Lunes, 18 de Diciembre de 2017
19:04 CET.
Política

La 'democracia' de Machado Ventura

No faltan los observadores del acontecer cubano, sobre todo los residentes allende los mares, que aún piensan en una apertura democrática por parte del gobernante Raúl Castro. En ese contexto contemplan los próximos eventos, entre ellos el VII Congreso del Partido Comunista a celebrarse en abril de 2016, como posibles plataformas para ese objetivo.

Precisamente en días pasados comenzó, a nivel municipal, el proceso asambleario previo a ese máximo evento partidista. El cónclave inicial tuvo lugar en la localidad pinareña de Guane y contó con la presencia de José Ramón Machado Ventura, segundo hombre en la nomenclatura raulista.

Machadito informó que este proceso se caracteriza por una gran participación popular, que no solo involucra a los militantes del Partido Comunista, sino también a trabajadores, estudiantes y demás miembros de las organizaciones de masas. Se trata, al parecer, de una transparencia hasta ahora inédita en dicha organización.

Incluso se plantea que las candidaturas a los diferentes niveles de dirección partidista sean consultadas con la población, y si hubiese alguna objeción a cualquiera de sus integrantes, de manera que afecte la calidad de la candidatura, las personas causantes de la insatisfacción no sean tomadas en cuenta. Aunque, por supuesto, ya conocemos los mecanismos de que se vale la maquinaria castrista (un ejemplo lo tenemos en las Comisiones de Candidatura del Poder Popular) para garantizar la inclusión de las personas que convengan a la cúpula del poder.

En la reunión de Guane, tal como estaba previsto, se abordaron temas relacionados con la vida interna del Partido, y también asuntos vinculados con la cotidianidad de ese territorio, como la producción tabacalera, la necesidad de establecer contratos objetivos entre las entidades, así como el incumplimiento del municipio en la entrega de leche a los consumidores y a la industria.

Pero el Segundo Secretario del Partido no dejó escapar la ocasión para insistir en la necesidad de incrementar el trabajo con la juventud, de manera que esta se convierta en la cantera principal de crecimiento a las filas del Partido Comunista. Y es comprensible semejante interés: aunque es muy difícil acceder a las cifras oficiales, se comenta que menos de la mitad de los jóvenes que concluyen su militancia en las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) se ofrecen para ingresar en el Partido.

Según el artículo 5 de la actual constitución cubana, "El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado". Basándose en semejante acápite, Machadito y el resto de los personeros de la nomenclatura podrían razonar de la siguiente manera: si el PCC representa a la nación cubana, una democratización en el seno del Partido significaría la democratización de la sociedad.

Mas he ahí donde fallan los presupuestos históricos de los gobernantes cubanos y hacen que la pifia contenida en el referido artículo, por sí sola, ponga en tela de juicio la credibilidad de toda la Constitución. Porque es generalmente aceptado que la nación cubana se forjó en las contiendas por nuestra independencia de la metrópoli española; contiendas que no se libraron a la sombra de las ideas de Karl Marx y Friedrich Engels, sino al amparo de un espíritu liberal, y con apego a las reglas del Estado de derecho. Se garantizaba, entre otras cosas, la plena separación de los poderes de la República en Armas. Tan así fue en 1873, que el poder legislativo fue capaz de destituir al Presidente de la República ante amagos caudillistas por parte de este.

Entonces, señor Machado Ventura, la democracia que necesitamos los cubanos es la refrendada en las constituciones de Guáimaro, Jimaguayú, y las republicanas de 1901 y 1940. No podemos contentarnos con las reformas internas de un partido que, aun autoproclamándose martiano, en el fondo niega los postulados del Partido Revolucionario Cubano (PRC) fundado por Martí.

El artículo cinco de las Bases del PRC plantea lo siguiente: "El Partido Revolucionario Cubano no tiene por objeto llevar a Cuba una agrupación victoriosa que considere la isla como su presa y dominio, sino preparar, con cuantos medios eficaces le permita la libertad del extranjero, la guerra que se ha de hacer para el decoro y bien de todos los cubanos, y entregar a todo el país la patria libre".  Concluyente. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

La única Dmocracia para Cuba es que salgan del poder todos los esbirros como Machado Ventura con sus Jefes los Castro, así de simple. Ah! Me faltaba que antes tienen que pasar por la justicia, la sangre no se quedara en vano.

Imagen de Anónimo

Que gente mas descara.hasta el machado miedo tiene de los microfonos que los castros le pusieron en la casa pa comprobar su lealtad.que tipo mas rata

Imagen de Anónimo

¡Que capricho inutil de hablar de Machado Ventura!