Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Visita Papal

Francisco defiende un mayor espacio para la Iglesia Católica en la Isla

El papa Francisco dedicó buena parte de su homilía, en la misa que presidió este martes en Santiago de Cuba, a defender un mayor espacio para la Iglesia Católica en la Isla.

En la ceremonia, en la Basílica Menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, Francisco elogió la forma en que las familias cubanas han conservado la fe, aunque sin mencionar directamente las décadas de represión del castrismo sobre la práctica del catolicismo y otras religiones en Cuba.

"El alma del pueblo cubano (…) fue forjada entre dolores, penurias que no lograron apagar la fe, esa fe que se mantuvo viva gracias a tantas abuelas que siguieron haciendo posible en lo cotidiano del hogar la presencia viva de Dios", dijo.

"Abuelas, madres y tantos otros que con ternura y cariño fueron signos de visitación, como (la Virgen) María, de valentía, de fe para sus nietos en sus familias. Mantuvieron abierta una hendija pequeña como un grano de mostaza por donde el Espíritu Santo seguía acompañando el palpitar de este pueblo", añadió.

María, venerada en Cuba como Virgen de la Caridad, "protegió la lucha de todos los que han sufrido por proteger los derechos de sus hijos", afirmó el Pontífice.

Hizo una especie de juego de palabras para señalar la "ternura" como lo verdaderamente "revolucionario".

"Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. Generación tras generación, estamos invitados (…) a vivir la revolución de la ternura (…) a salir de casa, a tener los ojos y el corazón abierto a los demás. Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría (…) y nos lleva a involucrarnos para servir en la vida de los demás", insistió.

Aprovechó para decir que la católica quiere ser una "una iglesia que sirve (…) que sale de sus templos, que sale de sus sacristías para acompañar la vida, sostener la esperanza, ser signo de unidad de un pueblo noble y digno".

"Queremos ser una iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación"; una iglesia "que sepa acompañar todas las situaciones embarazosas de nuestra gente, comprometidos con la vida, la cultura, la sociedad; no borrándonos, sino caminando con nuestros hermanos, todos juntos, sirviéndonos, ayudándonos", enfatizó.

La petición de mayor espacio es uno de los reclamos constantes de la Iglesia Católica cubana, que ha recuperado terreno en los últimos años gracias a una mejoría de sus relaciones con el régimen.

Una vez más, el Papa mantuvo un mensaje discreto, sin críticas directas a sus anfitriones. En primera fila, lo escucharon Raúl Castro; su primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel; el canciller, Bruno Rodríguez; el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, y el historiador de La Habana, Eusebio Leal.

Francisco, que ha oficiado misas campales en La Habana y Holguín, además de la de este martes en Santiago de Cuba, ni siquiera se ha referido en sus homilías a la represión que han sufrido miembros de la disidencia interna durante su estancia en la Isla, entre ellos algunos que fueron invitados a saludarlo y a quienes las autoridades impidieron hacerlo.

El Papa, mediador en el proceso que llevó al restablecimiento de relaciones diplomáticas Washington-La Habana, tampoco ha hablado del embargo, el principal reclamo del régimen cubano contra el Gobierno estadounidense.

El arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibáñez, dijo al Papa que a la ceremonia religiosa en la Basílica Menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre fueron invitados "miembros de las pequeñas comunidades sin templo que en gran número han surgido en las periferias, campos y barrios" de todo el país, y "principalmente laicos que las han evangelizado y las animan".

García Ibáñez señaló que, con la misa presidida por Francisco, la Iglesia Católica de la Isla inaugura el Año Jubilar Mariano, con motivo de los 100 años de la proclamación de la Virgen de la Caridad como patrona de Cuba por el papa Benedicto XV.

"Los cubanos en la patria o lejos de ella la llevamos en el corazón", dijo emocionado García Ibáñez, "porque sabemos que es la madre de todos, sin hacer distinción".

"Creyentes y no creyentes la consideramos un signo evidente de cubanía, pues en ella vemos reflejados los mejores anhelos y aspiraciones de nuestro pueblo", agregó.

El Año Jubilar Mariano concluirá el 24 de septiembre de 2016, precisó el arzobispo.

