Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
13:20 CET.
Represión

¿Es gratuito el temor a una rebelión violenta en Cuba?

Luego del gran aporte de Raúl Castro en la ONU, al convertir los derechos humanos en una utopía (con el aplauso de gobiernos y organizaciones internacionales), y una vez que el Papa y su canciller obraron el milagro de hacer de la represión en Cuba algo intangible, que, por más que se esforzaran no lograron ver, uno se pregunta hasta dónde podría llevarnos la espiral de violencia con que las fuerzas de la dictadura acallan aquí toda desaprobación política.  

De ser cierto, como suele decirse, que caimán no come caimán y que la violencia termina siempre engendrando violencia, los pelos se le paran de punta a cualquiera al pensar en el tácito visto bueno que instituciones y gobiernos civilizados del mundo le otorgan a nuestra dictadura cuando aceptan que su sistema represivo es una cuestión de política interna y que, como tal, no resulta de la incumbencia de nadie más allá del Morro. ¿Acaso no corremos el peligro de que la paciencia de los opositores y de la población descontenta pueda ir agotándose en la medida en que los esbirros de la Seguridad del Estado se sientan más impunes para emplear su vandalismo abusador contra toda protesta?

En momentos en que hasta las narcoguerrillas, últimos atisbos de la violencia como partera de la historia (según lo excretado por Carlos Marx), demuestran haber comprendido la extemporaneidad del postulado, nuestros caciques no dejan de apostar por su cruda aplicación para imponerse en Cuba. Insisten en durar a la dura, en vez de durar cambiando, sin que les importe incurrir en tamaño atolondramiento justo cuando intentan venderse internacionalmente como aperturistas y reformadores. Pero el colmo es ese manto de connivencia con que hoy los encubre gran parte de la opinión internacional.   

Mientras más frecuentemente se repiten por estos días las palizas a los disidentes cubanos, con impunidad y ensañamiento revigorizados, más en entredicho queda la moral, ya no solo de los amiguetes del régimen (sean eclesiásticos de La Habana o de Roma, sean gobernantes, políticos, artistas o intelectuales del mundo), sino la de no pocos gobiernos democráticos que hasta ayer lo cuestionaban, imponiéndole incluso distancia y categoría.

Arrastrar y patear en horda abusadora a una mujer —o a cualquier persona desvalida, pero muy en especial a una mujer—, y mantenerse impávido ante la huelga de hambre de un artista que está preso por intentar manifestar públicamente lo que piensa, son acciones miserables y cavernícolas, contrarias a toda forma de decencia y ajena a los principios de la civilización. De idéntica manera, hacer la vista gorda ante tales muestras de salvajismo es algo que nada tiene que ver con posiciones ideológicas o normas diplomáticas. Es una desvergüenza.

Defendiéndose a coletazos como pescado en la red, o como toda dictadura que se reconoce en ruinas, el régimen evidencia no estar dispuesto a considerar ninguna otra alternativa que no sea el incremento de sus abusos contra la oposición pacífica. Hoy más que nunca, y con sobradas razones, le aterra que las demandas de libertad y progreso económico puedan encontrar eco entre la población.

No en balde ha resuelto activar en grande a sus fuerzas represoras, las que actúan bajo el evidente mandato de no permitir brotes de protesta, ni a la menor escala, aunque se vean precisados a la aplicación del atropello como profilaxis.

Bajo la estúpida consigna de que la calle es de Fidel, el régimen no se cuida de guardar las formas. Lo anuncia en sus discursos. Otorga amparo oficial y público a las hordas destinadas a darles tranca a personas indefensas, cuyo único delito es no simpatizar con su poder, que tiraniza y hunde al país en la miseria.  

Y en tanto, los progres de Europa y de EEUU miran hacia otro lado. Los ¿demócratas? latinoamericanos sueñan con ser como nuestros caciques cuando sean grandes. Los obispos santifican. Y la prensa internacional da la muela en torno a pobres remedios de urgencia que a ellos gusta llamar reformas.

