Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Opinión

La paz de todo el pueblo

El proceso de pacificación en Colombia puede servir como ejemplo a los cubanos, sin importar el bando a que pertenezcan, de que cuando se anteponen los intereses de la nación a los personales, todo es posible, hasta los milagros. Por esa razón, la reconciliación en Cuba depende de la capacidad de escuchar de las partes en pugna. Mientras el Gobierno cubano insista en ningunear a los opositores descalificándolos, sin detenerse en prestar atención a las quejas, protestas, denuncias y demás manifestaciones de civilidad, el país no se reencontrará con el camino de la prosperidad y la paz duradera.

Donde hay odios y miedos que no se curan por falta de voluntad de los que tienen la fuerza, no puede haber avances en la reconstrucción de la sociedad que, aunque en el presente no padece un conflicto armado, está  dividida por una guerra ideológica cuyos efectos más visibles y perjudiciales son los más de dos millones de cubanos y sus descendientes regados por el mundo, y la apatía de los que no se han ido.

Pensar diferente se ha considerado un delito en Cuba durante más de medio siglo, cuando, por el contrario, debió ser siempre el motivo para sentarse a conversar, y no el obstáculo. Esas reuniones, asambleas, congresos, cónclaves y convenciones (lo mismo con más de lo mismo),  donde el único punto de desacuerdo en el orden del día puede ser el horario de la merienda, han envenenado la cultura del debate.

Los exguerrilleros de la Sierra Maestra se hicieron del poder y lo han mantenido por la fuerza con el paredón de fusilamiento y las cárceles como parte del monólogo. Siguen siendo los mismos guerrilleros del año 1959, con más fe en las armas que en las palabras, aunque aplaudan a rabiar el proceso de paz colombiano. Para ellos las FARC-EP merecen tener en Colombia el acceso a la vida política que se les niega a los que piensan diferente en Cuba.

¿Dónde queda entonces el discurso de la inclusión, la voluntad política y la igualdad de derechos? El general Raúl Castro se niega a aceptar que en una sociedad siempre van a existir voces disidentes sin que por eso deban ser considerados enemigos. El totalitarismo cubano convulsiona ante la idea de cambios pacíficos hacia la democracia y la economía de mercado. La clase en el poder se niega a perder sus prebendas, por lo que prefiere abrir la puerta con sigilo y a la menor amenaza se vuelve a cerrar a cal y canto.

El discurso de Raúl Castro ante la Asamblea General de las Naciones Unidas es un ejemplo de que nunca van a ser suficientes las acciones del Gobierno de EEUU para crear un clima propicio al mejoramiento de las relaciones entre los dos países, y mientras así ocurra, el argumento de plaza sitiada servirá a los comunistas de La Habana para justificar la opresión.

Es evidente que el Gobierno cubano no repudia la economía de mercado como tal. A fin de cuentas, el sistema económico que se pretende implementar con la ayuda del capital norteamericano no es más que economía de mercado pero del peor tipo, sin ninguna de las ventajas del capitalismo y sí todas sus calamidades, las que sumadas a las propias del comunismo no nos permiten ser muy optimistas respecto al futuro de la Isla.

Pero no es un modelo ramplón y  chapucero de economía de mercado lo que hace falta en Cuba, sino la institucionalización del país en pleno, con leyes incluyentes e iguales para todos; una Constitución sin favoritismos ni exclusiones de corte ideológico donde se respete la propiedad privada y las libertades y derechos civiles reconocidos en cualquier sociedad democrática, lo que para nada excluye los llevados y traídos derechos a la salud y la educación públicas (que no gratuitas), una legislación mercantil adecuada a las necesidades de una nación que aspira a crecer para mantenerse de sí y un sistema electoral que permita a los cubanos de adentro y de afuera elegir a sus gobernantes.

¿Tendrá suficiente voluntad política Raúl Castro para alcanzar la verdadera igualdad entre los cubanos aunque piensen diferente? Hasta hoy no es un crimen que cada cual desee, individual o colectivamente, tener un mejor gobierno, y eso solo se puede lograr entre todos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

anonimo 12:03por personas como tu y que se que no son pocos, es que cada dia reafimo mas mi decision de haberme ido de cuba hace años, el pueblo de cuba no merece que nadie luche por el, ni dentro ni fuera de Cuba, porque el que no apoya el gobierno y reconoce lo que la oposicion pide, a la hora de la verdad no los apoya ni ayuda, cada pueblo tiene lo que se merece, y el cubano no es la excepcion, sigue de perro, pasando hambre, necesidades y sin conocer lo que es la verdadera libertad, es lo que te mereces solo para empezar.