El lunes, al llegar a Santiago de Cuba, Francisco rezó a la Virgen de la Caridad por la reconciliación de los cubanos, en la Isla y en el exterior.

"Madre de la reconciliación, reúne a tu pueblo disperso por el mundo", dijo el Papa ante la imagen de la virgen. "Haz de la nación cubana un hogar de hermanos y hermanas para que este pueblo abra de par en par su mente, su corazón y su vida a Cristo".

La última actividad del Papa en la Isla fue un encuentro con familias. Luego bendijo a la ciudad de Santiago de Cuba, agradeció a los cubanos la acogida y se despidió para emprender su viaje a Estados Unidos.

En el aeropuerto de Santiado de Cuba fue despedido por Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, Bruno Rodríguez, Esteban Lazo, Eusebio Leal y otros miembros del régimen.

Misa del papa Francisco en Santiago de Cuba

'Queremos ser una iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación', que participe en 'la vida, la cultura, la sociedad', dijo este 22 de septiembre en la Basílica Menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

papa Francisco, peronista, torpe... con unas homilías superficiales, nada que ver con sus antecesores. Pio XII simptizante de los Nazi, este de los Castro. La familia que expulsó a los curas de la isla y llegó a imponer un ateísmo por la fuerza. Qué Dios nos proteja.

Imagen de Anónimo

"Queremos ser una iglesia que"...dé un vasito de leche

Imagen de Anónimo

Oye   PAPA  y del espacio de los cubanos que? eso te importe un carajo, que clase de Papayon eres, no bales ni un quile prieto gringo, una cosa es ser religioso, creer en Dios y otra aguantarle las estupideces a este descarado, ya vi fotos de cuando Hitler se reunia y daba la mano a un Papa y ahora este se reune y se la da a otro asesino, con el perdon de los creyentes, el Papa que se baya a la mierda.

Imagen de Anónimo

Este es el papa mas mierda que ha pasado por El Vaticano.

Imagen de Anónimo

No se si Raul Castro tiene la capacidad de entender esta homilia. El hecho de mas de medio siglo  pisoteando todos los argumentos esgrimidos por el Papa Francisco posiblemente  se lo impidan, ojala no sea asi.  Podemos empezar  por el domingo con la frase: "El que no vive para servir, no sirve para vivir" y seguir hoy, con el merito que da a las abuelas y madres por matener la fe cristiana en la familia, convirtiendose esto en una demoledora critica a todos los responsables de medio siglo de desmanes revolucionarios. Al hablar de la mision de la iglesia señala sin lugar a duda lo que debe ser tambien responsabilidad de el gobierno:   Salir de casa para tender puentes, romper muros y sembrar reconciliacion, llegando a concluir que lo verdaderamente revolucionario es la ternura, que se debe leer como lo prioritario del amor y el respeto al ser humano. Esta ultima homilia tiene la intencion de  comprometer al gobierno y a todos los cubanos con responsabilidad.Alberto Junco  

Imagen de Anónimo

Si los cubanos y esos llados "lideres de la disidencia" no rncsbezan una rebeldia nacional (caos) dinde arrinconen a los represores y les aoliquen la mandarria, como ellos hacen con los opositores y rl pueblo estamos en las mismas.El circulo viciosos, mendigar derechos, rezos, marchas, gladiolos, y otras boberias, con vaciladores de la luchita esta, ESTAMOS JODIDOS.

Imagen de Anónimo

La reconciliacion va a llegar cusndo los cubanos pierdan el miedo y agarren el machete de Maceo.

Imagen de Anónimo

Y el espacio para la libertad de seres humanos? Es inconcebible que este Papa no se pronuncie al menos por los golpes a mujeres indefensas y pacíficas, ya es a lo descarado el apoyo al Tirano Mayor Asesino y los cubanos que sigan jodidos. Gracias Papa Izquierdista. 

Imagen de Anónimo

Pancho dejate de hablar mierd@ despues que te diste la lfngua con el criminal 1ro y 2do del pueblo cubano.So descarao!Fuera!

Imagen de Anónimo

¿Escucharon bien los de las Brigadas de Respuesta Rápida lo que dijo el Papa? Ahora tienen que seguir golpeando, pero con "ternura", con mucha "fraternidad"... Con "espíritu cristiano", pues.