¿Es gratuito entonces el temor de que algún día la violencia opresora, intolerante y déspota de nuestra dictadura pueda engendrar respuestas violentas?

Desde Sócrates hasta Martí, son muchos los grandes pensadores de la historia (hombres por demás moralmente intachables) que aprobaron la rebelión contra un gobierno opresor, no solo como un derecho sino incluso como un deber de la ciudadanía. Ya en el siglo XVII, John Locke, sabio e incansable luchador contra el absolutismo monárquico, categorizaba la cuestión mediante ideas que hoy conservan total vigencia, al sostener que el resultado de un ejercicio erróneo por parte del poder (atropellando los derechos elementales de la gente), debe ser observado no solamente en la desobediencia o rebelión del pueblo, sino además en la pauta que a este se le da para ejercer otro derecho fundamental: la disolución del Gobierno.

Para el ilustre filósofo Henry David Thoreau, enemigo del esclavismo y hasta temprano crítico del capitalismo, lo justo no era cultivar el respeto por la ley (que puede ser manipulada), sino el respeto por la justicia. En tanto, nuestro Apóstol y Héroe Nacional sentenciaba en 1882: "Bien es que merezca ser echado de la Casa de Gobierno, quien para gobernar haya de menester, en vez de vara de justicia, de puñal de asesino".

Desde luego que en lo que a mí respecta, estoy tajantemente contra la violencia, ni siquiera como respuesta a la violencia. Pero, ¿quién descarta por completo la posibilidad de que alguna vez, hartos de hacer de mansos sacos de práctica donde ejercitan su técnica y su saña los esbirros karatecas de la Seguridad del Estado, los opositores pacíficos de la Isla resuelvan poner freno al abuso, ripostándoles con la piedra o el palo más duros que encuentren a mano?

Por suerte, hasta ahora ha discurrido en forma pacífica el enfrentamiento contra el régimen y sus pretendidos herederos. Nuestro movimiento de opositores exhibe ante el mundo su ejemplo (al parecer inútilmente) de organización civilizada, que opta por la denuncia y la demostración firme y serena como alternativas para buscar el cambio, pero un cambio radical, no solo de nombres, sino también de circunstancias, de estructuras políticas y de mentalidad.

Pero ello no debiera confundir al régimen y aún menos a sus conniventes del exterior.

Mucho antes de que pasara por aquí el papa Francisco con su verbo cantinflescamente conciliador, Martí había advertido, en carta dirigida a Máximo Gómez, el 20 de octubre de 1884: "La patria no es de nadie: y si es de alguien, será, y esto solo en espíritu, de quien la sirva con mayor desprendimiento e inteligencia".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 50 ]

Imagen de Anónimo

las mas diversas opiniones en este articulo,y esos es por  que primero el bastardo nacido de una violacion a una menor de edad en el batey de biran que es fc,y el segundo el gay frustardo de r.c han echo lo que le da gana,divide y venceras y eso es lo que hay en cuba division, y cuba no es siria,libia ni nada de eso pero atencion cuidao con los mansos,el cdr en cuba esta pa la lucha ,la presidenta de mi cdr en cuba alquilaba el garage posada para extranjeros y vendia tabacos a los pepes y tenia siempre "...una sobrinita  de oriente en su casa"... y si tu no le caias en gracia te echaba  palante con le jefe de sector llamese andar con extranjeros,inventar, conmigo nunca se metio sabia que yo era la amante de un empresario poderoso italiano y que yo tenia $$$ y nadie esta pa que por 20 cuc te safen la clavicula y el partido es una gran mentira ya hace15 años en la otra cuadra de mi casa al de vigilancia del cdr un barbaro se canso que lo echara palante y su encarne  las citaciones en a 5ta y al chivatiente le rompio el brazo de un palazo,brazo que no se arreglo mas el chiavaton tenia 70 años y a el barbaro lo metieron preso unos meses y salio el chivatiente se mudo como ves a veces el miedo se vence cunado la gente se obstine de la misma cosa y ahora estan con la boberia de wi fi y esa mecanica eso pasara y que les va   dar a los puercos de la granja que es cuba y eso alla se va  poner muy pero muy malito,obama es un empleado.-