Imagen de Cubanón Regusanón

El articulista nose da cuenta que el "proceso de paz" en Colombia se derivó del fuee que le dió Uribe a las FARC. Matron a Raúl Reyes, a Tirjo Fijo, cogieron presos a otros y eliminaron a otros más. Las FARC llevaban mucho tiempo metidas en la selva y total, si pueden llegar al pder por via electoral y así toman el mismo camino de los Chávez, los Correa, los Evo y demás fauna. Ahora las FARC tiene una salida oficializada en el acuerdo que firmarán con Santos. Se erigen como partido, empeian a repartir litricos de leche y cartuchitos de arroz, entregan cuatro casitas, por ahí van ganando adeptos qu otan por ellos y cuando agarren el poder, olvídate qfue empiezan el mismo esquema de eternizarse en el poder. Esa política seguro se las aconsejaron los Castro, para qué fajarse si pueden llegar a lo que ellos quieren por otras vías. Cuba acogió esas conversaciones porque le daba la posibilidad de orientar a las FARC para que se hagan del poder. Y así tenemos otra guerrilla devenida en billonarios en América Latina. Todos esos narcoguerrilleros tienen gordas cuentas en Suiza u otros paraísos bancarios. Ellos son amiguitos de los Castro de toda la vdia y al final son de la misma estirpe mafiosa, corrupta y criminal.

Imagen de Anónimo

Anonimo 4:48 El unico enganado es usted que cree que los que aqui comentamos somos ninos bobos que no tenemos internet, no leemos y no nos informamos. Ademas cuando uno afirma algo tan categoricamente al menos tomese la molestia de argumentar, no es solo porque usted lo dice... Eso se me parece a alguien  que antes hablaba mucho y en resumen  destruyo el pais. El nombre de esa persona se lo dejo de tarea.

Imagen de Anónimo

Las FARC y el gobierno actual de Colombia son la misma cosa, El dialogo es un paripe, no digas metiritas Hiledebrando.

Imagen de Anónimo

Si, pero la negociacion para una paz y acuerdos en Colombia entre el gobierno y la guerrila comunista se logro porque la guerrilla actuo con fuerza y no pacificamente. El gobierno no pudo ningunearlos. En Cuba los opositores son pacifistas y asi no van a lograr nada.  El articulo redunda en lo que se sabe deben hacer los castros , solo que el ejemplo que toma para un acuerdo o dialogo no tiene nada que ver con los opositores cubanos. A no ser que usted los incite a tomar las armas y a hacer estragos como hacen los guerrilleros marxistas. Use mejor su cabeza para describir y ejemplificar el problema y no redundar tanto en lo que ya sabemos.

Imagen de Anónimo

Muy buen articulo.como no hay cambio habra que esperar a la muerte de los castrosaurios.que con dl favor de dios sera pronto.si no la merge fisica al menos la muerte mental y perdida total de sus faciltades.

Imagen de Pedro Benitez

Estimado autor, establecer una comparación paralela de un proceso de paz de un hermano país en el hemisferio  molesta mucho a la dictadura militar, no les gusta ni un poquito cualquier referente al proceso de paz de Colombia y Cuba.  Porque aunque el de Colombia es un conflicto armado, Cuba se comporta como mediador en un proceso de paz  que envuelve dos partidos con visiones diferentes y la estrategia de los cubanos de réferi en el conflicto va por una solución política.  Entonces, si puede haber una solución política para Colombia también puede haber una para Cuba.  La ausencia de plomo en el aire no indica que hay paz en Cuba; el estado policial  articula violencia y cárcel y coacciona las libertades elementales a todo el pueblo y esto nada lo justifica..   

Imagen de Anónimo

Anonimo 2:03. Debe enterarse que estamos en el siglo XXI donde no hay que alzarse ni matar  a nadie para tomar el poder como hizo FC el pasado siglo y como sigue haciendo las FARC, quienes ahora que estan perdidos, estan conversando.

Imagen de Anónimo

El señor Hidelbrando Chaviano Montes esta engañando con esta columna, simple y sencillo

Imagen de Anónimo

A estas alturas de la Historia, despues de tantos crimenes contra los cubanos y no solo los cubanos, sino ahora tambien los venezolanos, despues de haber hecho desaparecer un pais, barrido todas sus tradiciones, reducirlo a escombros, que haya una ciberclaria como la de 12:03 defendiendo los hideputas que controlan el poder en Cuba no es posible explicarlo como alguien con criterio diferente sino alguien selectivamente ignorando la maldad que se ha cometido por casi seis decenas de años en Cuba. Estas ciberclarias son los verdaderos gusanos, todavia arrastrandose, no tanto por la javita, como por su instinto de gusanos.