Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Crisis Migratoria

La Armada Mexicana rescata a diez cubanos cerca de las costas de Isla Mujeres

La Armada mexicana rescató el miércoles a diez cubanos cuando estaban en peligro de chocar contra rocas próximas a las costas de Isla Mujeres.

Según varios medios de prensa, la Secretaría de Marina dijo que recibió una llamada con el aviso de que el barco en que viajaban los cubanos se encontraba a 100 metros de la costa, próxima a las rompientes rocosas.

En la embarcación, de nombre Yary, antigua y de unos 20 pies de eslora, las autoridades encontraron a nueve hombres y una mujer.

Los cubanos pasaron por una revisión médica, recibieron alimentos y comida, y luego fueron entregados al Instituto Nacional de Migración (INM) en Cancún, indicaron los reportes.

El grupo se une a otros 17 cubanos rescatados en la misma zona el 14 de septiembre

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Atencion Jorge Ramos!!!!!! Tienes que confrontar a tu paisano Pen'a Nieto.

Imagen de azayas48

Eso de "rescatados" es un eufemismo. La palabra más indicada sería "atrapados" o quizás deberían decir "estropeados sus planes de escapar de la dictadura cubana". Porque seguramente los devolverán a Cuba o les pedirán dinero por dejarlos escapar de la prisión de inmigración.Estos periodistas pendejos me recuerdan el cuento de Pepito: Un día, la maestra le pidió a sus alumnos que hicieran una buena obra. Al día siguiente les fue preguntando a cada uno qué habían hecho. Uno dijo que había ayudado a su mamá a fregar la loza. Otro explicó que había hecho los mandados. Otro que había ayudado a su papá a hacer el jardín. Y así, hasta que le tocó a Pepito. Él dijo que había ayudado a una viejecita a cruzar la calle. ¡Ah, que bien, Pepito! supongo que la viejecita te habrá dado las gracias, no? -dijo la maestra-. ¡Qué va, maestra, lo que hizo fue darme un galletazo! -dijo Pepito. Pero cómo, no te lo agradeció? Cómo fue posible eso?. A lo que Pepito contestó: "¡Es que la cabrona vieja aquella no quería cruzar la calle, si Ud. viera el trabajo que me costó arrastrala hasta la acera de enfrente!!!"