Imagen de Anónimo

como en todos los paises existe en Cuba la escoria antisocial lease castrista que "le gusta la warfarina y no trabajar" pero eso de vivir del Gob. es un privilegio reservado a capitanes y peones de la mafia castrista donde los unos toman champagne y otros guachipupa o warfarina y jabita (traer el envase) como dice el castrista anterior.Aunque desmoralizados hoy por el castrismo, los cubanos tienen el mas alto nivel de productividad, creatividad, emprendimiento y exito empresarial a todos los niveles, demostrado en Cuba y en el mundo entero.Castrismo es destruccionAbajo Fidel!  

Imagen de Anónimo

La esperanza es lo ultimo que se pierde,pero los cubanos nos gusta mucho vacilar con un bongo y warfarina,no trabajar aunque no comamos,vivir del cuento,o que nos mantenga el gob. y evitarnos problemas,ahora que los ilusos piensan que van a mejorar,las jineteras que van a tener yumas con dinero y no pordioseros europeos,me exttraña mucho que vayan a a hacer algo contro mi su amo Don Esteban.jajajajajaj

Imagen de Anónimo

Lo imperante es sacar a castro de Cuba y confinarlo al basurero de la historia

Imagen de Cubanón Regusanón

Mi madre, que todavía vive, me contó que el día 1 de enero de 1959 se hizo una misa espiritual en casa de una amiga suya, reunión que se celebraba todos los años por esa fecha. En medio de la alegría por el nuevo año y la huída de Batista, un espíritu habló por boca de una medium . Dijo que toda esa alegría se iba a convertir en lágrimas porque a partir de ese día Cuba iba a entrar en el período más negro de su historia en el que habría mucho dolor, tristeza y desolación porque el diablo se iba a asentar en la isla y solo saldría de allí después de un gran baño de sangre. Supe que a finales de la década del 40 se produjo una revelación similar en un centro espírita cerca de la ciudad de Manzanillo. Se anunció un tiempo de grandes sufrimientos para Cuba en que habría miseria, divisiones familiares, se romperían los lazos de amistad, crecerían los odios entre cubanos y esa revelación también predecía un final sangriento para esa situación la cual duraría mpor muchos años. No soy versado en esos temas, solo les traansmito la información que ami llegó.En un período en que Cuba era próspera, en que la amistad y la familia tenían un valor tan grande para los cubanos, nadie creyó que lo que se pronosticaba fuera a ocurrir.  Saquen sus propias conclusiones.

Imagen de Anónimo

La pregunta es que va pasar cuando Raul llegue al mismo estado de su hermano ? quizas esta sea la unica esperanza para los pobres cubanos!

Imagen de Cubanón Regusanón

  Anónimo de las 10:16, se ve que te paga bien tu amo Fidel  para que escribas esas tonterías. nadie a ciencia cierta como acabará aquello pero la posibilidad de una rebelión no se puede descartar. La gente va a  la plaza el primero de mayo, pero acordarse que a Ceaucescu lo aplaudieron 130 veces en el congreso del partido comunista rumano y días después lo estaban fusilando. En Cuba, hasta ahora, no hay un Gandhi ni unMartin Luther King que pueda aglutinar a la gente, creo que si ocurre algo será de forma espontánea y caótica, aunque tampoco descarto que en le fragor de la lucha surja alguien que la encabece. Con tanto odio y rencor acumulados una salida violenta no sería nada agradable en Cuba, pero al paso que va la cosa, si los Castro siguen en el poder o el que los sustituya no adopta algunas reformas serias, al menos desde el punto de vista económico, veo muy posible una salida violentaa}.  

