que impide a los ciudadanos acceder a los  beneficios de las nuevas tecnologías.

Las justificaciones siempre van a estar a mano: el "bloqueo imperialista”, el peligro que representa que el cable pase por la Florida (¿?), la guerra mediática, la penetración cultural, la falta de recursos, etc.

Una de las razones verdaderas por las que se retrasa la instalación del cable, las antenas y el resto de los componentes del sistema, es que después de la actualización tecnológica que nos deben, el periódico Granma será menos leído aún, y la Mesa Redonda terminará definitivamente enterrada en el cementerio destinado a los programas desagradables e inútiles. Otra razón es que los cubanos tendremos un poco de libertad, y los directivos de la empresa privada llamada Revolución Socialista odian que el pueblo disfrute de alguna libertad, aunque sea virtual.

Al final, más temprano que tarde, los cubanos tendremos internet a precios más cómodos y los dinosaurios darán una perreta, pero tendrán que conformarse con ver el desarrollo imponerse a pesar de todos sus temores y malas intenciones. De paso, los jóvenes no tendrán que ensuciarse los pantalones en escaleras y portales ni serán expulsados de las inmediaciones del hotel Capri.

El acceso a internet es en realidad un derecho similar al de saber leer y escribir. Los analfabetos del siglo XXI son aquellos ciudadanos que no tienen este derecho y, en el caso de Cuba, hay muchos que ni siquiera saben que eso existe. Una vergüenza más a la cuenta de los líderes del desastre empresarial más sonado de la historia patria, una revolución socialista que muy temprano dejó de ser revolución y nunca fue socialista.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 15 Oct 2015 - 5:30 pm.Le diré algo que puede parecer una exageración, pero es completamente cierto. El otro día cuando entraba a mi casa estaba el barrendero, un moreno posiblemente emigrado a este país de algún lugar de África, hablando en un jerigonza en Face Time con alguien. Se veía en la pantalla del teléfono la cara de una mujer mayor lo que hace suponer que hablaba con alguien en África. La gente que pasaba no se asombraba de que tuviera un iPhone 6, sino de que hablará en horas de trabajo.  No hable bobería. 

Imagen de Cubanón Regusanón

Anónimo de las 5:30, se ve que te tienen encerradito en la isla prisión y no sabes lo que pasa en el mundo. Ya alguien te dijo de cómo es el aceso a internet en República dominicana y en Colombia, ahora yo te digo que aquí en EE.UU. hay lugarres en los que el aceso a internet es GRATIS. Ahora tengo internet en casa pero cuando  no lo tenía me iba a una bilioteca pública con mi lap top, me sentaba,la encednía y navegaba todo lo que me daba la gana sin pagar un centavo y no te pienses que era a velocidad de jicotea con artiritis que hay en Cuba, veía videos online,bajaba películas y escuchaba radio online sin problemas. Estúpido de cerebro lavado es lo que eres. Ya los Catro no les interesa darle velocidad a internet porque así la gente tiene menos posibilidad de entrar en tal o cual sitio y al final tienen que pagar, que es lo que a ellos le interesa, sacárles el dinero y nodarles el serviciio. A los ojos del mundo aparecen como aperturistas cuando en realidad lo qu hacen es engañar y esquilmar, lo mismo que han hecho desde 1959.

Imagen de Juan

5:30 pm

Te haces el bobo o la boba para hacer ese comentario. Y para hacer ese comentario tienes que estar viviendo en Cuba o nunca ha visitado a unos de los países de latino américa y el caribe.

Me da gusto decirte que voy mucho a la Dominicana y a Colombia, en esos dos países las personas pobres tienen Internet en su casa. En puro campo en la dominicana las personas tienen Internet y ganan meno de el minimum. En Colombia ni hablar el mas pobre se puede conectar en cualquier punto donde hay Internet por centavos los minutos.

La zoquetada de usted es para reírse.

Imagen de Anónimo

No creo que sea seguroso .sus articuloo son muy Claros y precicisos .la gentuza provoca informaciones falsas o despretigia otros opositores.el senor me parece un hombre inteligente y dira que a su edad mejor decir lo que piensa.en cuba todavia quedan gentes justas y dignas que quieren una vida mejor para sus hijos.no que se tengan que ir.

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 15 Oct 2015 - 5:30 pm:Ya puede pasar por Linea y A a recoger su jabita...esta semana no hay desodorante ni jabon en ella...el embargo, Ud. sabe.KT

Imagen de Anónimo

Bravo una vez más por Hildelbrando. Buen artículo. Lo admiro por su capacidad demostrada y su coraje de vivivir en Cuba y expresar estas verdades. Desde fuera de ella podemos decir y comentar cualqier cosa y no pasa nada, pero adentro de esa jaula-país hay q tener bien puestos los pantalones (salvo q sea d la "jugada"). No insinuo nada ni es intriga. No lo conozco, pero ya nada me sorprende a mi edad después d haber visto ya tantas cosas. Todo (a) opositor (a) q hable así allí y sea leal a la causa d la libertad y la democracia en Cuba es digno de admiración.

Imagen de Anónimo

Esa es la psicologica loca y millonaria.

Imagen de Anónimo

Pobrecita Ciberclaria 5:30 pm, queriendo convencer a gente que vive en el mundo libre de que internet es un privilegio de pocos en el Primer Mundo. Es patética y la jabita de esta semana no se la ha ganado, aunque sea una esbirra de quienes condenan al pueblo cubano al analfabetismo y la censura y la represión.

Imagen de Anónimo

No es tener derecho a internet, es tener dinero para pagarla. En ese sentido, hay muchos analfabetos en los paises del primer mundo, que se definen asi por su macroeconomia, no por la capacidad económica que tenga la genta para poder pagar un servicio como internet.El resto del análisis y pagar tu salario, con cosas cierta, otras infladas y otras falsas, sobre  todo porque parten del amarillismo, llamado libertad de expresión.

Imagen de Anónimo

No lo creo.la gente tirne cada ves menos miedo.los hijos y nietos tendran que exiliaese eso si no los piden con Interpol para que paguen lo que han hecho.mira los ejemplos de gadafi y sadaan husein .mubarak etc .pensaron que seria para siempre y no resulto.nada es para siempre.yo no lo tomaria como garantia.ejemplos sobrann de despotas masacrados.