Imagen de Anónimo

Todo es a su debido tiempo. Inclusive este artículo, q muy bueno está. Cierto es q ha transcurrido mucho tiempo d la mal llamada revolucion en el poder, pero atravesando etapas con características diferentes. El momento para un alzamiento general no ha llegado aún. Espero q no sea necesario q surja y todo se resuelva pacificamente. Hay q reconocer q los esquemas d contrainteligencia operativa han sido eficaces en la neutralización d la disidencia. Ellos saben bien q en la unión esta la fuerza y han hecho bien su tarea d penetracion y división, pero a ultarnza la unidad a venido ganando terreno. La tiranía ha erosionado liderazgos opositores a lo largo d la historia en el poder (d diferentes maneras, incluyendo ejecuciones), pero no impedirá q surjan lideres siempre. En fin q para un alzamiento se necesita la existencia combinada d factores subjetivos como estos q mencioné (unidad y liderazgo), tambien factores objetivos (muy parecidos a los q ya existen (hambruna, penuria generalizada y calamidad social), pero además debe existir también una situación revolucionaria para q el pueblo en general haga suyo el alzamiento y barra con la tiranía imperante. Por no estar dados aún esos tres factores es la razón x la cual no ha surgido "una carga para matar bribones" . Tranquilos q todo llega, tal vez la demoren los personeros, esbirros y cómplices, pero llega.

Imagen de Anónimo

Más que dadas las condiciones objetivas solo faltan las subjetivas, que siempre he dicho que pudiera ser una simple bronca callejera en la esquina de Tejas.Pero que nadie imagine ni remotamente que los Castro no están preparados para eso y nos quedaremos perplejos lo que harán si esto llegara a producirse y como violencia genera más violencia entonces el miedo habrá terminado en Cuba y el odio aumentará y el final pudiera ser trágico.Nadie calcula a estos asesinos, nadie sabe lo organizado que están en función de machacar cualquier atisbo de libertad o querer sacarles del poder; subertimarlos es un error garrafal y por mucho que pensemos en lo peor siempre nos quedaremos cortos con las respuestas que puedan dar a cada acontecimiento.Si la disidencia no tiene en cuenta estas "pesadas losas", sucumbirán con esa MECÁNICA, la más elemental y EXCELENTE que tienen como arma ahora los Castro, mentenerte a raya con un buen galletón, y otro, y otro, y otro, hasta el fin de los tiempos, son los guapos del barrio con los que nadie se puede meter.

Imagen de Anónimo

Y encontraron la forma de tener a la disidencia a raya con una genial MECÁNICA que está instaurada con resultados EXCELENTES. Nadie dice nada de las palizas, del galletón que te estremece, arrastrarte sin miramientos, ponerte una llave de estrangulamiento que te axficia; quizás te deje alguna huella si te pasas, como le suceió con Rodiles, pero generalmente son golpes que no dejan secuelas y que sin embargo es muy dificil de soportar; te machacan,  te desmoralizan, llegas a sentir temos cuando tienes a un gorila de esos encima de ti, y está funcionando.Total, en E.U. la policia mata a un negro a cada rato Y NO PASA NADA, algunas manifestaciones, roturas de mobiliario urbano.Los Castro saben ya que estás palizas y golpes no tienen eco en la prensa internacional; los capitalistas interesados en meter negocios en Cuba o tener un pie adentro para sus futuros biznes les interesa tres cojones si golpean o no o si se violan los Derechos o los Jorobados Humanos.En fin señores, para su conocimiento, LA MECÁNICA ESTÁ instaurada y la disidencia tendrá que buscar una respuesta para no sucumbir bajo las palizas diarias, es un pulso dificil de ganar.Lo otro, la explosión social es imposible predecirla, pero las condiciones objetivas están  más que dadas.